Catacaldos de La Mancha

Diario de un Viaje Inolvidable Parte II -Jerez-

En tierras gaditanas está una de las mayores joyas para los buenos amantes del vino nos referimos como no podía ser de otra manera al Marco de Jerez, la primera parada dentro de nuestro viaje fue en Jerez de la Frontera, sinónimo de arte, embrujo, pasión, felicidad…tierra del flamenco donde el recuerdo de un “zapateao” al son de una guitarra española eriza mi piel y el sentir del cante me hace estremecer.

Jerez es versátil y para todos los gustos puesto que allí está ubicada la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre donde se encuentran caballos de razas como Pura Sangre Española o Caballo Andaluz, Cartujana o Jerezano para los amantes de la hípica y como dice un eslogan publicitario tierra de motos, donde se da lugar el evento motero del Gran Premio de España de Motociclismo donde cada año se desplazan al Circuito de Jerez miles de personas.

A nivel enológico y para los amantes del vino es el templo de los templos, los vinos de Jerez son únicos en el mundo y poseen unas características organolépticas identificativas, estos vinos sublimes son más apreciados, elogiados y a la vez envidiados fuera de nuestras fronteras, han viajado por todo el globo terráqueo siendo nuestro mejor embajador. Como bien decía Alexander Fleming: “Si la penicilina cura las enfermedades el Jerez resucita los muertos”. Bodegas centenarias a pie de calle llenas de botas de vinos finos, amontillados, olorosos, palo cortado, cream, Pedro Ximenez, emblemáticos destilados y vinagres de Jerez hacen que la historia se palpe en el ambiente de la ciudad, los lugareños tienen una gran cultura fomentada por la cantidad de Tabancos que podemos encontrar para disfrutar de tal exquisitez gozando de una copita recién servida rebosante de esencia y tradición.

Sus campos con tierras albarizas, cepas de Palomino y PX, estas últimas sometidas a un “Asoleo” que consiste en deshidratar las uvas extendidas al sol para la luego hacer los tan deliciosos PX y Cream. Elaboran sus vinos con el tradicional sistema de Criaderas y Soleras como procedimiento dinámico de envejecimiento, disponen las botas en hileras de diferentes alturas las de abajo son soleras y contienen el vino más envejecido a partir de ahí hacia arriba se van formando las criaderas para luego ir trasegando el vino y proceder a su posterior embotellado en rama. Hace unos años el consejo regulador de la denominación de origen Jerez-Xérèz-Sherry creo dos categorías especiales de vinos de Jerez con vejez calificada a través de las siglas VORS (Very old rare Sherry) estos vinos tienen una media de envejecimiento de más de 30 años y VOS (Very old Sherry) y en este caso la media de envejecimiento es de más de 20 años. En algunas etiquetas de los vinos que os vamos a mostrar las observareis.

Visitamos Bodegas Tradición a través de la encantadora Ana Conde y de la mano de Sabrina Melcher que nos enseñó con mimo cada rincón de la bodega, la cual fue fundada en la última década del S. XX más concretamente en el año 1650, tienen una producción limitada donde todo el proceso de embotellado de sus botellas, todas numeradas, se realiza de manera manual. Posee la bodega un tesoro único, una pinacoteca con obras de Velazquez y Goya entre otros, es una de las colecciones privadas de pintura más importantes del país. Allí catamos su amontillado, Oloroso, Palo Cortado, Pedro Ximenez y los brandies Gran Reserva y Platinum Solera gran Reserva. En toda su gama buscan la franqueza de los vinos de Jerez.

Difícil para cualquiera quedarse solo con uno de ellos, así que nombraré esos 2 que más me tocaron la fibra, su Amontillado Tradición VORS con una edad media de 45 años mostraba la salinidad de manera elegante e integrada, meciéndose en una especie de baile eterno con las notas de frutos secos. También excepcional su Pedro Ximenez Tradición que muestra que la fuerza no solo se muestra dejando de lado a la elegancia, café, cacao, regaliz negro, tabaco, caramelo, cascar de naranja entran a tu boca sin pesadez pero con untuosidad y expresividad. No obstante como indicamos escoger su Oloroso Tradición con aromas a tabaco y frutos secos o su Palo Cortado Tradición por su avellana y notas de pastelería ofrecen siempre la misma garantía de calidad y dejarse acariciar por sus brandys forma parte de una experiencia sin parangón.

Estando en Jerez no podíamos de dejar de visitar Bodegas Gonzalez Byass-Tio Pepe para ver al majestuoso y más afamado de los tíos “El Tio Pepe”, gracias al inefable Juanma Terceño y de la mano de una gran profesional como es Maribel, la cual, nos guio con una trato exquisito por las amplísimas instalaciones. Es una de las bodegas más importantes de todo el territorio nacional firma reconocida internacionalmente que ha sabido conservar el espíritu emprendedor de sus antepasados generación tras generación basándose en la constancia en el trabajo, nombre de una de las bodegas del complejo e inspiradora de su bodega ubicada en Otero (Toledo).

Un paseo por sus bodegas es ese tipo de vivencias y experiencias inolvidables para los amantes del vino. Los Apóstoles de 1857 con su majestuoso Cristo, 16,500 litros equivalente a 33 botas rodeado de los apóstoles preciosas botas grabadas y situadas como en La Santa Cena de Leonardo Da Vinci con la sustitución de Judas Iscariote por Matías. Los Reyes con botas firmadas a tiza por distintas casas reales y personalidades a nivel tanto nacional como internacional. La Real Bodega de la Concha de 1869 diseñada por Gustav Eiffel y dedicada a la reina Isabel II con sus 214 botas de Amontillado La Concha identificadas con la bandera del país donde podremos disfrutar de una copita de nuestro tío mas viajero e internacional. Los Gigantes de estilo más moderno pero no por ello menos majestuosa, La gran bodega de Tío Pepe, La Cuadrada, La Constancia con 175 botas en honor al 175 aniversario de la bodega, la bodega de destilados junto a la veleta más grande del mundo según el record Guiness, el cuarto de muestra impasible al tiempo desde 1887.

Aun es conservada intacta la sala de pruebas del señor Pepe donde se refugiaba a hacer sus “experimentos” y la puerta por la cual en aquella época daba paso a sus amistades para disfrutar de sus vinos en compañía, en la imagen superior se puede observar el sistema de candioteras utilizado antes del actualmente empleado sistema de solera y criaderas.

Una de las anécdotas más significativas es la de que en aquella época era tal la magnitud de trabajo que tuvieron que comprar las calles que cruzaban las instalaciones de la bodega al ayuntamiento para poder trabajar y trasladar adecuadamente las botas entre las instalaciones sin los obstáculos de los transeúntes, hoy en día una de esas calles llamada Calle Ciegos está considerada como una de las calles más bonitas del mundo.

Además de Tío Pepe y Viña AB probamos la gama VORS a saber Del Duque (Amontillado) con su señorial elegancia, verticalidad y esencia de flor, Apóstoles (Palo Cortado) que se proyecta en tu boca de manera exponencial desde su entrada con una complejidad majestuosa, Matusalén (Oloroso) con ese punto salino y fresco que hace que una copa te lleve de la mano hasta la siguiente y Noé (PX) con su volumen, amabilidad y longitud magnánima.

Finalizamos nuestras visitas por Jerez en Bodega Fernando de Castilla situada en pleno casco antiguo de Jerez gracias al acertado consejo de nuestro buen amigo Guillermo MDV autor del blog Y de vinos, qué...?. Nos recibió Fernando Romero con gran cordialidad mostrándonos un recorrido minucioso y detallado por toda la bodega, a golpe de venencia, de bota en bota mostrándonos todo el proceso, sus bondades y diferencias. Su objetivo es elaborar de vinos de Jerez, Brandies y Vinagres de manera artesanal y limitada. Pura filosofía.

La gama Classic aporta un valor añadido por calidad y precio pero su gama Antique requiere un detenimiento especial, en cada vino percibimos esos tiempos pausados del Jerez de antaño, embotellados directamente de la bota para mantener su pureza. El fino Antique parada obligatoria a todo venerador del Jerez más intenso, procedente de Pago Balbaina 9 años de espera para un “fino amontillado” sin igual, el estilo que Jan Pettersen quiso recuperar, inenarrable. Destacar aquí también su Oloroso Antique por ese carácter muy muy seco, la versión de oloroso que siempre me atrae más, su Amontillado y Palo Cortado Antique muestran la integración de esas largas crianzas biológicas sobre una oxidativas muy elegantes en matices y para el PX Antique volvemos a ese estilo de PX que te sorprende por su desparpajo en boca pese a los 399 gramos de azúcar por litro. Pasar por alto sus brandies sería un error imperdonable, integración máxima del alcohol con matices embaucadores, tampoco se les paso por alto al Equipo Navazos con esa bota nº 43.

En el siguiente artículo seguiremos por el Marco de Jerez más concretamente por Sanlúcar de Barrameda y El Puerto de Sta. María.

  1. #1

    EuSaenz

    Tradición, González Byass y Fernando de Castilla, un trío de verdadero nivel para visitar, muy bien escogidas.

    Saludos,
    Eugenio.

  2. #2

    schivas

    Con buenos consejeros y amigos todo es mucho más fácil.

  3. #3

    gavelar

    Me pones los dientes largos...es una lastima que despues no beba Jerez ni Dios (o para ser exacto cuatro gatos), y eso que pocos vinos tienen un RCP tan extrordinaria.s2

  4. #4

    Ricardof

    Vaya, vaya, vaya... A la chita callando, como os lo montáis algunos, pero no me dáis demasiada envidia, porque ya tuve la suerte de conocer Tradición y González Byass y los singularísimos vinos de Fernando de Castilla en una bastante completa cata de sus vinos, aunque he de reconocer que ir de bota en bota con la venencia y acompañados del propietario ya si que me pone los dientes largos. Os felicito

  5. #5

    Ricardof

    Ah, pero acabo de ver que en la siguiente entrega toca El Puerto y Ssanlúcar, na menos!
    Estoy seguro de que no vais a "fallar la diana" (hay tanto y bueno... ) pero sobre todo, " la catedral " de Barbadillo. Impresionante.

    Tb. me imagino que haréis una visita a Rafael de la Cruz (todoagranel.com) y lo mismo hasta os véis con [email protected] provincia, que no conoce bien el paño ni ná.
    Si pudiérais echar un rato con Antonio Barbadillo y sus manzanillas ya sería redondo no, lo siguiente, Jejejejj

    Espero con impaciencia la 3a entrega. ( las 2 anteriores me han encantado 👍👍 👏👏👏👏)

  6. #6

    Miguelx

    Muchas gracias por el artículo, estoy preparando un viaje a Jerez en diciembre y esto me ha servido de gran ayuda, estas tres bodegas caen seguro.

    Un saludo

  7. #8

    Miguelx

    en respuesta a schivas
    Ver mensaje de schivas

    Muchas gracias!

    No los había visto aun, los leeré este fin de semana mientras disfruto del sabor de Jerez en copa.
    Me quedé con ganas este año de conocer Vinoble, a ver si el año que viene me cuadra.

    ¿A qué te refieres con no entrar en una visita turística básica?

  8. #9

    schivas

    en respuesta a Miguelx
    Ver mensaje de Miguelx

    Pues que con los turistas las visitas son muy directas y con el hambre que tienes de profundizar quizás se te queden algo cortas

  9. #10

    Miguelx

    en respuesta a schivas
    Ver mensaje de schivas

    Si claro, de hecho cuento con ello y dado que no conozco a nadie allí, he optado por bodegas algo menos turísticas como Tradición, Fernando de Castilla en las que ya tengo reserva o Maestro Sierra, aunque esta última me dicen que no hacen visitas...

    De todos modos también tengo reserva en Tío Pepe y Real Tesoro.

    Ya me gustaría hacer algo menos turístico, más cercano, junto a los hacedores de esas joyas, venencia en mano y catando directamente de las botas, tal y como describes en tu experiencia.

    Muchas gracias por tus recomendaciones.

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar