Pacoalanaranja

Tito Albacar

La última vez que vi a Tito Albacar estuvimos hablando intensamente de cocina, fue en la barra de un café que ambos frecuentamos. Sinceramente debo confesar que nunca probé nada cocinado por él, aunque confiaba hacerlo algún día. Algo incomprensible. Para mi era como el Micalet, lo tienes ahí pero nunca subes. Compartíamos cientos de amigos comunes, era mi asignatura pendiente en gastronomía. Eso si, sabía de gran parte de su trayectoria, y de cómo le admiraban y querían todos aquellos que le conocían, fueran compañeros de profesión, conocidos... Por eso cada vez que nos cruzábamos en el camino quería saber más a cerca del hombre que revolucionó la cocina valenciana a principios de los 90. Pero desgraciadamente esta semana a los 51 años, su gran corazón se paró.

Vicente Chust Godoy, muy afectado por la pérdida del amigo, fue quien me llamó. En ese momento decidí que la circunstancial muerte de Tito no tenía por qué privarnos de saber más a cerca de él. Chust me contó parte de la historia, de la época que pasaron junto a Óscar Torrijos en la Venta del Toboso, más tarde en Ma Cuina, Tabarca, Cresol... luego en un local en la Plaza de la Virgen. Fueron aquellos años en que la cocina de la capital pasó del garabato a la caligrafía, y fue gracias a la mano firme y capacidad creadora de cocineros como Tito, Loles Salvador, o el mencionado Óscar Torrijos, actualmente en China.

Helena, la hija de Tito, y Salvador, su hermano, fueron tremendamente gentiles al aceptar tomar un café conmigo. Entre sorbo y sorbo empecé a ordenar la carpeta virtual de los Albacar..

 

Tito no quiso ser maestro, al menos de colegio. Su pasión tiró de él hasta la Escuela Superior de Cocina de San Sebastián, donde entró como alumno gracias al capote de un amigo, Antonio Vergara, hombre influyente donde los haya, si hablamos de las más altas esferas gastronómicas de este país. Allí consiguió meter cabeza en casa de Arzak, y también trabajó con el mítico Heinz Orth en el Girasol de Moraira. Con esos mimbres y junto a su hermano Salvador, con quién a pesar de compartir riesgos empresariales y fatigas, siempre se llevó muy bien. El 8 de diciembre de 1991 inauguraron el Restaurante Albacar. Si aquello no fue la casa de comidas que tenían proyectada en mente, tuvo mucha culpa el diseñador del local, Francisco Rozalén de Paula. Realmente acabaron montando un restaurante por todo lo alto que se convirtió en referencia gastronómica para la ciudad, pero sin renunciar a lo auténtico y sencillo. Siempre fue amante de la cuchara, de la cocina vasca, catalana, también de los aires y aromas de La Marina, herencia familiar de su abuela alicantina. En los veinte años de trayectoria de Albacar, Tito se reinventó constantemente sin perder su esencia.

 

Cuenta Helena, de la suerte de tener un padre como Tito, capaz de inculcar a todos los miembros de su familia el amor por la cultura en cualquiera de sus manifestaciones: Música, era un gran amante del Jazz, arte, literatura... el saber comer disfrutando con ello. La familia planificaba al completo sus viajes gastronómicos, visitando a los más grandes, Arzak, Subijana, Adriá. Los Roca... “Mi padre siempre decía que Joan Roca llegaría a ser el número uno” Vaya si acertó.

 

 

Inteligente y algo excéntrico, como todos los genios, Tito dejó muchas cosas por hacer. Entre ellas un homenaje gastronómico a las novelas de Manuel Vázquez Montalbán, algún curso que otro de formación para el CdT, o llevar su fantástica chaqueta de piel de canguro a la tintorería.

 

Puedo imaginar cuanto le echarán en falta aquellos que fueron parte de su vida, cuando alguien como yo, que tan sólo se cruzó unos breves momentos para compartir sinceros minutos de barra, piensa que su marcha, ha sido injusta y precipitada. DEP Tito Albacar.

 

 

@pacolonso


Internet Blog Serial Number

GastroAgenda

    Sígueme en Twitter

    Publicaciones

    "EL NUEVO DESAFÍO, LA COCINA MEDITERRÁNEA"
    Editado por la Cadena SER. 2008
    --------------------------

    "ARROCES DE ANIVERSARIO"

    Editado por la Cadena SER, con motivo de su 75 Aniversario. 2007
    --------------------------
    “Bon Profit, Cocinas Valencianas de hoy”. Editado por Federico Doménech S.A. 2004
    --------------------------
    “Guia de vinos y bodegas de la Comunidad Valenciana” Editado por G-85. Valencia. 2002
    --------------------------

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar