Los Chatos

Vinos radicales contraatacan

Genial resumen del Sindicato del Gusto y su "ironología":

Fecha del suceso: 6 de marzo de 2017

Lugar del suceso: LaSede de COAM (Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid), c/ Hortaleza, 63. Madrid

Horario del suceso: 16 h a 21 h

Número de bodegas implicadas: 34

Autor intelectual: Sindicato del Gusto

Ejecutor: Sindicato del Gusto / Carmen Fuentes

Cómplices: Metrópoli, Gastroactitud.com, Conservas Adolfo Sádaba

 

Esos ataques con los que nos identificamos los chatos. Esos encuentros en los que corre el vino por las copas y lo que embriaga es la personalidad y conversación de los valientes enólogos que no hacen lo que el resto, sino que consiguen que el resto quieran hacer como ellos.

 

 

Era el tercer ataque y seguimos cayendo como moscas. Como niños siguiendo al flautista de Hamelin, hemos catado-comentado-disfrutado, entre otros, sobre todos:

Los homenajes de Javier Monsalve a un terruño imposible y a un abuelo que supo valorarlo.

El Alta Alella Capsigrany 2015 de Joan, nos pareció muy ácido pero nos gustó su rollo ecológico, un vigneron dela Tierra.

Quíbia 2016 de Ánima NEgra, ¡reincidentes! cómo se siente la fruta roja que no se ve. Un Mediterráneo loco.

Le Rosé mas caré du mundé. O por lo menos por aquí. De Bodegas Antídoto, el Rosé 2013, a la francesa. Con el equilibrio de la madurez justa (mínima) para que no suelte todo el color la uva.

El Fundamentalista 2015, de Finca Sandoval, un titno para quitar la sed entre amigos dice Don Víctor, y justito. Pero de un color precioso.

De Bodegas Forlong estuvimos un buen rato viendo qué había detrás de cada telón y comentando con Alejandro Narváez. Qué derroche de ingenio, ¡no sabemos qué etiqueta quedarnos!

Otro garnachero que nos tuvo un rato entretenidos con sus ángulos y matemáticas aplicadas... (ver foto abajo) estábamos en la recta final y se agradeció. Era Carlos Fernández de Tierra (y vino).

Los chacolises de Itsasmendi, muy majos, como su padre. De hecho es la mejor evolución que vimos en el salón.

Y los de La Vinyeta que nos encantan. Nos dan motivos de chatear con frecuencia.

Por supuesto, había más: Valquejigoso, Norrel, Comando G, Canopy, y ¡hasta Champagne!

Y Celebramos el Premio Radical 2017 al distribuidor y restaurador Joan Valencia, en reconocimiento a su trabajo en defensa de los valores de singularidad, autenticidad y diversidad que define el concepto de “vinos radicales”. (ver foto abajo)

Todo muy radical, de muy buena raíz. Que el Terruño está que se sale.

Los 4 Chatos

 

 

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar