Blog de Verema.com

Cata vertical de As Sortes: Rafael Palacios... soñando con el gran vino blanco

Rafael Palacios, vástago de una saga de bodegueros lejos de elegir la comodidad de seguir en la bodega familiar eligió hacer un gran blanco –hoy en día uno de los grandes blancos españoles- con una variedad que durante mucho tiempo fue menospreciada –la godello- y en una zona como Valdeorras, donde una milenaria tradición vitivinícola se ha premiado con la ignorancia, cuando no con el menosprecio, de sus elaboraciones por parte del mercado.

Previamente, en la bodega familiar, Rafael Palacios fue el responsable del vino blanco de la bodega, Plàcet fue su primer proyecto enológico de envergadura pero este joven riojano quería más y decidió crear su propia bodega. El proyecto nace en el año 2004 en la sub-zona del “Valle del Bibei” (Municipio de O Bolo) y comienza con la compra de viejos viñedos de la autóctona Godello a ancianos viticultores de la zona.

De hecho su orografía extrema y la baja fertilidad de los suelos habían llevado al casi total abandono de la viticultura en la comarca. La viña cultivada mayoritariamente en bancales se reparte en minúsculas parcelas como consecuencia del ancestral sistema de reparto de las herencias, consistente en la elaboración de lotes que posteriormente se sortean entre los herederos… de ahí el nombre gallego de ”As Sortes”, “las suertes” en castellano.

Como nos comentó Rafael Palacios a partir de su llegada a Valedoras se reconvierte de enólogo en viticultor, con esa consciencia, cada vez más extendida entre los buenos elaboradores, de que el gran vino se hace en la viña. Además Rafael tiene claro que en un vino la madera no debe de ser la protagonista.

Rafael es un ‘terroirista’ (¡que mal suena!¿no?) y nos dio una lección sobre la importancia de leer el terruño y sus impactos sobre la vid. Vimos como sus viñedos, situados en la parte más occidental de la región, en la margen derecha del río Bibei y con una altitud que oscila entre los 600 y los 720 m. destacan por sus suelos arenosos cuyo origen está en la degradación natural de rocas de granito. Son suelos poco fértiles, ácidos y erosionables.

En estos momentos disponen de 26 parcelas con una superficie total de 19,5 hectáreas de la autóctona Godello y 1,2 Ha. de la también gallega Treixadura y la edad de las viñas va desde 7 años hasta los 91 años de la “Sorte 1.920”. La mayoría de las parcelas con orientación Norte. De la godello nos comentó que es una variedad poco terpénica y que permite un buen trabajo en bodega cuando llega en las condiciones óptimas de maduración.

Por su parte el Louro do Bolo es un vino que comparte carácter geoclimático con As Sortes, suelos de origen granítico y altitud mínima de 600 m.  En este caso las parcelas están situadas en el municipio de O Bolo, en el Valle del Bibei y los lugares de Chandoiro, Lentellais y Santa Cruz do Bolo. En este caso se trata de viñedos más jóvenes plantados por Rafael en 2.004 y así como viñedos propios más viejos (de 14 a 22 años) auqne en su elaboración también se utilizan uvas procedentes de viñedos arrendados y uvas de viticultores asociados a la bodega, situados igualmente en este municipio.

Pero vamos allá con la cata. El primero de los vinos catados fue el As Sortes 2oo4. Según el relato de Rafael y de la enóloga de la bodega Cecilia Fernández esta fue la primera añada de As Sortes y procede de cuatro parcelas: Sorte O Soro, Sorte Coalleira, Os Caneiros, y Chao do Couso, adquiridas justo cuatro meses antes de la vendimia con lo cual prácticamente no se pudo intervenir en el viñedo. En esta añada no hubo Louro do Bolo.

Fue un año climatológico frío en general, (similar a 2002 y 2008), de maduración lenta con un octubre muy frío que fijó muy bien la acidez tartárica., de hecho muestra un perfil de año frío y es que aunque la godello no es una variedad muy ácida fndamentalemnte contiene tartárico y apenas hay málico. Además el vino no hace la maloláctica.
La ausencia de lluvias en vendimia nos permitió esperar lo necesario para conseguir una buena maduración fenólica y realizar una vendimia perfecta para elaborar el primer As Sortes. Se elaboró en foudres de 3.000 lts. de roble francés y se crió con sus lías hasta su embotellado en Junio 2005. Producción; 11.500 bot.

As Sortes 2005
Fue una añada climatológico perfecta, con frío en invierno, calor moderado en verano y lluvias en primavera y agosto antes del envero, que favorecieron un buen desarrollo de la maduración.

Las temperaturas suaves de septiembre y octubre y la ausencia de lluvias en vendimia, hicieron el resto para convertirse en una de las mejores añadas en Galicia y resto del país.

El vino se elaboró en foudres de 3.000 lts y tinos de 4.000 lts. de roble francés y y allí paso su crianza hasta su embotellado en mayo 2006 sobre lías y con batonnages periódico.

Para esta añada se incorporan otras cuatro sortes más compradas durante ese año: Sorte Falcoeira, Sorte dos Santos, Sorte Chandoiro y Sorte Castiñeiro. Producción; 22.000 bot.

As Sortes 2006
Fue un año extremo con una ola de calor durante la segunda semana de septiembre lo que les obligó a comenzar la vendimia antes de lo previsto para evitar una maduración alcohólica excesiva y la perdida de acidez por las altas temperaturas.

La rápida respuesta y el trabajo de selección en vendimia eliminando uvas tostadas por el sol, fue la clave del éxito de esta añada de As Sortes, salvando una situación complicada para vinos blancos de calidad. En opinión de Rafael la evolución de esta añada tan cálida no estará a la altura de otras, pese al éxito que tuvo en su salida al mercado. En esta añada se utilizan por primera vez barricas de 500 Its. y se reduce el porcentaje de vino fermentado en foudres y tinos, igualmente en roble francés y de nuevo sobre lías.  Embotellado en junio 2007. Producción; 18.500 bot. y 100 magnums.

As Sortes 2007
Añada equilibrada aunque difícil, de temperaturas suaves, pero con septiembre y octubre muy fríos que obligaron a alargar la vendimia. Es una añada muy similar a la 2004 pero antes del final de la maduración, las cepas habían perdido mucha vegetación, lo que condicionó el buen desarrollo de la misma.

En su salida al mercado y tras una 2006 muy madura la añada 2007 resultó difícil de entender por su austeridad y marcada acidez. Además se redujo el trabajo de “batonnage”, el tostado y juventud de la madera resultando un vino ‘desnudo y natural’.

Comienza aquí un nuevo camino en el estilo de As Sortes, dónde el carácter geoclimático y la variedad, serán el principal perfil del vino en contra del dulzor del roble y el excesivo protagonismo de las lías. Rafael nos confiesa que desde un principio confió que seria una gran añada tras algo de botella. En ese año se adquieren 2 sortes más: Sorte Alexos y Sorte Antiga 1920 pero su producción no entró a formar parte del ensamble de los vinos hasta el año 2009. Se embotelló en mayo 2008. Producción; 21.300 bot. y 90 magnums.

As Sortes 2008
La primavera fue lluviosa y muy fría condicionando el nacimiento de la uva y produciéndose un aislamiento en la fructificación. La producción se redujo a un 40% de la de una añada normal.

Además el retraso en el ciclo vegetativo, alargó la vendimia hasta bien entrado noviembre, (en Sorte dos Santos, se vendimió la uva congelada). Es una añada muy elegante y fresca, pero algo delgada en volumen.

Es la primera añada en que As Sortes se elabora exclusivamente en barricas de 500 lts., de las cuales 1/3 aprox. son nuevas, 1/3 de 1 vino y 1/3 de 2 vinos (7 meses de antigüedad por vino).  Embotellado en mayo 2009 Producción; 10.600 bot.

As Sortes 2009
Año climatológico perfecto, en línea con 2005. Después de cinco años de trabajo, recuperación y comprensión de los viñedos y su situación, se produce un vino con mayor expresión del origen, la fruta y la mineralidad del suelo.

A diferencia de 2005 -la otra gran añada hasta ahora-, es un vino más hermético por su concentración y acidez, (la mejor acidez junto con 2008), y con el tiempo en botella ganará en complejidad. Es para Rafael el mejor As Sortes producido hasta la fecha.

En su elaboración se mantiene el nuevo criterio de no estresar el vino en la crianza. Embotellado en Junio 2010. Producción; 16.800 bot. y 24 magnums.

Finalmente catamos en primicia (todavía no se ha embotellado) el Louro do Bolo 2010 que saldrá al mercado en Abril de 2010. Es un vino fruto de una cosecha muy buena.

Su ensamblaje consiste en un 94% de Godello y un 6% de Treixadura, siendo la edad de las cepas de 15 a 27 años la Godello y de 6 años  la Treixadura. Con cepas podadas en cordón royat y gobelet y con una producción por Ha. de 38 Hl/ha. La fermentación tuvo lugar en foudres (Bocoyes) de 3.000 lts. de roble francés de los bosques de Normandía y en barricas 500 lts. siendo su crianza: 5 meses en foudres.

No puedo acabar esta crónica sin felicitar a Rafael, que supo seguir con firmeza y claridad de ideas su proyecto en aquellos primeros años en los que no todo el mundo comprendió el alcance de su idea. Tampoco quiero olvidar otros proyectos clave en el desarrollo de la zona de Valdeorras como el de Telmo Rodríguez y su Gaba do Xil, el de Valdesil con su excelente Pezas da Portela y su magnífico Pedrouzos, Godeval y su Viña Godeval y el pionero proyecto de Bodegas La Tapada con su Guitián.

 

  1. #1

    Dani C.

    Buena crónica Paco, todo lo que oí sobre la cata a la gente fue muy interesante.

    Yo tuve la suerte de compartir con Rafael Palacios una memorable cata en Valencia que fue, además, todo un curso de enología, de amor por el vino y de humildad. Magnífica persona y magníficos vinos.

  2. #2

    AntonioJesus.AkatA

    Una vez más Rafael hace grande a sus vinos y Paco nos lo relata con detalle y buena simetría. Personalmente me quedo con la extraordinaria 2007.

  3. #3

    Paco Higón

    Sorprendente la longevidad de estos vinos y su carácter atlántico y mineral..... Por momentos me sentí trasladado al Loira con sus vinos de extrema sobriedad y gran reflejo del terruño....

  4. #4

    G-M.

    en respuesta a Paco Higón
    Ver mensaje de Paco Higón

    Excelente crónica, Paco.
    Fue una cata extraordinaria.
    Una gozada escucharle, con que entrega y pasión intentaba y conseguía trasladarnos sus vivencias, sus emociones, sus "hechos diferenciales"...
    Y los vinos en sí, una bomba.
    Estaban imponentes hasta calientes!
    Un abrazo

    Aurelio

  5. #5

    Ales

    Magnifica Cata, plenamente de acuerdo con As sortes, basta ya de frutas tropicales lías y limosín. Quiero volver a beber albariño, me gustaría saber a qué sabe el verdejo.
    Tecnología si, claro que sí pero para poner en relieve lo que es la razón de ser del vino la uva en sus circunstancias.

Eventos Verema 2019


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar