El Alma del Vino

Cvne reserva 2005.


Escoltado en la fotografía por dos de sus compañeros participantes en la cata y ya comentados algunas entradas de este blog más atrás, el Cvne Reserva 2005, siendo un tradicional del jarrero Barrio de la Estación, ofreció diversidad de opiniones. Por ejemplo, hubo quién aseguró no estar frente a un prototipo de caldo riojano tradicional,(recuerdo que la cata fue ciega). Fue minoría, pues la mayor parte de los presentes lo distinguieron con suma facilidad. No obstante hago mención de este hecho por preparar el camino a una ficha de cata personal un tanto dispersa. Personalmente, siendo sincero, me decepcionó el vino. No tanto por su presentación inicial, como por la entrada en boca. De hecho es cierto que fui yo uno de los pocos en dudar de su condición de vino riojano, de los de siempre. Despejada la duda de si, tal vez el vino no estaba en óptimas condiciones,(sí lo estaba), me concentré una y otra vez en medir sus dimensiones, sin lograr éxito alguno.
De entrada, el Cvne Reserva 2005 me enseñó un bonito aspecto, color apicotado intenso, sin grietas ni bordes. En nariz, notas principales de tostados y cuero. A mi juicio, poco frutoso. O al menos no lo habitual para estos vinos. ¿Dónde se escondía la esencia del tempranillo?. Boca un tanto débil, sin el cuerpo que merece. Escasa persistencia y un final igualmente exiguo.
Me dió la sensación de estar frente a un vino egoista con mi paladar. No expresaba todo aquello que suele pedirse a un vino tradicional de La Rioja.
Y puedo asegurar que no era por afán de modernidad.
Volvere a catarlo para asegurarme.



"La comida es la parte material de la alimentación; el vino, la parte espiritual" (Alejandro Dumas).
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar