Pacoalanaranja

Boqueria vs Mercado Central

 

Comienzo el curso académico a postear con ganas de polemizar sobre los dos grandes mercados de producto mediterráneo, uno en Valencia y otro en Barcelona.

 

La Boquería y El Central se encuentran en zonas de alto valor histórico y cultural de las dos villas, por su pintoresquismo son de obligada visita para los turistas, ya que plasman el colorido del producto mediterráneo, y eso es interesante para un guiri, aunque La Boquería ya parece más una tienda de souvenirs multicolor que un mercado de producto fresco. Llama poderosamente la atención ver en lo que se han convertido algunos de sus puestos, paradas donde se ofrecen zumos de frutas exóticos de mango y papaya. De todos es sabido que Lleida es la cuna de la fruta, pero no de estas variedades.

 

 

Si nos adentramos en las tripas de La Boquería podemos encontrar, no sin dificultad, alguna “Bacallanería”, o alguna parada de Bolets, donde hayamos la esencia cultural del producto gastronómico catalán, y de lo que en su día fue este mercado, pero como algo residual. Tal cosa me recuerda el atrezzo de una película. En cambio, los puestos del Mercado Central siguen siendo tiendas de verdad, donde hay bullicio y la gente compra de lunes a sábado con cierto frenesí desde primera hora de la mañana.

 

Por otro lado, si miras al techo de la Boquería apabulla su oscuridad frente a la estructura luminosa y etérea del los arbotantes metálicos y vidrieras del Mercado Central, tan brillante y tan bonito después de la reforma.

 

Los valencianos que somos gente dada al complejo y al agravio comparativo, sobre todo con los catalanes, hemos de sacar pecho en defensa de nuestra singularidad, y presionar de algún modo a los comerciantes para no que no cedan ante un modelo de mercado desvirtuado por el marketing turístico. Me preocupa ver como en el Mercado Central ya se han comenzado a “Boquerizar” algunas paradas. Con espanto he comprobado que una firma muy valenciana ha montado una horchatería y ofrece zumos exóticos como en Barcelona. Por Dios! ¿Y donde está la Horchata?.

También me he quedado estupefacto al ver como una de las pollerías donde compraba mi familia, se ha convertido en una tienda gourmet muy sofisticada, pero donde no compra ni al que invocaba con la horchata.

 

La Boquería está ya lejos de ser aquel mercado que fue, ahora es una boutique temática de la tienda más grande de Europa en la que se ha convertido Barcelona, con gran atractivo, eso si, y una oferta gastronómica ciertamente interesante, como su Bar Pinocho, entre otros.  

 

  

 

  

  1. #1

    Anama

    Desde mi visión neutral de las dos ciudades, el Mercat Central en las pocas ocasiones que lo he visitado me ha parecido un regalo para todos los sentidos. Por el contrario, La Boquería, lo visité una vez hace un par de años: entre por un lateral, estaban esos zumos y frutas exóticas, el lugar más pequeño y oscuro de lo que imaginaba. Me salí y seguí paseando por las Ramblas.

  2. #2

    pacolonso

    en respuesta a Anama
    Ver mensaje de Anama

    Coincides conmigo en mi visión de La Boquería.
    Sin embargo me preocupa que el Mercado Central se desvirtúe y pierda su esencia. Ahora cada vez la gente va a comprar menos a los mercados municipales, las grandes superficies y Mercadona son los proveedores oficiales de la inmensa mayoría de familias.
    Quizás dentro de poco a estos espacios monumentales solo les quede el recurso de ser eso, como la Boquería, Boutiques de souvenirs pintorescas y abrevaderos de turistas que visitan el centro histórico. Porque el cliente, cliente que iba a proveerse de sus productos ya no va. He hecho en los últimos años muchos reportajes sobre el Mercado Central, y he de reconocer que el perfil de cliente es una persona mayor, jóvenes pocos o ningunos

    Cuantos mercados municipales de barrio han cerrado ya sus puertas.

    Probablemente sea este el inexorable pago de la evolución... Comodidad y lo poco que para muchos importa el producto.

    Jo que pena, pero me encanta haber acertado con este post. Sobre todo porque al conocer a fondo este verano La Boquería, se a donde no quiero que vaya nuestro Mercado Central. Y gracias por tu visión neutral Anama

  3. #4

    J_de_Castro

    Interesante planteamiento: Paco, eres un polemista nato.

    Creo que la comparación en justicia debería estar está llena de matices. El Mercat de la Boqueria está encajonado (lo que en parte explica su falta de luz) en una zona muy turística. Es difícil compatibilizar el uso de mercado tradicional y la continua presencia de turistas y curiosos. El Mercado Central es más grande, cubierta más alta con una gran linterna central y despejado de edificios alrededor, lo que hace que haya más luz y más espacio para soportar mejor las riadas de turistas que siguen a un individuo con un paraguas en ristre (como comprador habitual, me resulta exasperante).

    No obstante en Barcelona creo que hay más de 20 mercados municipales y para ellos el caso es completamente diferente. En Valencia también hay unos cuantos y el problema "turístico", obviamente, sólo afecta a estos dos singulares con posibilidades "alternativas". A los demás les afecta algo que mencionas en la respuesta y que es otra parte del problema (o quizá el verdadero problema): el cambio en los hábitos de compra a favor de las grandes (o medianas) superficies. Los mercados tradicionales también responden a esta tendencia. Con el cambio en la composición de la clientela cada vez se ven productos más exóticos (Yuca, plátanos machos...) que hacen que pierda "tipicidad". En ese sentido quizá sí, los mercados tradicionales ya no son lo que eran... pero es que los clientes tampoco son los que eran.

    Es verdad que cuanto más importante es la ciudad y cuanto más céntrico es el mercado, la tendencia natural es a que desaparezcan los usos tradicionales comerciales de los mercados en favor de otros usos sociales y de servicios. Pero esto afecta a casos singulares. ¿Y el resto? En Francia y en Italia los mercados (fijos y ambulantes) siguen siendo muy importantes en los hábitos de compra. En España no tanto. ¿Estaremos haciendo algo mal o es -como decís tanto los periodistas- "un proceso imparable"?

    Por cierto, ¿Y en Inglaterra y Alemania? Gracias por el Post, Paco.

  4. #5

    Iñaki Blasco

    en respuesta a J_de_Castro
    Ver mensaje de J_de_Castro

    No conozco bien La Boqueria, al menos tan bien como el Mercat Central, como para entrar en detalles; pero la última vez que entré a La Boqueria (hace 3-4 años?)no me pareció tan "prostituido". La clientela habitual de los mercados deben ser los vecinos del barrio, el problema tan bien puede que venga por ahí, que en los centros históricos cada vez quedan menos vecinos. Además ambos mercados que se comentan transcienden el barrio y son referentes en sus ciudades. Cierta "apertura" al turismo no creo que sea mala si no transfiguramos totalmente el mercado. No sé dónde estará el límite. Bueno, sí, en Valencia estaría en el espantoso engendro del Mercado de Colón, no por el maravilloso edificio restaurado, sino por lo que se ha convertido: una enorme terraza-cafetería con cubierta.
    Respecto a lo que dice Javier, tanto en Inglaterra como en Alemania existen muchos mercados ambulantes donde los productores locales venden sus cosechas. Algo que efectivamente estamos perdiendo.
    Para acabar dos recomendaciones:
    Londres: Borrough market. No llega a los mercados que se comentan aquí, pero vale la pena visitarlo.
    Estocolmo: Ostermalm's Salluhal. Para hacerte una idea y degustar las especialidades suecas.

  5. #6

    pacolonso

    en respuesta a Iñaki Blasco
    Ver mensaje de Iñaki Blasco

    No te puedes hacer una idea lo prostituido que ha quedado la Boquería, sobre todo cuando se pone el sol y cierra sus puertas.

    Lo preocupante en si es el cambio de hábitos en la forma de adquirir los alimentos. Las redes de distribución, supermercados, hipers e internet, propician que las familias e incluso la hostelería, se nutran poco o nada en los mercados.
    La compra testimonial de los sábados que muchos nos resignamos a abandonar no es suficiente para mantener a los comerciantes que soportan gastos realmente importantes en el Mercado Central.

    Desgraciadamente creo que estos bellos mercados son como los periódicos de papel, pronto desaparecerán, porque la gente, y ya es un hecho, lee y se alimenta de forma virtual.

    ¿Quién comprará un lechuga o una escarola en la "Boutique de la Lechuga"? ¡Por Dios! Si viene sucia del campo... lleva hasta bichitos. Las bolsitas de selección gourmet "mil fulles verdas" de Mercadona, es abrir... y servir. Parecía que los filetes en una bandeja plastificada era algo impersonal que no funcionaría... Mira por donde, con tal de no hacer cola me llevo un filete de "Añojo rastrojo" de Cebú malayo cuya trazabilidad nos provocaría más de una pesadilla.

    No se... de los mercados quedarán sus esqueletos... y con un poco de suerte nos plantan en el Central la Apple Store... que ya tengo ganas que llegue a Valencia.

  6. #7

    towio

    He estado en ambos y para hacer una visita no hay color, La Boquería es un espectáculo. Otra cosa es la materia prima que puedas encontrar: que nos orienten los profesionales que compran a diario en ellos...

  7. #8

    Panconjamon

    No conozco el Mercado Central,pero cuando visité la Boquería la impresión que me llevé fue fabulosa,solo comparable a la del día en que mi padre me llevó por primera vez al campo del Betis,o a merendar bizcochos americanos a la confitería Ochoa (c/ Sierpes)
    Esa sensación de salir con los ojos alucinados de un niño,vivida a los 40 años,siempre la recordaré .
    Aunque supongo que ha vivido tiempos mejores,es un lugar fascinante para quien lo pisa por primera vez.
    Espero conocer el Central para poder opinar,
    buen post

  8. #9

    Anama

    en respuesta a Panconjamon
    Ver mensaje de Panconjamon

    Si te resultó fabulosa la visita de La Boquería, y no hace mucho tiempo, en cuanto tengas ocasión ven al Mercat Central. Quizás con el paso del tiempo los dos lugares estén perdiendo encanto. Y una reflexión: a veces, la compañía hace que un lugar sea más o menos entrañable.

  9. #10

    Olaf

    Bueno, ya era hora de que alguien hablase del mercado central de Valencia. Sobretodo despues del lavado de cara, me parece un mercado precioso. Pero no solo por el edificio, como se comenta (acertadamente a mi parecer), el mercado central sigue siendo un mercado (mi madre, o yo mismo cuando paso por Valencia, compra semanalmente ahi). Espero que no acabe como el de la Boquería (solo he estado un par de veces). Ya tengo ganas de pasarme por el Mercado Central, reconozco que es una visita que no perdono siempre que bajo a Valencia.
    En Alemania, los mercados en la calle de alimentación, son de lo mas habitual. Claro que la calidad del producto que encuentras, salvo para determinados productos, no es comparable en absoluto con lo que puedes comprar en el Mercado Central.

  10. #11

    piños-life

    Yo,afortunadamente suelo comprar a diario en el Mercado Central y para mì sigue igual que cuando era pequeño-calidad de producto,especializacion de los puestos,profesionalidad en suma-.No estoy de acuerdo en que sòlo compren personas mayores,y lo compruebo casi a diario.Si que cierran algunos puestos, y esto es preocupante,no sè porquè cierran pero es imaginable.Yo le auguro larguisima vida,nada que ver ni comparar con una gran superficie o un super de barrio.Puede que sea un poquito mas caro,pero esta totalmente justificado.Es un VERDADERO ESPECTACULO.Y un privilegio tenerlo para los valencianos.
    En cuanto a La Boquerìa,que quereis que os diga.Cada vez que voy a Barcelona procuro visitarlo y salgo encantado y maravillado.
    Que estupendo tenerlos aquì !!!

  11. #12

    Demos

    Buenas a todo el mundo,

    he estado leyendo este polémico "artículo" (si es que lo podemos llamar artículo) y realmente me ha dejado algo sorprendido la polémica gratuita que pretende enlazar al comparar dos mercados que a mi entender deben de ser peculiarmente diferentes, pero que cumplen una misma función: abastecer a sus clientes con los productos frescos del día.

    Mi postura es, obviamente, una postura de defensa de la Boquería, y la defiendo porque vivo justo a 5 minutos a pie de ella y voy a comprar como quien dice cada día :) creo que, por mi experiencia, puedo opinar mucho mejor sobre este mercado que lo que se manifiesta en este artículo. ¿Animos de polemizar? en absoluto que no, sino poner sus cosas en su justo punto sin querer polemizar y mucho menos faltar el respeto a nadie.

    Calificar la boquería como un mercado que "ya parece más una tienda de souvenirs multicolor que un mercado de producto fresco" es decir una décima parte de una verdad o una mentira colosal, no hay que dejarse llevar por las apariencias y adentrarse en su interior para conocer su esencia y su idiosincrasia. Hay que tener presente que se llega a la Boquería por 8 grandes entradas, siendo la más famosa la que da justo a La Rambla donde cada año pasan 90 millones de personas (este dato lo leí, no los he contado yo ;)) o sea toda la población de Alemania o toda la Española por duplicado y algo más). Con tal dato, es normal que los turistas entren en el mercado y descubran algo que ellos no pueden disfrutar en el día a día. La presión turística en Barcelona es impresionante y os lo digo por el colapso turístico que este mercado esta sufriendo, bastante criticable de mi punto de vista.

    Es verdad que hay unos puestos destinados a los turistas, algo agobiante, pero uno puede adentrarse y descubrir las paradas de su gente que viven de abastecer de productos frescos y de calidad cada día, de todo tipo: frutas, verduras, pescado, carnes,... conozco muchos puestos que viven de lo que venden y si alguien quiere descubrir la Boquería durante el mes de agosto lo verá en un 70% cerrado por vacaciones, así es la vida en este mercado: hacen su mes de vacaciones como siempre :)

    ¿Hay una pérdida de la tipicidad como comenta J. de Castro? yo creo que no, lo que pasa que la clientela es más variada. Si uno va al mercado por la tarde se encontrará una mayoría de clientela de Sudamérica que compran productos diferentes a los que estamos acostumbrados a comprar. Hay que tener presente que la clientela se va rejuveneciendo también, nuevos clientes, gente que vienen a este mercado de toda la vida que compran en sus paradas de siempre, gente que puede comparar precios y calidades, .... hay diversidad y calidad de productos.

    Decir que en la Boquería "podemos encontrar, no sin dificultad, alguna “Bacallanería”, o alguna parada de Bolets, donde hayamos la esencia cultural del producto gastronómico catalán" es una falta de objetividad que quiero destacar. Los "bolets" es un producto estacional, sólo se encontrarán en una determinada época del año. La esencia cultural gastronómica catalana va más allá de los "bolets". Como he dicho antes hay que adentrarse para descubrir muchas cosas más.

    ¿Oferta gastronómica? la que queráis la podéis encontrar, así como un puesto que ofrecen hormigas fritas ... o cosas parecidas. ¿Pérdida de su tipicidad? me gusta descubrir que es un mercado que sabe evolucionar.

    No conozco el Mercado Central de Valencia pero estoy seguro que un día lo descubriré, pero decir que "los puestos del Mercado Central siguen siendo tiendas de verdad, donde hay bullicio y la gente compra de lunes a sábado con cierto frenesí desde primera hora de la mañana" es otra falta de objetividad, acaso ¿alguien ha estado comprando a las 7 de la mañana en la Boquería? es algo que aconsejo que todos hagáis alguna vez ... el mercado respira a productos frescos ... ¡impresionante!

    Decir que "si miras al techo de la Boquería apabulla su oscuridad" ... ¿hay que buscar defectos en una estructura que fue construida a principios del siglo XX (si mal no me equivoco) con una estructura de claro corte modernista? el mercado luce en sí mismo con las paradas, si falta luz natural ésta queda compensada con la luminosidad de sus puestos.

    Inventar el verbo "boquerizar" es algo bastante despectivo, ¿acaso la Boquería es un mercado que crea tendencias? no lo creo así, es un cambio de hábitos. Los bares de su interior no se resumen en el famoso "Pinotxo", éste ha sido siempre un bar de mercado como muchos que aún persisten. Han surgido nuevos que enlazan la calidad de los productos de la Boquería y que, evidentemente, sus principales clientes son los turistas. Agradecerlos por mostrar a la gente que en el centro de Barcelona aún quedan sitios donde uno puede comerse una sepia a la plancha bien jugosa o unos caracoles recién comprados en el mismo mercado. O ¿no nos gusta a todos comer calidad?

    Acabaré diciendo que me agrada ver que hay gente que comenta las cosas positivas de la Boquería, con su base crítica de determinados aspectos que la Boquería va perdiendo año tras año, pero su esencia perdura y perdurará con el tiempo. Las críticas constructivas aportan más que intentar polemizar sobre algo que no se ha conocido bien y se ha limitado a 4-5 aspectos en que se basa este "escueto" e "impreciso" artículo.

    Sin ánimos de ofender pero alguien tenía que defender un mercado que enlaza la calidad de los mercados municipales de Barcelona.

    Un saludet desde Barcelona y el mismo Barrio Gótico.

    Demos

  12. #13

    Anama

    en respuesta a Demos
    Ver mensaje de Demos

    Gracias por la información, o artículo. Seguiré tus consejos la próxima vez que vaya a Barcelona: iré a las 7 de la mañana, no miraré hacia el techo modernista y entraré por otra puerta distinta a la de las Ramblas. Seguro que así me gustará más. Y yo, encantada
    Un saludo

  13. #14

    pacolonso

    en respuesta a Demos
    Ver mensaje de Demos

    Mi escueto e impreciso artículo, como tu lo defines, no ataca a la Boquería, es una simple reflexión sobre el cambio en su fisonomía y en su objeto social. Lamento que no lo hayas entendido.
    Simplemente defiendo el espíritu del mercado de producto fresco frente a otras maneras de comprar.

    Un saludo

  14. #15

    Demos

    en respuesta a pacolonso
    Ver mensaje de pacolonso

    Paco,
    el artículo se entiende muy bien, si te fijas elijo palabras y frases textuales tuyas. Con sólo empezar y comentar que hay ganas de "polemizar", la posición queda muy clara. Sólo falta leer para entender claramente lo que comentas, no hay que ir más allá.
    El "espíritu del mercado de producto fresco" no queda tan reflejado en tu artículo, si quieres ver producto fresco y no lo has visto en la Boquería, la única impresión que me das es que no has entrado en el mismo mercado de la Boquería.
    Y que conste que mi postura es de defensa de la Boquería, porque he encontrado tu post un poco pobre de objetividad, pero ya digo, es intentar hacer reflexionar sobre el tema, y no polemizar.
    Un saludo,
    Demos

  15. #16

    Demos

    en respuesta a Anama
    Ver mensaje de Anama

    Anama,
    es una posibilidad que siempre puedes hacer si es de tu agrado
    Un saludito,
    Demos

  16. #17

    pacolonso

    en respuesta a Demos
    Ver mensaje de Demos

    Y con esto doy zanjada la cuestión: Conozco la Boquería al igual que el mercado Central. Y si lees todos los comentarios del post verás que lo único que pretendo es llamar la atención sobre la desvirtuación de ambos. Lo de polemizar es un recurso literario, nada más, polemizar no quiero, solo reflexionar. Quizás ese predicado sea más adecuado.
    Insisto, y con esto apago la luz y cierro la puerta.
    I soc mig català. ¿Entès?

  17. #18

    Anama

    en respuesta a Panconjamon
    Ver mensaje de Panconjamon

    Dices que es un lugar fascinante para quien lo pisa por primera vez. Como he comentado, en mi caso, la primera vez no ha sido así. Pero intentaré volver. El Mercat Central me gustó el primer día. Desde luego, espero que ninguno de los dos evolucionen a peor.
    Un saludo

  18. #19

    Demos

    en respuesta a pacolonso
    Ver mensaje de pacolonso

    doncs treu "polemizar" por "reflexionar", más sencillo y comprensible :)
    "no pots queixar-te de rebre una resposta meva si la teva postura és parcial i poc precisa" :)
    entendre el què? que ets mig català? me n'alegro per tu :)

  19. #20

    pacolonso

    en respuesta a Demos
    Ver mensaje de Demos

    No pienso cambiar ni rectificar ni una coma de mi artículo.
    Y lo siento, pero La Boquería no es el Barça. Nen.

Herramientas del blog


Internet Blog Serial Number

GastroAgenda

    Sígueme en Twitter

    Publicaciones

    "EL NUEVO DESAFÍO, LA COCINA MEDITERRÁNEA"
    Editado por la Cadena SER. 2008
    --------------------------

    "ARROCES DE ANIVERSARIO"

    Editado por la Cadena SER, con motivo de su 75 Aniversario. 2007
    --------------------------
    “Bon Profit, Cocinas Valencianas de hoy”. Editado por Federico Doménech S.A. 2004
    --------------------------
    “Guia de vinos y bodegas de la Comunidad Valenciana” Editado por G-85. Valencia. 2002
    --------------------------

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar