Ariyanas Terruño Pizarroso 2005
Vino Ariyanas Terruño Pizarroso 2005
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Graduación (vol):
13,00%
Varietales:
Moscatel de Alejandría 100%
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.3
/
97
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
10,0
Opiniones de Ariyanas Terruño Pizarroso
OPINIONES
3

Visual, de color oro viejo, de oro rosado. Precioso porte, luminoso, brillante, lleno de elegancia y empaque, con una lágrima untuosa, no excesivamente densa.

La nariz es enorme, muy expresiva, intensa, profunda, compleja, perfumada y elegante desde el primer acercamiento a la copa. Hace que el tiempo se detenga para contemplar la riqueza de aromas que despliega la copa, donde aparecen notas profundas de miel, de orejones y pasas de fruta de hueso, plátano, sobre un fondo más refrescante y cítrico de naranja y pomelo. Las notas de crianza acaban expresándose en forma de suculentas vainillas y chocolates. Un fondo balsámico, nítido, franco, asombroso, de pizarra, acaba de atraer la contemplación hacia las lomas agrestes de un terruño de pizarra que mira al mar.

La entrada en boca es franca, directa, genuina, sabrosa, y se muestra con nitidez y una sublime elegancia en una gama de sutiles sabores complejos y sugerentes, donde destacan las notas de manzanas asadas con apuntes cítricos, la miel, el limón y las notas de especias exóticas a las que ahora mismo ha convergido magistralmente el vino. Muestra un paso untuoso, a la vez que vivo y fluido, con una acidez en contrapunto óptimo con el dulzor y la untuosidad. Elegante, equilibrado, complejo.

Un vino para la contemplación y el disfrute, elegante y complejo, mineral, que a buen seguro el paso del tiempo seguirá dotando de mayor complejidad y expresión.

Amarillo dorado limpio y brilante.
Nariz intensa, varietal y mineral. Destacan unos toques florales iniciales, violetas, rosas, notas de fruta blanca en almíbar, recuerdos cítricos de limón y pomelo, algo de miel, orejones y ligerísimos herbáceos. Pero destacan ante todo unas sensaciones minerales de los suelos de pizarra de la zona que casi te trasportan a ese bello viñedo de la Axarquía.
En boca es un vino serio, muy amplio y denso, pero compensado por una magnífica acidez que le da frescura y un delicado final donde deja sensaciones de gran equilibrio entre dulzor y amargor. Es largo y persistente y devuelve esas sensaciones minerales por retronasal. El paso por madera le ha otorgado una estructura y una densidad excelentes y esta no se ha hecho apenas protagonista. Gran trabajo.
Este vino es para mí una de las sorpresas del año por su impresionante calidad. Más que un moscatel de La Axarquía es la propia Axarquía embotellada, ahí ves esos viñedos en vertical y esos suelos de pizarra. Sin duda el mejor moscatel de la zona y uno de los grandes de España, de los pocos con nivel incluso internacional. Mis felicitaciones a Clara por este fantástico proyecto.

Fase Visual sensual dorado intenso brillante con reflejos amarillos, límpido y denso.

Fase Olfativa: festival de aromas con unos inicios complejos donde predomina la sensación frutal –fruta madura- con leves toques vegetales –monte bajo, heno-, matizados por aromas frescos –pomelo-. La aireación le aporta madurez, donde las notas de miel invaden los sentidos muy bien adornadas con notas minerales –pizarra- sobre un sensacional y sugestivo fondo de leves tostados y finas vainillas que no ocultan los elegantes aromas de fruta, donde las notas de marismas también quieren dejar su buen recuerdo. Franco y complejo a la vez.

Fase Gustativa: sensacional equilibrio de sabores, mostrándose como la seda, donde cada curva se muestras los aromas olfativos –fruta y crianza- con una acidez viva y equilibrada por unas notas dulces que embaucan la boca hasta culminar con un final sostenido por un postgusto repleto de sensaciones complejas, donde los recuerdos de fruta y tostados perduran y perduran.

A destacar… una maravilla para los sentidos, un aplauso a la naturaleza y la elaboración por brindar tal derroche aromática y una inusitada armonía en boca, lo convierten en obra maestra, una ligadura uva-crianza a la perfección, un capricho de dioses.

Consejos: aireación previa, consumo a 10ºC. Guarda: Aprox. 4 a 6 años.
Maridaje propuesto: fruta (melocotón, albericoque, mango, piña...fruta (sub)tropical

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar