Blog de Verema.com

Garnachas de Campo de Borja. Almas de terroir

La protagonista de la tarde en la Experiencia Verema Madrid fue la Denominación de Origen Campo de Borja , los encargados de ponerle cara fueron Eduardo Ibáñez (Director de la D.O.) y José Ignacio García López (Director Técnico) quien además asumió la presentación de la cata.

Durante la Experiencia Verema Madrid la D.O. Campo de Borja compartió con nosotros el lanzamiento de un nuevo vídeo en el que se explicaba abiertamente las particularidades de la garnacha y su comportamiento dentro del territorio de la D.O. Además quedó constatada la riqueza del paisaje de sus viñedos por las increíbles panorámicas que pudimos ver durante el estreno. ¡Todo un lujo poder haberlo visto de primera mano! ¡Gracias!

Eduardo Ibáñez y José Ignacio García
    Presentación del Vídeo de Campo de Borja

 

Campo de Borja, sinónimo de Garnacha

Campo de Borja revindica el origen de la garnacha, y afirma que la procedencia no es francesa sino española. Reitera su origen porque están orgullosos de ella, de su potencial y de sus cualidades más preciadas. La garnacha es para Campo de Borja su identidad y es, sin lugar a dudas, la uva que llevan por bandera.

La garnacha es originaria del Valle Medio del río Ebro (antiguo Reino de Aragón) y fue desde ahí donde comenzó a extenderse al resto de países; primero a aquellos situados cerca de la cuenca mediterránea y posteriormente se propagó al resto de zonas vitiícolas. De esta manera, acabó conviertiéndose en una de las variedades más cultivadas en todo el mundo.

Cuando se afirma que es una de las variedades más extendidas del mundo es porque tan sólo esta variedad supone un 3% de la plantación mundial del viñedo. A nivel nacional el porcentaje aumenta hasta un 7%. Aunque estos datos avalan de sobra la amplia presencia en nuestro país, es en Aragón donde mejor se puede llegar a conocer la garnacha ya que en esta zona supone más del 61% de la superficie cultivada en la actualidad.

Hoy en día en Campo de Borja la garnacha se cultiva mucho pero durante la década de los 90 su presencia era todavía mayor. ¡En esa época la superficie dedicada a la garnacha era del 90%! Pese a que los porcentajes vayan cambiando con el tiempo, lo que queda claro es que con esta variedad en Campo de Borja elaboran sus vinos más emblemáticos. Los monovarietales de garnacha han pasado a ser los vinos icono de las bodegas de la D.O. y a nivel internacional están teniendo una importante acogida. Este hecho hace que el cultivo de la garnacha se retroalimente y que cada vez estos vinos tengan una mayor presencia tanto a nivel nacional como internacional.

 

Garncha
    Vendimia de Garnachas

 

¿Cómo es la garnacha?

La característica principal de la variedad es que su ciclo es muy largo y tiene una excelente adaptación a los suelos pobres. Su alta concentración en glicerina da untuosidad, volumen, grasa, carnosidad y amabilidad a los vinos. Los vinos que se elaboran en esta D.O. son por norma golosos y quizá sea parte de su éxito.

Como explicaba José Ignacio, en Campo de Borja se suele terminar de vendimiar aproximadamente en el mes de noviembre, alcanzando así la fecha de vendimia más tardía en nuestro país.

Como fecha anecdótica tenemos la fecha del 28 de noviembre. Y eso que hacemos vinos, no pasas

Para conseguir vinos elegantes los enólogos que trabajan en la D.O. han de tener mucha paciencia a la hora de vendimiar y perseguir un excelente punto de madurez de las uvas. Conseguir garnachas contundentes y poderosas implica aguantar la uva madura en la cepa entre 20 y 30 días para que la maceración se produzca de manera natural en el interior del racimo antes de que la uva llegue al depósito.

Así es como consiguen que la uva tenga la pigmentación deseada y que el vino mantenga la esencia de la tierra donde se cultiva. Esta sería la clave de las garnachas bien elaboradas en Campo de Borja

 

Sala de catas Experiencia Verema Madrid 2018
Cata de la D.O. Campo de Borja en la Experiencia Verema Madrid

 

¿Cómo es la D.O. Campo Borja?

Está situada entre el Moncayo (cota más alta del sistema ibérico con 2.300 metros) y el río Ebro. La D.O. luce suaves colinas que oscilan entre los 300 y los 600 metros de altitud e implica un total de más de 6.000 Has. de las cuales, como se ha dicho antes, casi el 60% son garnachas.

 

El clima

La localización de Campo de Borja hace que tenga unas condiciones muy particulares, porque entre otras muchas cosas, confluyen dos climas muy diferentes entre sí que conviven y le dan una personalidad única. Uno es de componente atlántico y se hace presente con el cierzo: un viento intenso y frío que está presente durante los meses de invierno. Y el otro de componente mediterráneo que garantiza una inmensa cantidad de horas de sol (más de 2.800 horas) mejorando la madurez de las uvas.

Desde el punto de vista enológico el cierzo es un viento maravilloso pues seca la capa superficial del suelo cuando ha habido lluvias y además es un fantástico aliado limitando el vigor y el crecimiento de las cepas. Esto último le viene de maravilla a la garnacha porque necesita rendimientos contenidos.

Las mejores vendimias en Campo de Borja son aquellas en las que la vendimia ha coincidido con un cierzo intenso que ventila y enfría mucho la uva llegando a producir un enfriamiento prefermentativo y hace que la uva llegue fría a la bodegas.

 

Una tierra donde domina el minifundio

Las 6.200 Has. que forman la D.O. están repartidas entre más de 13.500 parcelas, es decir, que Campo de Borja está inundado de microparcelas de tamaño medio de 0,6 Has. Este tamaño de las parcelas hace que haya un enorme trabajo de selección por parte de los técnicos durante la vendimia y también que las uvas se produzcan con un cariño extra por parte del viticultor.

Nosotros no tenemos grandes fincas ni grandes parcelas

Nuestro viñedo es así porque el viñedo de Campo de Borja está agrupado en seis cooperativas que soportan más del 95% de la producción y de la venta. 

Las cooperativas en Campo de Borja son los pilares de la D.O.

 

Experiencia Verema Madrid 2018
Juan Ignacio en un momento de la cata de la D.O Campo de Borja

 

El terroir

En el año 2010 la D.O. Campo de Borja comenzó a realizar un estudio técnico sobre el desarrollo de las garnachas en su territorio. Querían saber el por qué de los cambios y comportamientos de la variedad según el suelo y el ambiente que la rodea. De manera que, gracias a un proyecto entre la Universidad de Madrid, el Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza desarrollaron un trabajo de los terroirs en base a los suelos donde está cultiva la garnacha. Analizaron en profundidad cómo era la D.O., analizando su perfil, el relieve, el clima y su gran variabilidad. Y es que dentro de la misma D.O., en apenas 25 kms, la diferencia climática es abrumadora. De hecho, las garnachas de Campo de Borja se vendimian con una diferencia de 60-70 días en función de la localización de las parcelas, debido a la gran variabilidad del clima.

El estudio consistió en un profundo análisis sobre el relieve y una zonificación según el comportamiento de los aromas según el terroir. Un estudio muy novedoso y tremendamente enriquecedor.

 

El estudio de los aromas y el terroir

Se seleccionaron 60 parcelas de garnacha y se elaboraron vinos y mistelas de dichos terrenos. Durante el estudio se analizaron sensorialmente los aromas con el fin de poder caracterizar la zona, y por otro lado, se examinaron las diferentes composiciones de los suelos. De forma que, el final se obtuvo una visión única entre la asociación de los aromas y las características de los suelos.

Se han diferenciado cinco grupos de suelos según sus carcterísticas geográficas y aromáticas:

  • Zona media de la D.O. Cota 400-600 m altitud. Suelos de cantos pedregosos muy angulosos y coloracion rojiza

  • Zona baja con suelos mucho más calizos y blanquecinos

  • Zonas que se corresponden con los valles, entre el Moncayo y el río Ebro. Suelos muy disgregados con colores blanquecinos y con una alta composición de yesos

  • Zona alta. Suelos arenosos con pedregosidad media

  • Terreno de origen triásico con unas pizarras rojas y una concentración muy alta en hierro

Lo que finalmente se consiguió con este estudio fue conocer de primera mano cómo se comporta una misma variedad aromáticamente en distintos terroirs. Y quién sabe, quizá a partir de ahora los técnicos elaboren con este nuevo criterio.

 

La Cata

El orden de los vinos durante la cata fue geográfico, es decir, comenzamos probando aquellos vinos que venían de las zonas más cercanas al valle del Ebro y continuamos con aquellos cuyas viñas se encontraban en las proximidades del Moncayo. De esta forma, fuimos avanzando entre diferentes suelos, geografías y aromas.

¡Vamos ya a comprobar el alma de terroir que tiene Campo de Borja!

Mantel Campo de Borja Experiencia Verema Madrid 2018

 

Los embajadores de la garnacha en la cata fueron:

Ruberte Selección 2016

Bodega

  • Nota de cata: Nariz con fruta roja, cereza y fresa. Amable y dinámico. El Ruberte Selección 2016 en boca tiene potencia tánica y elevado grado alcohólico. Fresco y potente. 

 

Prados Colección 2015

Bodega

  • Nota de cata: Nariz presenta perfil frutal alto, con una carga de barrica mayor que el anterior, expresivo. Prados Colección 2015 presenta fruta roja junto con toques de crianza en barrica. En boca tanicidad de zona caliza y baja. Piedras blancas, rusticidad del vino típica de esta zona próxima a la Ribera del Ebro. Carga tánica destacada.

 

Tres Picos 2016

Bodega

  • Nota de cata:  Garnacha en esencia pura es lo que nos muestra la nariz de este Tres Picos 2016 junto a aromas a fruta dulce, roja y madura. Madurez natural de la zona media de la D.O. Tanino suave y elegante. En boca es muy sabroso, ya no tiene el perfil tan tánico como los anteriores vinos. Final más dulce, glicerina, sin aristas, redondo, caramelo y fondo pastelero.

 

Fagus 2016

Bodega

  • Nota de cata: En nariz no expresa fruta roja sino pasa, orejones de melocotón, albaricoque, tostado de barrica. Fagus 2016 tiene un perfil diferente en cuanto a aromas. En boca la sensación final es dulzona, pura garnacha muy madura.

Cata Campo de Borja Experiencia Verema Madrid 2018

Cayus 2016

Bodega

  • Nota de cata: En nariz el vino Cayus 2016 muestra notas florales con carácter de violeta y rosas. En boca se presenta sabroso, frutal, goloso, representativo de la variedad y de la zona. Muy sabroso.
Palmeri Navalta 2012

Bodega

  • Nota de cata: En nariz el vino Palmeri Mavalta 2012 tiene un registro distinto, más tenue y con menos extracción. Menos intensa y una fruta distinta. Se sacrifica la potencia por la elegancia. En boca es goloso, redondo, amable, con poca tanicidad, garnacha sutil, goloso y fácil de beber.
Román 2012

Bodega

  • Nota de cata: Esta garnacha ya se nota más evolucionada y recuerda a tierra mojada a la vez que se encuentra envuelta por ricos aromas ahumados. Román 2012 tiene el alcohol muy bien integrado con la fruta, dulzón, la acidez es buena y lo mantiene vivo.
Alto Moncayo 2014

Bodega

  • Nota de cata: Aromáticamente demuestra una alta potencia frutal por un lado pero con una mezcla de balsámicos que dan elegancia y particularidad. Al probar Alto Moncayo 2014 vemos que ha permanecido en barrica nueva con tostados muy finos, amplio, con cuerpo, dulzón y elegante. Final largo y carnoso.

 

Quedamos prendados de Campo de Borja y de sus garnachas. Nos presentaron una Denominación de Origen con carácter y de calidad. Esperamos veros todos los años en la Experiencia Verema Madrid. ¡Hasta la próxima y gracias!

  1. #1

    Polidori

    Tuve la ocasión de probar Alto Moncayo 2014 en la I Experiencia Verema Sevilla y me pareció un vinazo tanto en nariz como en boca, estoy seguro que desde ésta D. O. nos van a dar muchas sorpresas. Saludos.

  2. #2

    Gemma Peyro

    en respuesta a Polidori
    Ver mensaje de Polidori

    Vinazo, sí señor. Me alegro de que también te gustara.
    Esta D.O. está dando mucho que hablar, ¡y lo que nos queda por probar!
    Un saludo.

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar