Casa de La Ermita Crianza 2009

Vino Casa de La Ermita Crianza 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,6
Calidad-precio:
9,3

Bodega: Bodegas y Viñedos Casa de la Ermita
D.O./Zona: D.O. Jumilla
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,50%
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Las uvas se despalillaron y maceraron posteriormente en frío. El mosto fermentó a temperatura controlada y se crió en barricas de roble francés y americano durante 9 meses.

Consumo: Temperatura de servicio De 14 a 15 ºC. No es necesario decantar.

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2013 - 2016.

4 Opiniones de Casa de La Ermita Crianza

Después de un añito cae de nuevo entre mis manos y lo destaco por lo decaído que se muestra, algo que no advertía en la cata anterior. Abrimos dos botellas.

Aroma algo perdido, le falta definición, hay una fruta negra madura sin mucho peso, la fruta roja surge y marca algo más de franqueza.Hay un fondo tostado algo dominante, más cercano a las sensaciones del chip que a las de barrica. Cierto aspecto de golosidad.

En la boca se muestra jugoso, con algo más de todo, hay una buena fruta roja, una acidez justa, un tanino entre seco y maduro, se torna agradable en el conjunto, aunque su mejor momento paso algo rápido.

Y eso que "sólo" es el crianza... Tendré que probar el petit Verdot a ver qué tal.

En nariz una ráfaga de fruta roja madura, algunos toques de fruta negra, balsámicos... Una fragancia muy fresca.

en boca es fresco, "ligero" (lo entrecomillo porque no quiero que se entienda como vino sencillo, sino vino que convierte fácil cada paso por boca). Fruta negra, con toques tostados, una puntada de café con leche. Un sabor muy muy integrado y conjuntado que da un conjunto maravilloso y fresco.

Excelente RCP

La copa se llena de fruta roja madura, hojas de pino, un fino alcohol balsámico, es mentolado, gana con el tiempo, quien no¿?, aparecen notas de pan de higo, notas licorosas, sin pesadez, son gratas, porque el conjunto es fresco y bien definido.

En la boca es fresco, algo goloso, sale la madera, fina, correcta, un rico toque avainillado. El vino esta equilibrado, en un buen momento, grato, el dulzor se mide con recuerdos de notas de clorofila, que no resaltan verdor, sino frescura. Surge la ciruela negra, la concentración, que se convierte por arte de magia, en grato y de un paso ligero fresco, sin cansar, surgen de nuevo las notas de hierba fresca, las especias y el café.

No hace falta que las cuentes, hay cuatro frescos.

En la vista se presenta con un color picota, con los ribetes y algún destello de color unos amarronados y otros que aun recuerdan el color violáceo, una capa de intensidad de media a media alta y con una buena lágrima, siendo esta densa y ancha.

En la nariz se presenta con una buena intensidad, de tipo casi alta, de entrada es compleja y hay que darle un buen rato, de hecho hasta no pasar más de media hora en la copa no se ha definido de forma clara, con la fruta de tipo negra madura, detalles de especiados, alguna sensación ligera a vegetal (monte bajo) y con notas de madera no muy pronunciadas.

En la boca se muestra con una buena entrada, con una buena acidez, llenando la boca, los taninos están marcados pero sin molestar e incluso con un pequeño punto de dulzor, fase final larga con una leve sensación de amargor que le da más frescura.

Se trata de un vino que me ha gustado dentro de su nivel, con una muy buena relación calidad precio.

Cata realizada con el club de catas del Círculo de Recreo de Torrelavega en la jornada de vinos mediterráneos de nuestro país.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar