Bastión de la Luna 2011
Vino Bastión de la Luna 2011
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
12,50%
Varietales:
Caíño, Espadeiro y Loureiro
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.83
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,9
Opiniones de Bastión de la Luna
OPINIONES
5

Vuelvo a probar este vino y la verdad es que podría hacer un corta y pega de la anterior cata, porque apenas encuentro signos de evolución.
Mismo color.
Mismos aromas
Y mismas sensaciones en boca.
Sin duda mucho recorrido por delante tiene este pequeño-gran vino.

Vestido de cereza guinda, capa media baja y menisco de tonos rosáceos y malvas. La nariz es excelente, delicada y tremendamente floral (lila, rosa, violeta), junto a dosis de fruta roja que con el tiempo se impone en forma de frutas del bosque, canela, clavo, regaliz, notas de orujos, heno seco, y un fondo mineral. En boca es puro nervio, destaca por su elevada acidez, frecura y un final largo, salino y amargo, en el que el punto mineral y herbáceo vuelven.

Me ha parecido un gran vino, pero auqnue no nací en él como Serrat, mi mundo tira más al Mediterráneo.

Picota de capa media-alta, con ribete entre amoratado y violáceo.

Ofrece una nariz de mediana intensidad, muy floral y afrutada (fruta roja), complementada con toques de sotobosque, tierra húmeda y ahumados.

En boca parece ligero, aunque tiene volumen, mostrándose muy fresco, con una acidez muy viva, casi cítrica, rebosante de frutillos del bosque, con los taninos ya muy pulidos y apareciendo leves toques salinos al final del paso de boca. Postgusto de mediana duración en forma de sensaciones ácidas y salinas.

Bastante más sencillo y accesible que sus hermanos mayores, los goliardo, resulta muy agradable y de trago fácil. El paso por barrica apenas es perceptible. Recomiendo tomarlo algo fresco (14-16º), pues en cuanto coge temperatura el alcohol empieza a notarse.

Botella tomada en restaurante.
De color rojo picota de capa media-alta, ribete violáceo y lagrima densa que tiñe ligeramente la copa.
En nariz se muestra muy expresivo desde el primer momento, frutillos silvestres, chucherías, aromas florales y vegetales, también aparecen notas ahumadas y balsámicas.
En boca es pura frescura, gran carga frutal, un tanino aún bastante vivo y un postgusto realmente peculiar, mineral, salino, vegetal...
La verdad es que me ha gustado mucho.

Botella abierta simplemente 10 minutos antes de tomarla y sin decantar.

A la vista el vino presenta color rojo picota con ribete violáceo, capa media y lágrima fina que no tiñe la copa.

Al acercar la nariz se aprecia una ligerísima reducción que desaparece con una mínima aireación. El aroma de los vinos tintos de Forjas es inconfundible, intensidad media, frutos silvestres, notas florales y balsámicos. La crianza no aparece por ninguna parte.

La entrada en boca es fresca, sutil pero hay nervio, el tanino está muy pulido para ser un 2.011. Hay una muy buena acidez que augura longevidad y cierta salinidad. Postgusto medio.

Es un vino muy especial, no gustará a todos pero no deja indiferente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar