Cervezas

Maridaje de cerveza con pescado

Tal y como señalé hace unos días el pescado y la cerveza pueden combinar y muy bien, en especial los pescados azules, salazones y marinados. Pero... ¿Por qué?

  • Pescado azul 

El pescado azul, a diferencia del pescado blanco, es graso y con un sabor más marcado. Si lo acompañamos de cerveza, ésta va a ayudar a limpiar el paladar, produciendo un contrapunto refrescante. Por este motivo, una cerveza es el acompañante ideal para platos de atún, bonito, sardinas, boquerón, salmón, lampreas, caballa, ... 

¿Qué ocurre si acompañamos una cerveza con pescado blanco? 

El pescado blanco al tener un sabor muy suave, el toque amargo de la cerveza tiene una alta probabilidad de anular el sabor del pescado. Recordemos que a la hora de maridar una bebida con una comida se debe alcanzar un equilibrio entre los sabores de ambas. 

  • Los ahumados

El pescado ahumado es un buen compañero para una cerveza clara tipo Ale y las de estilo Pilsen, buscando ese marcado amargor que pueda acompañar a la perfección el sabor de los ahumados. 

  • Salazones

Los pescados en salazón tienen un sabor muy fuerte junto a una textura grasa. De ahí que como he señalado antes una cerveza sea una buena aliada para limpiar la boca. 

Las anchoas cuyos acentos yodados son intensos, ligan perfectamente con las cervezas. Si además se acompañan de pan con tomate y aceite la conjunción se torna realmente gloriosa.

  • Carpaccios

La cerveza realza el sabor de algunos pescados crudos como el salmón y el atún, dos pescados muy grasos de intensos sabores yodados. El aceite de oliva y otros aderezos que se utilizan en los carpaccios, como la pimienta molida y acaso unas gotas de limón, acentúan esta afinidad.

  • Marinados

Destacan los arenques y el salmón marinado, pescados muy grasos y de intenso sabor que ligan con cervezas ligeras y de mayor cuerpo y
graduación alcohólica. Su sabor fuerte, ácido y aromático, encuentra en la cerveza un contrapunto refrescante.
  • Pescados a la espalda

Los pescados a la espalda, típicos del norte de España se pueden acompañar de una cerveza incluso oscura.
  • Los escabeches

Por el alto contenido ácido de sus salsas, los escabeches deben servirse siempre con cerveza. Se recomienda incluso con cervezas ligeramente tostadas.
Es impresionante la armonía que entablan las cervezas rubias de sabor intenso con el atún, las sardinas y el bonito en escabeche, así como con los boquerones en vinagre. Sus sabores grasos, matizados por el vinagre, transforman sus lomos limpios en bocados chispeantes, imposibles de maridar con ninguna otra bebida. Más aún, si se salpican con ajo picado.
  • Cazuelas de pescado

Tanto los suquets como los calderos ricos en ajo, aceite y azafrán, en los que no faltan los pescados de sabores poderosos y penetrantes,
van muy bien con cerveza.
  • Las conservas

Todos los pescados azules en conserva se transforman con el tiempo. Con el paso de los meses sus aromas se concentran y cobran
acentos metálicos, algo dulzones y salados, que se superponen a su natural gusto marino. En esta amalgama de sensaciones variopintas,  las cervezas suaves y las de gusto intenso actúan de magníficos compañeros de viaje.
  • Cocina japonesa

¿Cuál es uno de los pilares de la cocina japonesa? El pescado...
Los platos de cocina japonesa (sushi y sashimi) que contienen pescados crudos ligan perfectamente con la cerveza. Esto se debe a los
aderezos con que se bañan, salsa de soja y pasta wasabi picante. Por la misma razón, un pescado al vapor al estilo chino (rodaballo o gallo) que lleva incorporado salsa de soja resulta delicioso en combinación con cervezas suaves.
  • Frituras de pescado

Además de ser una práctica habitual acompañar los pescados fritos con cerveza, quizá inconsciente y espontánea, este maridaje es
muy aceptable, ya que aporta el contrapunto refrescante necesario, aunque existen algunas excepciones.
El pescado en adobo, que ha sido sometido a un marinado con ajo, vinagre, orégano y cominos, resulta excelente con cerveza. Lo
mismo sucede con los boquerones o sardinas.

Los usuarios también visitaron

  1. #1

    Fer B.

    Enhorabuena por el artículo. Nos sigues ampliando el campo de visión.

    Un saludo!

  2. #2

    Esther Mañez

    en respuesta a Fer B.
    Ver mensaje de Fer B.

    En breve más maridajes... y gracias a vosotros!!!

  3. #3

    G-M.

    No me gusta nada cenar con cerveza, pero leyéndote... ¡casi me entran ganas!
    Enhorabuena por el artículo.
    Bss

  4. #4

    Esther Mañez

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    No me seas tan radical... seguro que en breve nos cuentas lo contrario ;)

  5. #5

    Juanjosantos

    Muy bueno el artículo.

    El pescado siempre ha maridado muy bien con la cerveza (excepto pescados muy suaves como bien se comenta).

    Yo tampoco soy muy cervecero pero, cierto es, que en determinadas situaciones se hace casi imprescindible:

    - Partido de fútbol con amigos tomando aperitivos (el caso de esta noche).

    - Aperitivo a las 12:30-13:00H a la orilla del mar un día soleado (sobre todo en verano, con calor y siempre servida bien fría).

    - Como entrada (primera bebida) en cualquier comida. Costumbre española denostada, no sin parte de razón, por muchas personas amantes del vino sin esa costumbre que aducen que la cerveza como entrada de una comida deja como un sabor amargo-metálico como a alcachofa en la boca que hace casi imposible apreciar igual posteriormente un buen vino o un buen champagne durante el resto de la comida... Estas personas dicen que como un buen champagne como entrada en una comida, no hay nada (cierto es, el champagne siempre debería estar para recibir y saludar, nunca para despedir a nadie pero también es cierto que la diferencia de precio de una buena cerveza respecto a casi cualquier champagne también es sustancial y que las cosas no están para tomar champagne todos los días).

    En fin, que sin ser mi bebida favorita sí es cierto que hay situaciones donde apetece y mucho una cerveza como aperitivo e incluso como maridaje (no sólo bebida acompañante, sino maridaje) de una buena comida.

    Yo suelo preferir en ocasiones vinos tranquilos (blancos, rosados) porque las bebidas con gas (y encima la cerveza con su mayor proporción de carbohidratos) tengo demostrado que me hinchan antes y me hacen comer menos... y si algo me gusta mucho, no me gusta dejarme nada en el plato por saciarme (hincharme) antes de hora ;)

    En cualquier caso, esta noche, para el fútbol, dejaremos el vino a un lado y brindaremos con la bebida por excelencia del mismo: unas buenas birras! :D

    Salud!

  6. #6

    Jeronimo

    Pues mira que me gusta la cerveza con casi todo, pero precisamente con pescado, como no sean unos pescaitos fritos, o unos calamares a la romana, no me acaba de convencer.

  7. #8

    Elmesias

    Me encanta la cerveza, pero con unas papas, olivas, etc...
    Para comer sin saborear o armonizar me vale con cualquier cosa; pero lo que es "maridar" con pescado como que no...

  8. #9

    Angel B

    Totalmente en desacuerdo,
    El pescado marida muy mal con cervezas lager.
    Es tema no es la grasa o no grasa, azul/blanco, que limpie la boca, etc. El tema es que reacciona con el sabor del pescado intensificando los toques metálicos, lo que para mucha gente es muy desagradables.

    Un saludo, Angel

  9. #10

    Santi Albert

    Soy de los que piensa que en la variedad está el gusto y que no está de más probar cosas nuevas y nuevas combinaciones. Yo soy un fan incondicional de la cerveza y por eso quizás me guste combinarla con todo.
    La verdad es que tipos de cerveza no faltan para combinarlas con lo que sea (dentro de lo razonable, pescados, carnes, verdura...).
    Yo diría que en la variedad esta el gusto, y que para gustos colores!

    Un saludo!

Herramientas del blog


Sitios que sigo


Próximos Eventos Verema

Experiencia Verema Valencia

Viernes 19 y sábado 20 de febrero de 2016.

Anteriores Eventos

Wine Lovers Experience. Gastrónoma 2015

Sábado 14, domingo 15 y lunes 16 de noviembre de 2015

Experiencia Verema Barcelona

Lunes, 9 de noviembre de 2015.

Experiencia Verema Bilbao

Lunes, 26 de octubre de 2015.

Encuentro Foreros Verema Marco de Jerez

Viernes 9, sábado 10 y domingo 11 de octubre de 2015.

Pasión Manchuela

Lunes, 29 de junio de 2015.

Encuentro Foreros Verema Rioja

Viernes 19, sábado 20 y domingo 21 de junio de 2015.

Placer Bobal

Viernes, 12 de junio de 2015.

Experiencia Verema Madrid

Lunes, 25 de mayo de 2015.

Navarra Wine Experience

Lunes, 11 de mayo de 2015.

Experiencia Verema Málaga

Lunes, 27 de abril de 2015.

Experiencia Verema Mallorca

Lunes, 9 de marzo de 2015.

Experiencia Verema Valencia

Viernes 20 y sábado 21 de febrero de 2015.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar