Ariyanas Tinto 2015
Vino Ariyanas Tinto 2015
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
12,50%
Varietales:
Petit Verdot 100%
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.2
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
10,0
Opiniones de Ariyanas Tinto
OPINIONES
1

Los vinos de Bodegas Bentomiz tienen, desde siempre, una personalidad única y distintiva. La elegancia, el equilibrio y la frescura son lugar común y conocido, añada tras añada, en sus inigualables dulces de Moscatel de Alejandría, en su incomparable rosado de Romé y, cómo no, también en sus tintos. Hasta el momento, añadas anteriores del tinto de Ariyanas nos han ofrecido diversos coupages: ensamblajes que jugaban con variedades que, como la propia Romé, la Petit Verdot, la Tempranillo, la Cabernet Sauvignon, la Cabernet Franc o la Merlot, han seguido siempre la filosofía de la eterna búsqueda de la elegancia y la finura. Esta añada es muy especial. Excepcional en todos los sentidos. Por primera vez nos encontramos ante un Petit Verdot 100%, sin ninguna otra variedad presente en la botella. De una elaboración y unas hechuras impecables, este recién nacido PV de Ariyanas va a marcar, desde mi punto de vista, una cota superior en la trayectoria de producción de tintos de esta bodega, que se prolonga ya por espacio de 10 años, desde su primer Ariyanas Tinto de Ensamblaje 2006, que marcó un antes y un después en la elaboración de vinos tintos en la Axarquía malagueña. Una cota superior en términos de originalidad, personalidad propia y exclusiva, frescura y elegancia a raudales, equilibrio con mayúsculas y un potencial de envejecimiento como pocos vinos tintos de la zona son capaces de ofrecer.

Estamos ante un vino de color rojo cereza, de capa media, con una presencia visual en la copa que no es sino la proyección de una juventud, aún insultante, de un vino que no está mas que empezando a dar sus primeros pasos en el regalo de placer de su disfrute. Con esos destellos violáceos y esa luz azul que surgen en la copa cuando se agita frente a un sol de atardecer malagueño que se niega a desprenderse de los colores y reflejos vívidos de un verano aún reciente.

En nariz se despliegan las fragancias de las flores azules y rojas, violetas y geranios, que nos transportan a un campo lleno de vida, del encanto que transmiten esas pendientes escarpadas de pizarra descompuesta, donde solo unos pocos hombres y mujeres son capaces de conectar con una tierra milenaria, dura y amable a la vez, que les susurra, cada año, los misterios de la vid y el vino. La fruta fresca en sazón, las grosellas rojas y la manzana jugosa juguetean con los aromas frescos de las hojitas de menta, de infusión de té matcha, sobre un fondo serio y profundo de hojas de tabaco y canto rodado. Pero, sobre todo, todos estos aromas se muestran en plena armonía: todo es concordancia y equilibrio en una paleta de aromas frescos y sugerentes.

Es en la boca donde el vino despliega todo su potencial de virtudes presentes y promesas futuras. Como tiene que ser un gran vino. Con una entrada de frescura vegetal limpia y pura, de fruta roja ácida, de hojillas finas de té verde y tabaco, la rusticidad elegante de la PV muestra toda su peculiaridad y su seriedad bien entendida. Con una trama tánica que nos evoca al terciopelo fino, la mineralidad salina se transmite desde las papilas gustativas al alma por vía directa y nos hace, por momentos, vislumbrar con nostalgia los paisajes añorados de esa tierra antigua y sabia.

El vino está ya para disfrutarlo y beberlo sin prisas y con pausa, siempre en una compañía de personas y buenas viandas. Su frescura invita al bocado. Sin embargo, no hay que dejar de atesorar algunas botellas de este PV porque el futuro inmediato que le espera, en el plazo y uno o dos años, se prevé que nos dé elevadas dosis de placer y de disfrute. En definitiva, estamos ante un gran añada, de carácter excepcional, del tinto de Ariyanas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar