Ferrer Bobet Vinyes Velles 2011

Vino Ferrer Bobet Vinyes Velles 2011

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,9
Calidad-precio:
7,4

Bodega: Ferrer Bobet
D.O./Zona: D.O.Q. Priorat
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 15,00%
Varietales: 70% Cariñena y 30% Garnacaha
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 15 meses de crianza en roble frances de grano fino y tostado medio.

Varietales: 70% Cariñena y 30% Garnacaha

9 Opiniones de Ferrer Bobet Vinyes Velles

 Un vino hecho para durar pero que acabamos siempre precipitando su consumo. A veces surge la posibilidad de encontrar una ocasión que permite tomarlo con tiempo de perspectiva y si además ñpuedes compararlo con una añada más reciente (2014) se disfruta más.

Me pareció un vino ya con un tiempo de evolución más correcto, haciéndose un vino muy elegante, sin perder intensidad ni color y con una nariz con intensidad de aromas quizás algo menor pero sin perder calidad. En boca ha ganado en estructura, más goloso haciendose voluptuoso pero equilibrado.

Para disfrutar lentamente

Sigue con cuerpo, con potencia, con una chispa y una vida tremenda!!!! Potencia, sí, pero elegancia, esa licorella, esa fruta roja, ese trago y esa nariz quete hacen sonreír... Esa es la magia de un vino y este lo consigue.

Y es que su nariz es fruta roja madura y mineralidad a raudales, con unos balsámicos marcados, que además vienen acompañados de fruta negra, monte bajo, ligero café, madera muy fina y noble, cacao, flores, ahumados, bosque mediterráneo, notas golosas y unos ligerísimo lácteos en forma de caramelo Solano de nata y fresa, con un toque de nuez moscada.

La boca sigue tremenda, ganando un punto de golosidad, de madurez, con una acidez que sigue excelente, unos taninos rústicos pero vestidos de seda, un cuerpo y una entrada que te llenan la boca de esa fruta, de balsámicos, de mineralidad tremenda, amargores... Hay tomillo, nuez moscada, pimienta jamaicana, esas suaves notas lácteas, flores, tostados y maderas suaves, ahumados y un final largo y perfumado.

Tiene una estructura y acidez tremendos que te dicen que aún tiene mucho que escribirse de él por este foro.

Tremendo!

Entra en boca de forma suave, muy discreto, de forma timida, para ir ganando en intensidad conforme avanza, con una rica acidez que envuelve notas de fruta roja algo licorosa (guindas en licor) acompañadas de chocolate, cacao y bombon de licor. Con más aireacion se suman notas florales (geranios y violetas). Aparece al final una intensa mineralidad muy rica que prolonga el vino en un final muy intenso y largo, con ligero amargor, sensación terrosa, algo de yema tostada y mon chéri. Los 15 grados lo hacen un pelin calido y le restan frescura.

Hace más de dos años que no lo había probado, y cómo mejora con los años; cada vez es más emocionante y todavía tiene mucha vida por delante. Un vino, que a pesar de ser del Priorat es muy frutal, pero suave, fino y muy disfrutable. En este momento está espléndido. Cómo siempre es una de la bodegas del Priorat que más se acercan a lo que yo pido a los vinos.

Porque tiene una chicha tremenda, un cuerpo, acidez, complejidad, gracia, espíritu del Priorat en cada sorbo, alegría en cada gota, pasión en cada botella.

Mineralidad, fruta, especias, especias, jugoso, alma, pasión y sobre todo, disfrute. Un vinazo con todas las letras. Y le queda cuerda con la acidez que tiene, ganando finura, pero aún con una fruta deliciosa, potente, gustosa... Es un vino que cada día que pasa, me maravilla más.

Gracias por hacer maravillas como estas que te transportan a esas terrazas del Priorat, con esas maravillosas vistas y esos olores a campo.

Vaya pedazo de vino... Eso es lo que más se te queda en la memoria.

Rojo picota oscuro, brillante, con lágrima densa.

En nariz ya te muestra de qué es capaz: fruta, más fruta y mucha fruta... Todo sobre un fondo licoroso, especias, mineralidad, especias como pimienta jamaicana, aromas a bosque mediterráneo (como me pasaba con el 12 Volts).

En boca ya te remata... Es una bomba frutal, con notas minerales, especias... todo excelentemente conjuntado y con un tanino que falta por pulir pero que no molesta en absoluto.

Delicioso!

Esta bodega hace unos priorat que emocionan. Éste es un vino con mucha vida por delante, pero es de los pocos del priorat del que se puede disfrutar, con oxigenación, ya desde su salida al mercado. Color rojo cereza muy oscuro y brillante con ribete violaceo. En nariz aromas intensos, notas de frutas especias y balsámicos, flores y notas minerales. En boca se le notan los taninos, es muy joven, aunque se puede disfrutar, muy frutal y mineral. Un gran vino, pero no ha llegado todavía al nivel de otros años anteriores.

No podría estar más en desacuerdo (y supongo que esa es la grandeza del vino).
Vaya por delante que el vino me gustó.
De inicio lo encontré cerrado, poco expresivo para un vino de 15°C. Le faltan meses, es cierto, pero más de barrica que de botella.Cuando compras un priorato a este precio (cosa que sucede con demasiada frecuencia) te esperas mucha más tipicidad: un vino con una capa realmente densa, masticable, cálido, goloso, redondo, de taninos muy pulidos (eso sí que lo tiene), con un postgusto amplio, persistente, especiado...
Nada de eso es remarcable en esta botella. He probado prjoratos mucho más representativos que este y a un precio mucho más asequible. eso po no hablar de los montsant, que últimamente han despertado y van en una dirección mucho más "de terruño" que vinos como este...
Eso sí, el vino me gustó. no es broma. pero no vale lo que cuesta.

Catado en formato Magnum. Es casi un infanticidio pero muy disfrutable.

Color rojo cereza muy intenso y brillante con ribete violaceo que nos dice de su juventud.

En nariz es intenso, en principio aparecen notas de frutas en licor acompañadas por notas especiadas y balsamicas, aromas florales, toque lacteo marcado, marcado caracter mineral, aromas de bosque mediterraneo con recuerdos ahumados.

En boca todavia se encuentra en pañales, pero no por eso deja des ser disfrutable, sin embargo un tiempo en botella seguro que afinara los taninos y mas en botella magnum, tiene volumen y aunque los taninos son dulces estan bastante marcados, la fruta es de calidad y el tiempo en botella hara que la crianza se equilibre. Un vinazo con el que me gustaria encontrarme de aqui a unos meses, años.

En mi opinion los vinos de esta bodega son de los pocos que se pueden disfrutar al poco de salir al mercado de toda la zona del Priorat.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar