Bastion de Luna 2009

Vino Bastion de Luna 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,7
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Forja de Salnés
D.O./Zona: D.O. Rías Baixas
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 12,50%
Varietales: Loureiro,Caiño,Espadeiro, mencia
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Tradicional en acero inoxidable con crianza en barricas nunca nuevas.

Varietales: Loureiro,Caiño,Espadeiro, mencia

7 Opiniones de Bastion de Luna

Rojo cereza de capa media, destellos granatosos, limpio y brillante.
Nariz de intensidad media-baja, con ricas notas a frutos rojos, floral, sutiles toques a tostados, sotobosque, fino.
En boca muestra lo que yo pienso que es su verdadero carácter, es como un blanco, muy fresco, mucha acidez, es suave, ligero, con cuerpo medio pero rico y de recuerdo medio-bajo.

Lo he encontrado diferente a lo que estoy acostumbrado a beber. Aún así no me ha disgustado del todo, le veo con caracter, sutil, que muestra de donde procede. Tengo que dar una oportunidad a estos vinos atlánticos de variedades autóctonas.

Precio sobre los 15 €.

Las Rias baixas no solo viven de blancos de Albariño y para muestra este vino, original, con personalidad, diferente y que, por ello, seguro que no será del agrado de muchos.

De capa media, cereza picota atejado, nariz con un primer golpe muy especiado (pimienta y especias exóticas)para aparecer después fruta abundante, notas de hollejo maduro, salazones, pino, sotobosque y alguna nota cárnica, sobre un fondo floral y marcadamente mineral.

En boca tiene una remarcable acidez, tacto sedoso (su carácter atlántico se muestra tanto en nariz, como en boca), frutal y un final largo y salino.

Lo dicho un vino original y elegante que me ha recordado a esos olores de un bosque de pino y eucalipto junto al mar.

Botella comprada en Madrid.
Abierta y decantada con una hora de antelacion.
De color rojo picota de capa media-baja, ribete entre granate y amarronado y lagrima densa que tiñe la copa.
En nariz se mostró bastante cerrado en un principio, pero tras la posterior decantación comenzó a dar señales de vida, aromas de frutillos silvestres, notas florales y vegetales, cierto toque animal, ligeros tostados y lacteos, tambien aparecen notas de matorral y balsamicos bastante sutiles.
En boca tiene una entrada fresca, sin demasiado cuerpo, taninos que se dejan notar y una acidez muy marcada que junto a una gran mineralidad y cierto deje salino, le confieren un postgusto con cierta longitud.
Un vino especial, no apto para todo el público.

Vino color rojo picota, con ribete teja, capa media, limpio, brillante y lágrima fina.
En nariz con buena intensidad en un principio un caramelo, fino y suave, para dar paso a una fruta madura y sobre todo a flores marchitas, yo diría que rosas, grosellas y notas de cedro, eucaliptus y pino, muy fino y elegante.
El paso por boca, suave, fresco, vivo, equilibrado, buena acidez, madera perfectamente integrada en la fruta y unos taninos suaves y aterciopelados, con un final levemente vegetal que lo hace muy elegante.
Retronasal, floral, vegetal.
Posgusto, medio y bueno.

1/2 botella guardada para el día siguiente y estaba igual o mejor, cosa que no lo consiguen muchos vinos, me sorprende el precio y lo catalogaría de floral- vegetal-especiado y frutal, por este orden. Elegante y para disfrutar.

Para el/la que no se haya acercado nunca a estas variedades (Loureiro, Caiño y Espadeiro, hasta donde yo se no lleva nada de mencía) es un vino que sorprende. Supongo que no siempre positivamente. Simplemente me refiero a que a alguien que sólo beba Riojas, por ejemplo, seguramente estos tintos de las Rias Baixas no le resulten los vinos más sencillos de beber. A quien le guste probar diferentes cosas seguramente lo disfrute. Y mucho.

Estoy con Jose en que salvando las obvias diferencias es un vino que quizá mire a Borgoña. Sutil pero a la vez potente. Amable pero con cierta agresividad.

En nariz va de más a menos. No es extremadamente intenso pero va desgranando notas muy interesantes. Frutas rojas. Balsámicos. Le das tiempo. Aparecen especias. Sotobosque.

En boca destaca, como en todos los vinos de Rodri, la frescura. Por encima de todo.
Un vino muy equilibrado que segun va quedando menos en la botella entra mejor y para cuando te das cuenta se ha acabado. Creo que es la mejor señal de que un vino merece la pena.
Con un final ligeramente salino que engancha y te pide más. Un soplo de aire fresco.

Muy rico.

Tras catar últimamente Goliardo Caíño, a Telleira y Leirana barrica, le toca el turno al Bastión de la Luna.
Es un vino tremendamente rico, buena acidez, cuerpo medio,taninos integrados, se bebe muy bien, de estilo borgoñón,
en nariz es bastante interesante, con notas de sotobosque, de esos aromas no inmediatos y que invitan a oler el vino, aromas especiados.
Muy, muy rico.
No tiene la acidez del goliardo Caíño, ni el despliegue aromático del a Telleira, pero tiene un equilibrio tremendo y una RCP imbatible.
Muy recomendable.

Coupage de caiño,loureiro, Espadeiro, mencia que elabora Rodrigo Méndez a la sombra de los Goliardos pero con el mismo mimo, haciendo un vino muy agradable y facil de beber. Quizás es más bebible ahora que sus hermanos mayores. Una auténtica joya.
Con mucha finura y frescura, aromas salinos y de eucalito.
boca muy agradable en su entrada fresca y persistente sin potentes taninos sino muy domadito para trasegar la botella entera.

Una auténtica joya por 11,00 pavitos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar