Ariyanas naturalmente dulce 2007
Vino Ariyanas naturalmente dulce 2007
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Graduación (vol):
13,00%
Varietales:
Moscatel de Alejandria
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.86
/
94
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,6
ELABORACIÓN
Las uvas de la Moscatel de Alejandria, cuando llegan a su madurez, se vendimian a mano y se asolean unos 5 días en los paseros, característicos de la Axarquía malagueña. Así se concentran sus azucares y acidez. Luego se someten a una selección a mano y un aprieto suave en prensa neumática. La fermentación, a temperatura controlada, se para en frío: se deslía el mosto y se baja la temperatura a -2ºC. Se realizan tantos deslíos como necesarios para obtener un vino naturalmente dulce: sólo tiene sus azucares y alcohol naturales. El vino reposa en depósitos de acero inoxidable hasta su embotellado, y después unos años en botella en los almacenes de la bodega para llegar al momento supremo de lanzarlo al mercado.
MARIDAJE
Se bebe como aperitivo, o con postres de frutas como cítricos, melocotón, piña, y albericoque
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
Opiniones de Ariyanas naturalmente dulce
OPINIONES
18

Color amarillo dorado. En nariz es un vino sugerente con aromas de fruta madura, escarchada, notas de azúcar tostado, de fruta madura y miel. En boca sorprende la excelente acidez que lo hace un vino dulce nada empalagoso. Tiene un tacto graso muy rico que deja una sensación final muy buena.

Ámbar con destellos anaranjados. Nariz intensa, perfumada, con muchas flor blanca de carácter dulce y denso, recuerdos a albaricoques, miel ligera y toques de naranja confitada. En boca tiene buen ataque, dulzor equilibrado, ligeros amargos, buena acidez y notable longitud.

Botella de tapón de cristal.

A la vista se nos presenta, con un definido amarillo dorado, brillante y aspecto límpido.

En nariz nos muestra un sugerente aspecto floral, fragante, almíbares, ralladura de cáscara de mandarina, notas amieladas, pasas, albaricoque muy maduro.

A pesar de ser lo que es, muestra inicialmente en boca una punta de acidez muy agradable y será sobre la que giren el resto de matices: canela, fruta de hueso almibarada, sabores cítricos en confitura, sensación olageinosa de paso, notas frescas y buena longitud. No es empalagoso por las virtudes descritas anteriormente.

Botella de 50 cl., presentación impecable y excelente diseño. Tapón de cristal, garantía de buena conservación y limpieza.
Presenta color dorado precioso, limpio y brillante.
En nariz, intensa, apreciamos cítricos (cáscara de mandarina), así como pasas blancas y especias. Amielados, almibarados.
En boca es una delicia. Acidez exquisita, equilibrio magnífico -difícil de conseguir en los vinos dulces-, suave y con presencia a la vez. A los sutiles cítricos y a los almibarados se le suman notas minerales. Paso placentero, ligeramente goloso y persistentemente agradable. Posgusto largo, algo cítrico, estupendo.
La copa, una vez vacía, sigue denotando la presencia de este precioso néctar.
Interesante, en todos sus productos, el trabajo de esta joven bodega de holandeses instalados en la Axarquía. Enhorabuena.

Amarillo dorado de intensidad media, limpio y brillante.
Intensidad aromática media, varietal, aromas típicos de la moscatel, fruta madura, cabello de ángel, membrillo, nota amielada, cítrico y floral. Interesante nariz.
En boca es suave, para nada empalagoso, fresco, con buena acidez, trago fácil y recuerdo medio-bajo, creo que le falta un pelín de contundencia, un poco corto.

Mejor nariz que boca. Rico por ese carácter fresco y no empalagoso pero un poco corto en boca, lo que hace que tomado con postres contundentes de dulzor quede en un segundo plano. Aún así, recomendable.

Precio 16 € botella de 50 cl.

Bonito amarillo dorado tirando a viejo, con destellos verdosos. Limpio y brillante.

Intenso y complejo en nariz, "naturalmente dulce". Yema tostada, caramelo quemadillo, membrillo, melocotón en almíbar, flores blancas, ramalazos de alcohol, algún cítrico,mandarina quizás, miel...

En boca es delicado. Oleaginoso, acariciante. Tiene una entrada finísima, con una punta de acidez marcando men inicio que acompaña a ese dulor durante todo el recorrido. Orejones, orejones y orejones, junto con mile y pasas.

Se despide con lentitud dejando la boca embriagada y pidiendo más.

P.D.: El tapón de cristal es divino y cierra a la perfección ayudándose del refuerzo de plástico.

A la vista se muestra con un color amarillo dorado.

A la nariz se presenta con una buena intensidad, con fruta blanca algo miel y detalles cítricos.

En la boca tiene un muy buena equilibrio entre el dulzor y la acidez, con buen paso y sensación de frescor a pesar del dulzor.
Botella de 500 cc, con etiqueta anaranjada y contraetiqueta con buena información. Cierre de silicona.

Me ha gustado sobre todo por su equilibrio en boca e invita a seguir bebiendo.

Un placer para los sentidos, sedoso y que entra...
Botella de 50cl, tapón de cristal, etiqueta muy sencilla, contra etiqueta con información escueta.
Color amarillo,dorado preciso, lágrima interminable.
Nariz de pasas y mosto, almíbar y flores.
Boca sedosa, cálida y plena, suave y sugerente.
Pos gusto correcto.

Oro viejo brillante. Nariz intensa, muy terpénica, con toques de flor blanca muy dulces, miel de flores, fruta con hueso (albaricoques en almíbar) y algo de naranja confitada. En boca tiene buen ataque, dulce, con suaves amargos, untuoso, bien de acidez, es largo y muy atractivo.

Amarillo fuerte con tonos rojizos.
Aroma potente y cálido naranja y flor de Azahar, miel, melocotón en almíbar.
Boca de cuerpo potente, acidez muy pronunciada, muy muy graso, gran expresividad a naranjas y mandarinas con miel y un toque de canela. No es excesivamente dulce al contrario no agobia en momento alguno. Muy largo

Excelente vino, digno de repetir.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar