Catacaldos de La Mancha

Comida Anual de Catacaldos de la Mancha y Amigos

La llegada del nuevo año trajo de la mano la tradicional comida anual que celebramos Catacaldos de La Mancha, comenzamos el 2015 rodeados de buenos amigos que ocasionalmente nos acompañan a catar, para nosotros fue un placer contar con ellos ya que nos unen lazos importantes con el mundo del vino y el enodisfrute, aunque no todos los amigos de Catacaldos de La Mancha pudieron asistir tuvimos muy presentes a los ausentes.

Elegimos un sitio donde poder fusionar el vino y la buena cocina, sin dudar escogimos restaurante Azabache un lugar lleno de encanto, dotado de un gran equipo profesional  donde siempre nos reciben con un trato exquisito y nos hacen sentir como en casa. Desde aquí damos las gracias a Manu, Santi y todo el fabuloso equipo.

Cada asistente llevo bajo el brazo un vino escogido con especial cariño para poder compartir con el resto de comensales y como no, de alguna manera, con nuestros lectores.

Empezamos con un grato sabor de boca proporcionado por Chateau Vigneau 2006  (Sauternes 1er Grand Cru Classé) fue una de las estrellas que brilló con luz propia dejándonos a todos maravillados con su sabrosura, era completamente envolvente y delicioso, elegantes aromas a miel, aromas balsámicos y de botrytis sobre un fondo de nuez. Se maridó con foie y fue todo un acierto, plato y vino salieron beneficiados.

Tras cambiar de tercio con Mandolas 2011 de Tokaj Oremus (100% Furmint) y su estilo seco, cítrico y mineral nos fuimos con Cloudy Bay 2014 (Sauvignon Blanc) personalidad propia y temperamento a caudales, mostraba un clarísimo pimiento verde que provoco la sorpresa entre aquellos que no conocían este monovarietal neozelandés de la zona de Marlborough, fresco con toques amargos y un final algo seco, se llevó bien con la tempura de langostinos.

El siguiente plato compuesto por un delicioso tartar de atún vino junto a una magnun de Edoné Cuvee de María de la bodega Viñedos Balmoral, un elegante espumoso de burbuja fina muy aromático y cuyo paso en boca fue delicioso. Hemos de indicar que ha obtenido una favorable evolución para ese tipo de formato.

Fino Urium nos mostró una amplia paleta aromática en nariz  con aromas a frutos secos, avellanas, dátiles y una marcada salinidad. Dio la cara su nervio en boca, una exquisitez increíble con un final largo que hacía que nos deleitásemos aún más con él.

Nos llevamos una pequeña desilusión con Tharsys Único 2008 (Bobal) quizás las expectativas eran demasiado altas, correcto aromáticamente, de nariz media, muy complejo, en boca entrada fresca con notas a fruta roja, glicérico y acidez marcada pero paso ligero.

Cambiamos de tercio con una Monastrell del 2012 Negrillo 270 de estilo propio con notas especiadas, muy expresivo, entrada fresca y fácil de tomar, invitaba a beber. Le fue bien al plato de pulpo estofado.

Tomamos un plato de presa ibérica combinándolo con un par de vinos por un lado Cerrogallina 2011 (Bobal) su característica principal fue su complejidad y buena intensidad aromática, notas a fruta roja y algo floral, buen paso en boca lástima que desaparecieran sus aromas rápidamente de boca.

Esa presa ibérica además fue acompañada por un vinazo como Tomas Postigo Crianza 2011 (Tinto fino con algo de Cabernet Sauvignon y Merlot) muy equilibrado y completo, aromas a frutos rojos y maderas nobles, especiado con un bouquet exquisito, muy sabroso con acertada acidez y final muy largo. ¡Todos quedamos encantados con el!

Colofón a lo grande con un arroz al horno con manitas de cerdo, sencillamente buenísimo y especialmente al ser regado con Dominio de Atauta 2006 del que destacamos su elegancia, aromas envolventes a frutillos, entrada fresca y buen paso, nos llenó la boca de buenas sensaciones encontrándose en un punto de madurez óptimo.

Mención especial a este último vino de la comida, lo tomamos en honor a un ser muy especial, fue un verdadero privilegio que una generosa y maravillosa amiga lo compartiese con todos nosotros, lo recibimos con el mismo cariño que fue escogido. GRACIAS PEPA.

Y como no hay gran cita sin gran generoso un Palo Cortado Obispo Gascón de Barbadillo con sus intensas notas a frutos secos y ebanistería. Muy seco, salino y elegante. Largo como un día sin pan, todo un detallazo que vino desde Hellín de la mano del amigo Ricardo para nuestro deleite.

Dice el refranero que quien tiene un amigo tiene un tesoro así que tenemos un gran tesoro por estar rodeados de tan buenos amigos, queremos dar las gracias a todos por acompañarnos en tan bonita jornada.

  1. #1

    Imperial Vs72

    Buen homenaje, desde luego!

    Veo que os gustó ese fino de Urium, una casa bastante desconocida que maneja soleras bastante antiguas; de ellos sólo he probado el PX VORS, trataré de hacerme con una de estas de fino a ver.

    ¿va más al estilo de fino "viejo" (Panesa, Tradición) o más ligero?

    Saludos

  2. #2

    EuSaenz

    en respuesta a Imperial Vs72
    Ver mensaje de Imperial Vs72

    Más ligero. Pero está muy bien. En Vinoble 2010 estuvimos visitando la bodega y catando todos sus vinos, los viejos tienen un nivel muy alto.

    Saludos,
    Eugenio.

  3. #3

    FPardo

    Vaya comida... qué bien os lo montáis!!!

    Respecto al Único de Tharsys las dos últimas botellas que he probado tuvieron un nivel bastante inferior al de otras ocasiones, no sé si fue mala suerte con las botellas o una añadas más floja porque no me fijé.

    Espero poder veros a todos en Brindis este año, esperemos que no nieve...

  4. #4

    pepecano

    ¡¡ Esos paisanos!!! Que bien que lo `pasais.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar