Badiola Las Parcelas Tinto  2018

Vino Badiola Las Parcelas Tinto 2018

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,5
Calidad-precio:
7,8

Bodega: Península Vinicultores
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 100% tempranillo.
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Selección de la mejor uva en el viñedo. La uva procede de parcelas pequeñas de viña vieja sobre suelos de piedra caliza. Una cuarta parte del vino obtenido se envejece durante seis meses en barricas nuevas de roble francés de alta calidad, para aportarle mayor complejidad y textura, pero sin que haya aporte excesivo de roble que enmascare la fruta.

Varietales: 100% tempranillo.

51 Opiniones de Badiola Las Parcelas Tinto 2018

De color púrpura con ribete azulado y buena capa, limpio y brillante.

La nariz es de buena intensidad tras aireación, fruta negra fresca, especialmente arándanos y moras, notas vegetales, especias dulces y recuerdos minerales.

En boca tiene buena entrada, buena acidez, taninos finos presentes, paso de medio cuerpo marcado por la fruta, amplio y de buena persistencia.

 

Visual:Limpio,lágrima densa,color rojo cereza,ribete violáceo,capa media-alta

Olfativa:Frutas negras,alguna especia,ligero chocolate,aroma algo dulce

Gustativa:Muy buena acidez,carnoso,sedoso,potente en boca

Color intenso, picota. Ribete violáceo. Capa alta, y lagrima densa.

Muy aromatico e intenso, fruta roja/negra y especias , notas mentoladas. Aparecen los lácteos en forma de yogur de frutas del bosque. Un punto mineral. 

Entrada amable y elegante, muy frutal. Con una acidez fresca y un final largo y mineral.

Un Rioja con personalidad.

Tiene un color cereza picota de intensidad media-alta con ribete violáceo. Joven, joven, pero denso, con cuerpo, a primera vista tiene pinta de mucha fruta. Forma una buena lágrima que tiñe la copa. Limpio y brillante. 

En nariz, desde el principio muestra una gran riqueza arom-Atica. Mucha fruta roja, con toques tostados y a vainilla dos. Tiene un toque goloso con un fondo a flores, a violetas. También salen balsámicos.

En boca resulta fresco, buena acidez. Sigue la fruta roja inundando la boca. Sigue manteniéndose goloso y permanecen los sabores avainillados y tostados con algo de regaliz. Fondo mineral y un toque salino que hace salivar e incita a seguir bebiendo. Postgusto medio.

Vino hecho con honestidad y que resulta muy elegante...

Buena presentación con etiqueta sobria y clásica que invita a degustarlo. Buen corcho.

Rojo picota capa media-alta y que glicerina la copa. Buenas sensaciones.

Aromas muy suaves casi imperceptibles quizá algo falto de barrica.

Buena potencia en boca. Goloso y complejo pese a su juventud. No desmerece cuando avanza en tiempo de su degustación.

En conjunto tengo una buena valoración. Equilibrado y recomendable.

Presentación clásica y elegante, con botella borgoñona, etiqueta con caligrafía floreada. Buen corcho.

Granate picota con ribete azulado-violáceo. Capa media-alta, limpio, brillante. Lágrima abundante que tinta la copa. Muy bonito.

En nariz predominio de fruta principalmente negra (en arándanos, mora...), especias (pimienta), alguna nota láctea y madera muy escondida.

En boca buena entrada, con acidez fresca, taninos presentes pero elegantes, fruta, más fruta, madera más notoria que en boca, regaliz de palo. Buen recorrido. Sabroso, fresco, alegre, vivo. Muy rico y aconsejable, un vino que se disfruta.

 

Presentación en botella, desde mi punto de vista, clásica, pero elegante. En principio recuerda a los riojas clásicos, pero luego sorprende gratamente. En general, presentación bien cuidada, desde etiqueta, contra-etiqueta, el corcho...

En copa color rojo-picota, capa media-alta, buena lágrima. 

En nariz predomina la fruta roja madura, algún toque de pimienta negra, chocolate, mineralidad.

En boca suave, bien equilibrado, sabor largo. 

Muy buen vino, alegre, mineral, de los que bebes con facilidad.

VISUAL: destacar un color precioso rojo picota, que deja la copa tintada, brillante e intenso. Es un color vivo que invita a beber. Capa media alta, ribete rojo violáceo. Lágrima fluida. 

NARIZ: A copa parada, mucha fruta roja y vainilla. Pero a medida que agitamos,  aparece un equilibrio muy agradable entre fruta roja y madura, notas de regaliz y  balsámico, algo de cuero. Va desapareciendo la vainilla. Una nariz fabulosa.

BOCA: muy suave, de enorme equilibrio, con una acidez muy integrada, de las que hacen al vino muy maridable y gustoso. De nuevo aparece la fruta, no en exceso golosa, lo justo para que no deje de sobresalir la frescura. Arándanos, moras de zarza, fondo de regaliz y especias. Algo mineral. Con unos taninos muy presentes, algo secantes pero no en exceso. Creo que ganará con la botella mucho, se hará aún más equilibrado. De longitud y amplitud comedidas pero con un equilibrio muy agradable.

Color picota con reflejos violetas con capa alta..

Nariz bastante expresiva, una bomba de fruta, tanto roja como negra, esta última más madura, por detrás de la fruta encontramos aromas especiados, monte bajo y un ligero toque láctico, hay que controlar la temperatura porque sino el alcohol se apodera de la nariz.

En boca lo mismo que en nariz, muchísima fruta, con estructura, vegetal, con buena acidez, tanino vegetal, hubiera dicho que lleva raspón pero la bodega dice que no, de buen beber, además le va de maravilla bajarle unos graditos.

Un vino con muchas virtudes (gran trabajo de la madera, buena materia prima) que gustará a todo el mundo.

Formato no habitual en Rioja de media crianza y con un concepto más moderno, menos madera, tiempo crianza y más fruta. Lo que no pierde es ser de Rioja. Mucha fruta acompañada de especiados y algo floral, sabrosón en boca con buen paso, equilibrio tanino-alcohol-acidez y buen final que lo hace muy apetecible. Estupendo para comer con él.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar