Catacaldos de La Mancha

Vino y poesía ¡Andalucía mía!

Caminante, son tus huellas

el camino y nada más;

Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Al andar se hace el camino,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino

sino estelas en la mar.

(Caminante no hay camino -Antonio Machado-)

 

Nos envuelve el viento en su manto dejándonos llevar a  tierras andaluzas y es que esa tierra llena de alegría nos tiene encandiladitos, hicimos varias paradas en nuestro camino, el primer alto fue en Sevilla “madre” de Andalucía.

Descubrimos una modesta a la par que grandiosa Taberna llena de encanto en pleno corazón de la ciudad hispalense, Manolo Cateca Antigua Taberna La Goleta, cuentan con gran variedad de referencias de  Olorosos, Finos, Palo Cortado, Amontillados, PX, tintos y blancos en su carta para poder copear y tapear. Dándonos al máximo de los placeres y pudiendo disfrutar de ricas tapas como salazones, chicharrones, pringá y un sinfín de manjares, entre ellas la singular tortilla de patatas con hierbabuena.

Nos decantamos por tomar una copita de Botana (amontillado) y seguidamente vino el  Fino Quinta, Fino Inocente, Oloroso Maestro Sierra, Amontillado en rama Cruz Vieja, Palo Cortado Península y para rematar un PX El Candado.

Dejándonos llevar por la atracción de los vientos Atlánticos aterrizamos en la Bodega Delgado Zuleta para asistir a la presentación de Entusiástica, la primera manzanilla ecológica nacida en el Marco de Jerez, llego de la mano de su creador el inigualable Pepe Cabral, que nos trasladó con el gran entusiasmo y como “padre de la criatura” cada detalle de tal increíble innovación. Con total admiración damos gracias a Pepe Cabral por la dedicatoria.

Siguiendo nuestro camino llegamos a El Puerto de Santa María para visitar Bodegas Grant de la mano del inefable Edmundo Grant que con gran generosidad y un trato exquisito nos abrió las puertas de su bodega  mostrándonos con dedicación cada rincón de la misma.

Fue fundada en 1841 por D. Edmundo Grant Falconell y actualmente es su linaje quien sigue al frente continuando con la cultura bodeguera del Marco de Jerez, en esta bodega con duende se respira arraigo y tradición familiar a la par que armonía y arte por lo que se hace.

Sus marcas son Valeroso en la cual encontramos su fino y  La Garrocha que la componen su Manzanilla, Amontillado, Oloroso, Cream, Moscatel y PX. Cuentan también con una edición especial Reserva Familiar. Todas estas crianzas realizadas en botas como bien marcan los cánones de los vinos de Jerez mediante el sistema de soleras y criaderas, las cuales están ubicadas en un inmejorable entorno.

Tuvimos la oportunidad de compartir una agradable jornada y hemos de destacar la profesionalidad a la par que el gran factor humano, estaremos siempre agradecidos por el trato recibido.

Estando dentro del marco no podíamos dejar de visitar la bodega más grande de Europa Williams & Humbert también premio nacional de arquitectura y no es para menos porque su belleza la hace única.

Fundada en 1870 por el inglés Alexander Williams un enamorado de tierras jerezanas y de una jerezana de nacimiento llamada Ammy Humbert con quien  contrajo matrimonio, asentando su núcleo familiar en Jerez. Pero fue en 1877 cuando fundo conjuntamente con su cuñado, Arthur Humbert, lo que hoy en día es esta esplendida bodega.

Al llegar nos recibieron unas simpatiquísimas aves ya que en los jardines de la entrada tienen aproximadamente unas dieciséis especies  procedentes de los cinco continentes que hacen que esboces una sonrisa comenzando la visita en buena sintonía.

Tras el primer contacto llegamos a tiempo para poder ver el espectáculo ecuestre que realizan en plena bodega, elegancia y sofisticación sin igual, la que muestran los caballos Jerezanos que con gran disciplina y perfecta sincronización con el jinete y el ambiente hacen de la exhibición una auténtica fiesta.

Son numerosos los productos que elaboran desde el conocidísimo brandy Gran Duque de Alba, las ginebras Botanic, licores Canasta, ron Dos Maderas, etc.

Referente a sherries encontramos con la gama Canasta (jerez, oloroso dulce y cream), los famosos Drysack, el fino Pando, Jalifa amontillado entre otros.

También cuentan con vinos tranquilos en gama de blancos algunos como Estero Blanco (vino de la tierra de Cádiz) y sus tintos Salcis (crianza, roble y reserva).

Además en la rama de alimentación tienen productos tales como aceites, ibéricos, quesos y vinagres. En definitiva una bodega con una inmensa extensión comercial enfocada tanto al turismo como en la venta de sus productos.

La última parada de este gran camino fue en Sanlúcar de Barrameda donde nos dispusimos al placer mundano del arte del buen comer y el buen beber,  el aperitivo fue en El Poma a pie de la desembocadura del “padre” de Andalucía, el ilustre rio Guadalquivir.

Tomamos el exquisito langostino de Sanlúcar  y unas ortiguillas dando rienda suelta al maridaje con una copita de manzanilla ¡de ahí al cielo!

Y ya que estábamos en el cielo, como diría un buen amigo,  fuimos a “ver a dios” Taberna Der Guerrita, templo de los mejores vinos y la mejor gastronomía. El deleite fue extremo, solo pido un deseo…Yo quiero estar en “El Limbo”.

 

    

 

 

 

  1. #1

    Arrutzi_Najera

    Si es que con estos vinos la poesía surge fluye se te escapa, saludos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar