Viña Pedrosa Reserva 2011
Vino Viña Pedrosa Reserva 2011
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Tempranillo y cabernet-s
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 20 a 29,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.92
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,6
ELABORACIÓN
24 meses de barrica francesa
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Viña Pedrosa Reserva
OPINIONES
6

Botella bordelesa de buen vidrio y peso, con el nombre de la bodega grabado en el vidrio.

Etiquetado clásico pero con buena información e indicación del 35 aniversario de la bodega.

Cápsula anaranjada que sale perfecta a presión, buen corcho, de gran calidad, largo, grueso y apenas bañado en vino rojo picota-granate por el interior. Huele muy bien.

Sacado de vinoteca a 13ºC y servido en copas amplias Lehmann Jamesse Grand Rouge.

Abierto 2 horas antes de su consumo.

Visual

Picota-cereza-granate de capa alta, ribete granate-transparente con leves atejados, limpio (salvo algo de poso en las paredes de la botella), brillante y de buena lágrima, fina, de lenta caída. (9,5)

Nariz

De gran intensidad con fruta negra madura, higos, moras y cerezas muy maduras prácticamente en sazón, flores azules maduras, especias dulces, ahumados, balsámico-mentolados que le otorgan frescura, tabaco, tostados finos de muy buenas maderas, regaliz, vainilla, coco, toffee, chocolate negro, cacao, laurel, mina de lápiz, grafito, un punto amielado y de crema pastelera. (9,3)

Boca

Ataque frutalmente maduro, potente, contundente pero suave y sedoso, seco, de buena acidez y frescura, mentolado, de gran volumen, amplio, sabroso, un puntito goloso muy leve, cremoso, untuoso y de notable cuerpo y estructura.

El paso por boca es fantástico y gastronómico: de taninos suaves y sedosos, elegantes, redondos, finos y dulces.

El final es de notable longitud, con fruta negra madura, especiado, tostado, achocolatado, herbáceo, balsámico y mineral en un postgusto y retronasal excelente.

Gran boca la de este vino en gran momento de equilibrio entre juventud y madurez. (9,45)

Su PVP rondaba, en su día, los 30-33€ aunque, en mi caso, de oferta y aún en crisis económica, pude pillar una caja de 6 por 100€ (salió la botella a 16,66€). Un chollo para este vino y tipología pues me salió el Reserva a precio de Crianza.

 

  • Viña Pedrosa Reserva 2011, DO Ribera del Duero

    Viña Pedrosa Reserva 2011, DO Ribera del Duero

Aúna lo mejor de los dos mundos: por una parte es fluido, posee una acidez acentuada, no marca demasiado el alcohol ni la barrica nueva y los aromas y sabores son nítidos, francos y muy característicos en los vinos de la zona. De otro lado, es un vino poderoso, persistente y todavía en fase de desarrollo. Elaborado de una forma muy técnica, no presenta posos, tiene un precioso color, una paleta intensa y compleja y se va acercando a la redondez. No en vano hablamos de una de las mejores bodegas de esta Denominación. Uno de los mejores “Reserva” (junto con Viña Sastre, Pesquera, Hacienda Monasterio y algún otro) de corte clásico y a buen precio. Imprescindible para conocer los tintos de la región.

Porque cómo has madurado, cómo has sentado la cabeza y has dejado de lado todos los reparos que tenías para entregarte totalmente.

Bueno, ahora sin cursiladas, este vino ha evolucionado y muy muy bien, entregando mucha más fruta, más carne, más de todo y con los terciarios perfectamente ensamblados. Lo notas ya en nariz, donde la fruta madura (que no sobremadurada) es la protagonista, tirando más a negra, con unos balsámicos marcados, suaves notas de tabaco, tostados presentes, pero que no te avasallan. Crece y crece con toques de laurel, trufa, mineralidad, monte bajo, yogur de moras muuy de fondo, especias picantes y un sutil toque avainillado y de flores marchitas. Bufff, cómo ha cambiado, con notas de canela y todo, pero con la fruta llevando la batuta.

En boca es carnoso, potente, frutal, pero elegante, la elegancia que confiere la madurez. La fruta es negra y roja madura, con las especias picantes y los tostados bien arrimaditos, sin destacar, sino resaltando esa fruta. Las notas minerales y balsámicos son más marcadas, con monte bajo, flores, trufa, vainilla, notas terrosas y un tanino totalmente domado, terrosete pero con un toque goloso. Final seco, con una buena acidez, un buen esqueleto y cuerpo que le permitirá mejorar, aunque ahora mismo está muy muy rico. Postgusto largo, mineral, de tabaco y con suaves tostados, pero con la fruta negra marcada. Bastante fresco en boca.

Ha crecido muy muy bien y creo que seguirá creciendo en un par de años, pero ahora mismo está tremendo para tomar. Sin notas de verdor de la Cabernet.

Color cereza muy oscuro con borde granate.

Aromas de buena intensidad a frutos rojos y negros con mucha y buena madurez, finos tostados, especiados, flores y toques herbáceos y balsámicos.

En boca es sabroso y al mismo tiempo potente, el paso con buen redondeo y cierta elegancia, los taninos finos pero vivos, el retronasal muy bien con muchos aromas de la nariz y el final largo y con bastante persistencia.

Un vino casi sobresaliente, que pierde esta calificación por su excesivo precio.

Porque tiene un perfil ribereño tremendo, clásico, con su fruta, sus terciarios, tostados, laurel... Un vino sabroso, bien hecho, cumplidor, pero del que no me voy a enamorar, por ahora :D

Y eso que te dice, oye, tengo un buen color, intenso, potente. Y si olfateas mi perfume verás que soy un clásico, con mi fruta negra, tostados, pimienta, laurel, especias, café, regaliz, balsámicos, sotobosque...

Pues oye, no hueles nada mal. A ver qué tal besas... y en boca es potente, carnoso, con esa fruta y los taninos suaves, notas balsámicas, de laurel, pimienta, especias, cuero, vainilla suave, un contrapunto picante y sin atisbo de esos lácteos tan presentes por la zona. Y una buena acidez que le da ligereza.

Y te dices a ti mismo: eres un vino que cumple, que me "sirves y muy bien" para una noche, pero no te declararé amor eterno... Seamos amigos :D

Muy Ribera en nariz y boca , pero equilibrado,balanceado sin excesos. Profunda y genuinamente frutal, rozando la excelencia en este sentido. Su paso es goloso, contundente , pero con un final elegante y sutil, sin sobremaduración , pero entregado a la fruta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar