Ariyanas Seco Monovarietal 2007

Vino Ariyanas Seco Monovarietal 2007

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
9,0

Bodega: Bodegas Bentomiz
D.O./Zona: D.O. Málaga
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: 100% Moscatel Alejandría
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: 100% Moscatel Alejandría

7 Opiniones de Ariyanas Seco Monovarietal

Anisados, hierbas, volumen y peso. Fresco y vital

Tal vez no tiene ya la frescura original pero sigue siendo un vino soberbio. Empieza su declive, sí, pero aún está guerrero.

.-Fase visual: amarillo dorado con reflejos transparentes, limpio, brillante, pesado en la copa y con lágrima densa y abundante.
.-Fase olfativa: atrayente al máximo. Notas de frutas tropicales, mango, piña, uva moscatel madura, lichis, flores blancas de su terruño natal. A copa movida aparecen notas minerales de pizarra, cítricos, notas herbáceas.
.-Fase gustativa: equilibrio perfecto entre acidez y dulcedumbre. Graso. Preciosas notas amargosas. Ocupa la boca plenamente, suave, aterciopelado. Larga persistencia y retronasal que vuelve a evocar todos esos aromas tropicales, herbales, uva moscatel a raudales. Mantiene buena parte de su frescura.

Acompañó, con la cabeza bien alta, a unos gambones a la plancha y unas brochetas de pescado, también a la plancha, sin más acompañamiento que sal gorda y un poco de aceite de oliva virgen.

A estas alturas y catado por n-ésima vez, solo puedo decir que está muy rico, empieza a tomar signos de cansancio, a su vez adquiere un punto más en su camino hacia la complejidad, las notas que el tiempo otorgan a los blancos, ligera nota de oxidación y fruta escarchada. El tiempo continúa alzando a esta bodega y sus creadores.

Un blanco alejado de dulzones excesivos y empalagos que a veces ofrece este varietal, mostrando un equilibrio en boca, que nos aparte del acostumbrado desequilibrio de los exponentes de moscatel seco. Lleno de matices que muestran un abanico aromático amplio, fruta, vegetales y notas suaves de minerales que nos proponen gracias a su rica acidez y textura grasa un placer en boca.

Armonía con unos tomates raff y habitas baby frescas y de temporada, rociadas con Aceite O-Med.

Un moscatel elegante, dulce, fresco con raices de la Axarquía, mostrando fruta sobre vainas de minerales, boca placentera, larga, enorme equilibrio entre las notas dulces y una acidez fresca, que realzan su densa textura, cubriendo el paladar con ricos matices de fruta dulce.

La visual del vino es impecable, con una precioso amarillo pajizo con reflejos verdosos, muy limpio y brillante.

Destaca una fascinante nariz, muy aromática y sugerente, donde abundan las notas de fruta en perfecto estado de madurez, con lichies, aromas de uva moscatel, e incluso algo de frutas tropicales en la evolución en copa, con refrescantes notas de cítricos y hierbas frescas y aromáticas de monte. Todo el conjunto presenta un equilibrio muy conseguido, entre notas de madurez y frescor. Por último, las sugestivas notas minerales, pizarrosas, siempre presentes en estos vinos, acaban de dotar al conjunto de una complejidad muy interesante.

En boca, el ataque es de muy buena intensidad, amplio, seco, con una textura grasa que dota al vino de un paso delicioso y muy agradable. Envolvente. Lo mejor, nuevamente, el magnífico equilibrio que se consiguen entre todas las percepciones de madurez y frescor. Elegantísimo. Muy buena longitud.

La elegancia de su equilibrio es la mejor virtud de este monovarietal seco de moscatel de Alejandría, donde las notas minerales de pizarra lo hacen fascinante y único

Color, nítido cristalino amarillo a dorado, acreditando en nariz aromas y perfumes, flores blancas de biznagas y pomelo maduro, a mandarinas frescas hay que embriagarse de tanto perfume a tierra recién mojada, a tanto monte y terruño, su paso por boca es pura elegancia, puro sabor a miel fina, vuelve la fruta, algo amargoso, no mucho, y al mismo tiempo, persistente agradable, buena estructura, rico, moro, árabe, brujo como los montes y sus casas blancas como si viera de niño Bentomiz el castillo de moro huido, bajo las estrellas blancas, los montes de la Axarquia, este vino cala como la acidez del recuerdo sus fundamentos, un agridulce retrogusto te indica que acabo la cata, un magnifico producto una magnifica obra, grande y hermoso.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar