Los Chatos

Masters of Wine Rioja 2018

Llevamos desde ayer brindando. Que Logroño sea elegida para el Congreso de los Masters of Wine nos conmociona. ¡Hay que celebrar! Ya lo dijo ayer la ministra.

¿Pero quiénes son los Masters Of Wine? Pues ahora que están tan en boga los estibadores, son -o mejor dicho, fueron- los encargados de recibir el vino en Inglaterra, que llegaba por puerto desde Francia y España sobre todo, para decir el que tenía calidad y, por tanto, podría entrar en el mercado; o el que tendría que volver a casa por no reunir las calidades necesarias... ¡y hablamos del siglo XVIII! Para entonces, la ley de la calidad de la cerveza en Alemania ya llevaba doscientos años en marcha.

En cualquier caso, los masters of wine que empezaron como agentes de aduanas para el vino, hoy son prescriptores para el consumidor. Un número ínfimo, aunque crece cada año, de expertos consumidores. O mejor dicho de expertos conocedores, pues se sabe que saben mucho y se presupone que han consumido mucho, aunque son abanderados del consumo siempre con moderación. Cumplen las reglas anglosajonas para ver el vino como no lo vemos en países productores. Y eso ha ayudado a que no se miren el ombligo y sepan diferenciar y clasificar lo que otros no podemos: el vino por variedades, por climas y por tanto, por suelos y terruños.

Pero no nos engañemos: ellos no hacen vinos. Los vinos los hacen los enólogos. Los enólogos transforman el terruño en vino. Y las vides las cuidan los enólogos para sacar lo mejor de cada racimo. Los enólogos se forman en las Universidades y tienen títulos universitarios reconocidos. Son científicos y estudian la técnica detrás de la producción del vino, ya sea el más extraño y de alta calidad, como el más común y en proporciones descomunales. En España tenemos muy buenos enólogos que hacen vinos excelentes: algunos en bodegas concretas y otros como consultores en varias bodegas de España y del mundo.

Tampoco los Masters of Wine compran ni venden vino. Esto lo hacen los sumilleres en base a la comida que acompaña el vino y en base a tener una representación en sus locales de acuerdo al tipo de cliente habitual que tienen. Los sumilleres transforman la experiencia del vino en un espectáculo memorable. Los sumilleres son los que descorchan y sirven el vino con la excelencia que tantos cursos hoy en día hay de sumilleres. Por cierto, todavía no hay un buen curso universitario de Sumiller. En España tenemos grandes sumilleres, que racionalmente coinciden con los restaurantes mejor valorados de España. Algunos sumilleres, como fichajes de fútbol, van cambiando de cava en cava (sea hotel o restaurante), o de distribuidora en distribuidora.

Tampoco son periodistas del vino. Los periodistas saben transformar el vino en textos e imágenes que hacen que, sin catar el vino, estés deseando probarlo. También hay grandes periodistas del vino en España, que publican en medios de todo tipo de audiencia.

Los Masters of Wine son eso, maestros del vino. La cuarta pata del taburete para que el conumidor esté bien servido. Aunque decía un amante del vino y profesor de física que el vino se sirve en la mesa, y que un taburete de tres patas es el único que nunca estará cojo.

En España tenemos un gran Master of Wine, y pronto alguno más al que estaremos encantados de recibir pronto, pero de momento las llaves las tiene "San" Don Pedro.

Todo sea por difundir la cultura del vino.

 

Los 4 chatos

 

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar