Blog de Verema.com

Conde de Los Andes: Gran cata inaugural de la III Experiencia Verema Madrid

José Antonio Sánchez Inchausti, Director Comercial de Verema.com, fue el encargado de presentar la cata con la que se daba comienzo a la III Experiencia Verema Madrid y lo hizo recordando la visita que un grupo de afortunados foreros realizamos a la bodega hace justamente un año: Bodega Conde de Los Andes: Un legado histórico, un futuro prometedor, resaltando su importancia como guardián de uno de los mayores legados históricos en el mundo y la historia del vino, y no sólo por el gran patrimonio que supone su impresionante botellero sino por el valor histórico-arquitectónico de la red de calados subterráneos que horadan la colina donde se ubica al bodega, en la que para hacernos una idea, lo más nuevo se construyó en el siglo XVII. Los túneles están literalmente forrados de botellas antiquísimas que cubiertas de polvo, reposan en silencio y oscuridad, se trata de un patrimonio de unas 450.000 botellas, todas perfectamente localizadas, llegando la añada más antigua hasta el año 1892.

Asimismo aprovechó para ponernos en antecedentes en cuanto al contexto de la empresa. El padre de Javier Murua, actual director general de la bodega, fue el fundador del germen de lo que es ahora Grupo Bodegas Muriel que integra Muriel, Viña Eguía (antiguamente Marqués de Arienzo), Real Compañía de Vinos (especializada en varietales de varias zonas de España con vistas a la exportación), la adquisición también de una bodega en Rías Baixas, Pazo de Villarei, y la última adquisición de Conde de Los Andes con la intención de renovar el concepto que comprendía esta marca.

2015 ha sido la primera añada de Conde de Los Andes bajo esta nueva dirección que tiene la idea es empezar con una producción de 30.000 botellas para llegar hasta las 120-130.000 botellas.

La guía de la sesión estuvo compartida entre Chema Ryan Murua, enólogo de Bodegas Muriel, que conduciría la cata con el apoyo de Albert Martínez, Director de Comunicación.

 

Crónica Cata Conde de los Andes Experiencia Verema Madrid 2016

 

 

Conde de Los Andes: Rioja tal como es, tal como era

El reto al que nos enfrentamos es apasionante.

Con estas palabras define Chema la aventura que tienen por delante.

Todo este legado histórico que realmente es la historia del vino de Rioja que tenemos ahí, lo queremos continuar, pero ¿cómo hay que continuarlo? Es lo que vamos a ver durante la cata, según vayamos probando los vinos.

Para nosotros es algo incierto pero muy prometedor porque la pregunta que humildemente nos hacemos es ¿vamos a ser capaces de mantener este legado? en el sentido de ¿qué vamos a dejar a las próximas generaciones?

En el contexto actual del mundo del vino la mayoría de los proyectos tienen su inicio poco tiempo atrás por lo que la referencia es muy corta. En el caso de Conde de los Andes, con esa referencia en el tiempo tan larga, no podemos evitar preguntarnos ¿vamos a seguir haciéndolo bien?

Lo que está claro es que enfrentan este reto con mucha ilusión, con muchas ganas y van a poner todo su empeño en ello.

La bodega dentro de la D.O.Ca. Rioja

Rioja es una denominación de origen que está presente en 3 comunidades autónomas: La Rioja, el País Vasco y Navarra, y también hay un pequeño trozo que está localizado en Burgos. Se divide en 3 subzonas, Rioja Alta, Rioja Alavesa y Rioja Baja y es muy ancha, distando de punta a punta 120 km, lo que hace que la diversidad de microclimas, de terrenos y por lo tanto de vinos sea enorme.

En la zona de la Rioja Alavesa y parte de la Rioja Alta, los suelos son predominantemente arcillo-calcáreos. En la zona baja encontramos más abundancia de suelos aluviales, arcillo-ferrosos y con mucha presencia de cantos rodados.

La bodega está situada en Ollauri, población situada en el corazón de la Rioja Alta, a 5 km de Haro, protegido por la Sierra de Cantabria de los vientos atlánticos y que ha permitido la formación del valle donde se ubica

Es la Sierra de Cantabria la que nos permite que en esta zona tengamos viña.

Oficialmente tiene un clima mediterráneo pero al encontrarse en el vértice cálido del valle del Ebro, por la zona sur entra una clara influencia continental y por la norte, una clara influencia atlántica, por lo que allí chocan los 3 climas si bien el mediterráneo es el que predomina. Esta climatología unida a la variedad de suelos es lo que hace tan especial a esta zona.

El Ebro es otro factor determinante en La Rioja

 

Crónica Conde de los Andes

Los viñedos de los que proviene la uva para Conde de Los Andes están casi todos en la Rioja Alta aunque alguno hay también en la Rioja Alavesa, en la zona de Labastida. Las parcelas son por lo general pequeñas pues aunque en los últimos años ha habido un movimiento de concentración de terreno, tradicionalmente las parcelas eran de pequeño tamaño (0,7-0,8 Ha) lo que permite mantener la tradición viticultora del pasado.

Chema nos muestra una imagen de una de las viñas con las que han elaborado el Conde de Los Andes 2015, ubicada en Briñas -una de las viñas más altas de la zona- que está plantada con las variedades viura y tempranillo. En Conde de Los Andes trabajan fundamentalmente con tempranillo aunque también tienen algo de viura y malvasía.

La proporción de uva que había en los vinos tintos históricos no es la misma que en los vinos actuales, entonces había mayor cantidad de garnacha y de mazuelo, aunque principalmente lo que predominaba era la tempranillo. La tendencia de hoy en día es centrarse en la tempranillo, sin que esto quiera decir que otra proporción no sea válida.

Ollauri es un pueblo muy pequeño de entre 200-250 habitantes y su principal característica es que su modo de vida está enfocado al 100% al vino, la gente de Ollauri vive exclusivamente de la vid y de elaborar vino. Los suelos son fundamentalmente arcillo-calcáreos, profundos y muy pobres.

Se encuentra en un pequeño valle en el que las casas están en la parte baja pero todas las bodegas se encuentran en la alta. Estas bodegas están compuestas de una red de calados subterráneos muy útiles cuando se construyeron pero que hoy en día y a nivel de trabajo del día a día en bodega están prácticamente en desuso.

Pero en el caso de Conde de Los Andes es diferente, pues han reconstruido la bodega y la elaboración, aunque no la realizan en los calados subterráneos sí se lleva a cabo en esta zona alta del pueblo del pueblo. La nave de elaboración de la nueva bodega cuenta con 5 depósitos de acero inoxidable y 7 tinas de madera y próximamente van a construir una pequeña nave de barricas para la crianza del vino.

Bodegas Ollauri -la bodega madre- tiene fechada su fundación como marca y como bodega legal en el año 1896, pero es realmente la familia Paternina hacia el año 1705 de la que se tiene la primera constancia documentada de la creación de los calados y el trabajo que en ellos se realizaba en torno al negocio del vino.

 

Crónica Conde de los Andes

 

Rioja tal como es: Los vinos actuales

La cata se dividiría en 2 partes muy bien diferenciadas:

  • Los vinos actuales: Un blanco y un tinto del 2013 y un semidulce blanco del 2003, una elaboración muy tradicional de Paternina.
  • Los vinos históricos: Un blanco de 1983, un tinto de 2001 y... otro de 1970.

Conde de los Andes Blanco 2013

100% viura procedente de parcelas en Haro, Briñas y Ollauri

Inició la fermentación en depósito y luego pasó a barrica de roble francés donde la terminó. Tras trasegarlo para eliminar la lía gruesa, vuelve a la misma barrica donde reposa con su lía fina durante 60-90 días. Posteriormente se rellena la barrica y pasa una crianza de 8 meses. Vuelve al depósito y pasa a ser embotellado.

Botella borgoña escogida como guiño al pasado histórico pues no es hasta los años 20 del siglo pasado que adoptan la botella bordelesa estándar.

El objeto de este vino es elaborar un blanco a largo plazo, no es el clásico vino fermentado en barrica, es un vino de reserva.

La cata

Amarillo pajizo con reflejos dorados, limpio y brillante.
Inicio con algo de sulfuroso que se difumina rápidamente. Notas de madera con albaricoque, amargos y cítricos. Hidrocarburos de tiza, flor de acacia, elegancia contenida. Con más temperatura se intensifica la mineralidad.
Amplitud, amargos de la viura, dulzura de la madera (melocotón). Estructurado, muy buena acidez, largura y permanencia. Gran potencial.

 

Crónica Conde de los Andes

Sobre la viura

Chema se declara un enamorado de la viura. No niega que en el mercado hay variedades mucho más aromáticas, sugestivas o atrayentes, pero en lo que destava la viura es en su capacidad para envejecer, lo bien que aguanta el paso del tiempo, que no sólo no la empeora sino que le aporta complejidad y sutileza.

Recientemente se han autorizado nuevas variedades, algunas de ellas internacionales y otras provenientes de otras zonas de España como puede ser la verdejo, también variedades autóctonas como es la tempranillo blanco, pero curiosamente, de esas 1700 Ha. autorizadas, la mayoría han sido plantadas con viura, es decir, el viticultor cuando se le ha dado la oportunidad, ha escogido la viura.

 

Conde de los Andes Tinto 2013

100% tempranillo principalmente de la zonas de Briñas y Ollauri

Maceración pre-fermentativa corta, fermentación de 12-15 días tras la cual se traslada a barricas de roble francés previo paso por depósito para eliminar la lía gorda. Tras realizar la fermentación maloláctica se trasegó y se volvió a pasar a la misma barrica donde reposó durante 18 meses. Tras este periodo vuelve a depósito, se le somete a una pequeña clarificación y se embotella

La cata

Color rojo picota granatoso con capa media-alta que tinta la copa. Buen brillo y lágrima glicérica.
Muy frutal y expresivo con notas golosas de fruta roja y los lácteos, tostados y especiados que da la madera (canela). Tiene un punto alcohólico que acompaña a aromas balsámicos intensos. Con temperatura y oxigeno va adquiriendo profundidad y complejidad.
En boca destaca un tanino terroso y algo secante que el tiempo en botella acabará de pulir. Buena materia prima en forma de fruta roja, muy bien de acidez, de nuevo notas golosas de caramelo duro y pinceladas herbáceas de monte bajo.
Muy joven todavía para la vida que tiene por delante.

A la pregunta sobre la posible evolución de este vino, Chema contesta que es imposible predecirla con seguridad pero que la variedad tempranillo es una variedad de fondo, de largo recorrido, pero que el objeto del vino es que salga al mercado ya aunque parte de la producción se quede en la bodega.

 

Crónica Conde de los Andes

Sobre la elaboración de tinto y la clarifiación ¿Fltrar o no el vino?

Antiguamente los vinos se clarificaban en la misma barrica con clara de huevo y de esa misma barrica se embotellaba directamente.

Durante el proceso de clarificación el vino se pule, se le eliminan impurezas y si se hace con sentido común no tiene que ser algo negativo. El riesgo de no filtrar un vino es que puede acortar la vida del vino. El vino de por sí nunca es estable pero esa estabilidad que obtiene al ser clarificado, no es eterna y la acabará perdiendo con el tiempo.

Yo no sé cómo harían el vino en el año 1892 -la añada más antigua que tienen registrada- pero yo os digo que ese vino fue filtrado o clarificado.

Y pasamos al tercero de los vinos, digamos, modernos.

Conde de los Andes Semidulce 2003

80-85% viura 20-15% malvasía

Pertenece a la etapa de la anterior propiedad de la bodega, es decir, el equipo actual no ha intervenido en la elaboración de este vino. Lo habitual en estos vinos es que fermenten parcialmente hasta llegar a los 10-15 gr. de azúcar y allí se corta la fermentación bien vía frío o adición de sulfuroso, posteriormente pasan un tiempo en barrica que les aporta estructura y complejidad. A pesar de la presencia de la malvasía, como es en un porcentaje pequeño, son vinos que aguantan bien durante mucho tiempo y un claro ejemplo fue este 2013, que tenía casi 13 años, llevaba unos 11 años en botella y estaba pletórico.

El año 2003 fue uno de los más cálidos de la década y la madurez que obtuvo la uva fue tan potente, que era perfecta para la elaboración de este tipo de vinos; la uva entraba en bodega con 12-13º, no era la añada adecuada para hacer un vino blanco fresco...

Con estos vinos no queremos compararnos con un Sauternes pero son vinos que han estado en Rioja desde tiempo inmemorial y ¿por qué no vamos a mantenerlo?

La cata

Color amarillo dorado muy intenso y brillante como corresponde a su edad.
Hidrocarburos de caucho muy claros e intensos, plátano maduro, cítrico de piel de narnaja, miel, jengibre, notas oxidadas y licorosas.
Entrada dulce sin excesos y con mucha frescura, 13 años que no se ven. Muy frutal y meloso, postgusto ligeramente amargo, amplio y largo al tacto. Muy gastronómico.

 

Crónica Conde de los Andes

 

Un poco de historia sobre los semidulces

Paternina mantuvo durante mucho tiempo la elaboración de vinos semidulces, era algo muy tradicional en La Rioja pero aunque últimamente parece que se ha recuperado algo, en las últimas décadas era un tipo de elaboración que había caído en desuso.

Para buscar un posible porqué a esta elaboración, Chema nos traslada en el tiempo a la década de los años treinta del siglo pasado, época en la que la climatología era muy diferente y había mucha más variabilidad en las cosechas. Aquellos blancos tenían una graduación de unos 11º de media cuando los actuales pasan perfectamente de los 12,5º e incluso sobrepasan los 13º. Se dejaba sobremadurar la uva para conseguir más grado y además, así se satisfacía la demanda del mercado que pedía un vino para el aperitivo o para el postre

En estos vinos entra en juego otra variedad que aunque no era originariamente de la zona tiene ya una larga tradición en Rioja, se trata de la malvasía. En comparación con la viura, la malvasía es más aromática pero tiene el problema de no ser tan longeva pero sí tenía la madurez que se buscaba en este tipo de vino.

 

Crónica Conde de los Andes

 

Rioja tal como era

 

Contexto histórico de Conde de Los Andes

Lo más antiguo que los propietarios actuales han podido encontrar a modo de documentación histórica data de 1705, este documento hace mención a la construcción de calados en Ollauri para la elaboración y comercialización de vinos. La bodega está toda excavada y para ilustrarlo nos muestra imágenes de la zona de elaboración actual y de los calados que se encuentran justo debajo.

El concepto que se tenía de la elaboración del vino en aquel entonces era diferente al de ahora. Al igual que lo hacen en la actualidad en Conde de los Andes, se elaboraba el vino arriba y luego se trasladaba a los calados. La bodega se dividía en diferentes calados donde se almacenaba el vino, estamos hablando de 800 m. de galerías excavadas debajo del monte de Churrumendi.

Uno de estos calados recibe el nombre de Calado de los Gallegos y está documentado que en aquella época mucha gente de Galicia se trasladaba a trabajar en el campo en La Rioja. Lo que más impresionó a Chema la primera vez que los visitó fue el techo pues en él se veían claramente las marcas de los picos.

Albert intervienen para ahondar en el tema de los trabajadores gallegos. La banda azul de las antiguas etiquetas de Paternina Banda Azul fue colocada allí en homenaje a estos trabajadores gallegos. Estos trabajadores eran contratados para hacer labores de campo porque en la zona no había suficientes brazos. Cuando la climatología no acompañaba para trabajar al aire libre, y como se consideraba que no era una buena idea que se mantuvieran ociosos y además provenían de una zona donde tradicionalmente se trabajaba en canteras, les ponían a excavar estos túneles. Esta circunstancia no sólo se daba en Ollauri, en otras poblaciones como Elciego también se ha documentado que se utilizó la mano de obra de canteros gallegos.

 

Crónica Conde de los Andes

A modo de anécdota Albert nos contó que churrut en vasco significa borracho y mendi, montaña así que Churrumendi significa en vasco: La Montaña de los Borrachos. Ahí es nada... Y los nombres vascos tanto del monte como del pueblo, vienen dados porque del siglo X al XII la comarca en la que se encuentra Ollauri fue repoblada por vascones.

Volviendo a los orígenes de la bodega y para ponernos en el contexto histórico de las primeras constancias escritas de su existencia, está documentado que en el siglo XVIII fue visitada por el periodista, político y escritor, Melchor Gaspar de Jovellanos. Estuvo con la familia Paternina e hizo mención a sus vinos. Asimismo, este gran intelectual, fue la persona que en España acuñó el término geología, y en la bodega les gusta pensar que la geología de la zona fue un factor inspirador.

Y haciendo un salto en la historia hasta el siglo XX recalamos en las visitas que Hemingway hizo a la bodega acompañado de su íntimo amigo Ordóñez en la década de los 50 aprovechando sus peregrinajes anuales a Pamplona.

Los vinos históricos

Pese a que traer un vino del año 2001 pudiera parecer que no encaja con esa calificación, Chema lo defiende argumentando que es un vino con el mismo potencial que la añada legendaria en Rioja, la de 1964, añada que ha tenido la suerte de probar en más de una ocasión.De las 450.000 botellas de añadas antiguas que tienen como patrimonio, un 75% es tinto y un 25% blanco. Obviamente la manera de elaborar ha cambiado desde el año 1970 que sería el vino más antiguo de la cata, al que tinto que ya habíamos probado, el 2013, pero el objetivo siempre es el mismo, expresar lo mejor de la uva en el vino. Lo que está claro es que las uvas de aquel entonces no tienen nada que ver con las que hay hoy en día en gran parte debido al cambio en la climatología

 

Crónica Conde de los Andes

 

El envejecimiento de los vinos de Conde de Los Andes y de los vinos de Rioja en general

Los vinos de Conde de Los Andes se comercializan como vinos genéricos por lo que legalmente son "vinos jóvenes". La legislación de la D.O. Rioja no permite que los vinos jóvenes genéricos lleven mención alguna a su crianza en la etiqueta.

Nuestro concepto no es hacer los vinos como Crianza, Reserva o Gran Reserva, nuestra idea es hacer un vino que pasa por seriedad, puede parecer rimbombante pero es así ¿Qué sentido tiene que nazca como Crianza y muera como Gran Reserva? Al final un Gran Reserva es tan sólo una definición legal, es un vino que cumple unos requerimientos legales de crianza. Pero la evolución de un vino genérico, si ha tenido el mismo proceso de envejecimiento que un Gran Reserva, al final va a ser lo mismo, porque los vinos no se hacen para que envejezcan, simplemente tienen esa capacidad.

Cuando llevamos a gente a la bodega les decimos que lo que tienen delante es el mejor ejemplo para entender lo que es Rioja: Si aquí hay vinos que datan de 1890, y puedo apostar que más del 90% de esos vinos están más que aceptables, eso demuestra su capacidad de envejecimiento.

Y no se hicieron para que envejecieran.

Yo quiero que esta añada 2013 pueda ser consumida en el año 2100 por nuestros nietos. Ésa es nuestra idea. ¿Cuándo los debemos beber? Eso ya dependerá de nuestro gusto.

 

Conde de los Andes Blanco 1983

El método de elaboración de estos vinos es totalmente diferente. Durante los años 80 se produce el punto de inflexíón cuando tiene lugar el cambio entre la elaboración tradicional y la elaboración actual.

En la actualidad, los vinos blancos que se elaboran en Rioja son para que sean consumidos en el corto plazo, pero históricamente, el vino blanco se elaboraba prácticamente como un tinto incluyendo el paso por barrica y el reposo en botellero

A mí siempre me ha sorprendido más cómo envejecen los vinos blancos que los tintos porque aunque pensamos que se va a oxidar más rápidamente, el frescor que mantienen a lo largo del tiempo es impresionante.

Este vino tiene ya 33 años y sorprende por su increíble frescura

La cata

Bonito color amarillo oro, muy limpio y brillante.
Nariz compleja y variada que se abre con notas de la reducción por envejecimiento con recuerdos de serrín y paja, a los que siguen pinceladas de hidrocarburos y dulzura de manzana asada. Con más tiempo en copa aparecen pinceladas de flor de acacia, cítricos de limón y mieles. Una nariz realmente cautivadora.
En boca se muestra muy estructurado y con buen equilibrio entre los amargos y los dulces. Tiene una gran acidez y combina el sabor mineral de la tiza con el dulce del cabello de ángel.

 

Crónica Conde de los Andes

Conde de los Andes Tinto 2001

100% tempranillo

Para Chema es una de las grandes añadas. Él recuerda que esta vendimia coincidió con el luctuoso ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, algo poco habitual que ocurriera en septiembre pues en estas zonas se suele vendimiar ya entrados en octubre. La uva consiguió un grado de salubridad excepciónal y un punto de madurez óptimo:

Había tantos vinazos en la bodega que no sabíamos cuál elegir para vino joven y cuál reservar para envejecimiento.

La cata

Rojo picota rubí con tonalidad atejada y mucho brillo. No aparenta su edad.
En nariz es deliciosamente olivado, con la elegancia de la marroquinería fina, frescura balsámicoa y chispas de anís estrellado.
Gran finura en boca, sabor elegante y pleno. La acidez está muy viva y el tanino conserva su fuerza y su brío, vibrante.

 

Crónica Conde de los Andes

Conde de los Andes Tinto 1970

El último tinto correspondió a la añada de 1970 que aunque no es una añada tan icónica como la del 74 Chema la considera una añada muy especial. Este vino está ya prácticamente fuera de mercado si no se está en círculos de coleccionistas especializados, llevaba dos hora abierto.

No es un vino apto para todos los públicos y para corroborarlo Chema nos cuenta una anécdota:

Un día tuvimos una visita en bodega de un grupo de importadores americanos. Les abrí un gran reserva del 96 y me dijeron directamente que el vino estaba oxidado, que no era apto para el consumo. Lo que ellos buscaban eran pequeñas bombas de estructura y fruta que el pobre 1996 no tenía. Curiosamente, una semana después nos visitó un grupo de aficionados ingleses que pertenecían a un club de cata y les dí el mismo vino. La expresión que utilizaron para definirlo fue: ¡Esto es un bebé!

Chema partiendo de un documento de la época, nos traslada la manera de elaborar este vino:

Fermenta -y me apuesto lo que sea a que no maceró- durante 8 ó 9 días, saldría incluso fermentando del depósito y acabaría de fermental en alguna tina. Lo tienen aparcado durante un año en algún depósito y luego se les ocurre la gracia de meterlo en una barrica. Lo mantienen allí 5 ó 6 años con trasiegos y luego ya a la botella.

Hoy en día eso es algo impensable.

Embotellado en 1977, en su composición aparte de tempranillo como variedad mayoritaria, también hay garnacha y mazuelo entonces necesarias para aportar acidez pero también por la idiosincracia de las viñas de entonces.

La cata

Visualmente es muy bonito, con color caoba claro muy limpio y brillante, capa baja.
Nariz de gran complejidad y carácter claramente terciario, olivado, tapenade, anchoa, recuerdos a orujo.
Apenas manteine fruta pero todavia tiene algo de acidez y mucho volumen en boca.

 

Crónica Conde de los Andes

*****

Un enoturismo diferente

Si habéis disfrutado de esta lectura no debéis dejar de visitar la bodega y descubrir los secretos que esconden sus calados centenarios.

Bodega Conde de los Andes ha hecho una gran apuesta por el enoturismo y organiza visitas para grupos reducidos (10-12 personas) porque sus características arquitectónicas obligan a la restricción del número de personas que lo puedan visitar conjuntamente. La visita se completa con una cata de vinos históricos.

Iniciaron este proyecto en diciembre del año pasado (Puente de la Constitución) y están muy contentos con la gran acogida que está teniendo esta propuesta que incluye un vertiente cultural e histórica a lo puramente enológico.

http://s3-eu-west-1.amazonaws.com/verema/images/valoraciones/0015/5579/conde-de-los_andes-entrada-calado.jpg?1435763763

 

 

Isla de C.R.D.O. en la Experiencia Verema Madrid 2016:

CRDO Ribeiro D.O. Navarra D.O. Alicante

 

Colaboradores de la Experiencia Verema Madrid 2016:

 

Sierra Cazorla. Agua Mineral Natural     Colines Quely   Copas Riedel. Euroselecció       

  1. #2

    Miryam777

    Muy buena crónica, como ya nos tienes acostumbrados... Saludos

  2. #3

    Mara Funes

    en respuesta a Miryam777
    Ver mensaje de Miryam777

    Muchas gracias Miryam :-)

  3. #4

    JaviValencia

    Gran crónica de una magnífica cata. Una bodega con grandes profesionales!!,

  4. #5

    Mara Funes

    en respuesta a JaviValencia
    Ver mensaje de JaviValencia

    Y sobre todo ¡grandes vinos! :D

  5. #7

    Esther Láez

    Una magnífica cata la que presentó Conde de los Andes, excelentes vinos y excelentes personas las que hacen posible este proyecto.

    Y sin duda una bodega que hay que visitar porque es única.

    Dar las gracias a Chema por trasnmitirnos su filosofia y presentarnos el ayer y el hoy de sus vinos.

  6. #8

    Mara Funes

    en respuesta a Esther Láez
    Ver mensaje de Esther Láez

    Siempre es un lujo contar con alguien como Chema que se conoce tan bien el pasado y el presente de estos vinos, algo fundamental para poder proyectar el futuro.
    También fueron muy de agradecer las aportaciones de Albert, pinceladas necesarias para completar el cuadro.

  7. #10

    Jandir_Passos

    Yo tengo una botella de Conde de Los Andes GR 1959. Aún no abrí. Nivel del liquido por encima del cuello. Suponiendo que el vino aún esté vivo, lo que puedo esperar de él?

  8. #11

    Mara Funes

    en respuesta a Jandir_Passos
    Ver mensaje de Jandir_Passos

    Con vinos de esas edades es una lotería y si no tienes claro cómo ha sido conservado yo no albergaría muchas esperanzas...

  9. #12

    Jandir_Passos

    en respuesta a Mara Funes
    Ver mensaje de Mara Funes

    Usted tiene razón: vinos antiguos son una loteria. Sin embargo, he tenido suerte y la felicidad de beber riojas antiguos: 1952, 1959, 1960, 1964, 1968 y 1970. Incluso uno AGE 1928. Naturalmente, tuve pérdidas también.

  10. #13

    Jandir_Passos

    en respuesta a Mara Funes
    Ver mensaje de Mara Funes

    Mira esta cata de Conde de los Andes Gran Reserva 1959:

    https://www.verema.com/vinos/107563-conde-andes-gran-reserva-1959

  11. #14

    Mara Funes

    en respuesta a Jandir_Passos
    Ver mensaje de Jandir_Passos

    Lo que es fundamental es conocer quién ha guardado esas botellas y en qué condiciones...

  12. #15

    Posca

    en respuesta a Esther Láez
    Ver mensaje de Esther Láez

    Impagable la anécdota del vino del 1996 y los americanos y los ingleses. Es curioso que Chema diga "El último tinto correspondió a la añada de 1970 que aunque no es una añada tan icónica como la del 74 Chema la considera una añada muy especial" cuando la del 70 suele considerarse muy buena.
    Uno de los secretos de la longevidad aparte del alcohol y los taninos es la acidez, y estos vinos tienen una acidez excelente. Lo que no se si esta acidez se buscaba más intentando un momento de vendimia un poco más precoz, que con el asamblage con garnacha y cariñena. La garnacha no es extremadamente ácida, y la cariñena buscaba más dar cuerpo y tanino.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar