Catacaldos de La Mancha

Temporada estival época de celebraciones

Como cada año por estas fechas en multitud de ciudades y poblaciones se mueven al ritmo de verbenas y al son de la melodía que producen las copas al brindar y festejar las tan ansiadas fiestas populares, donde la alegría del verano es contagiada y el calor es sofocado por un buen vino blanco o tinto, nada de gaseosas u otras bebidas sin alma.

Siempre es una buena ocasión para reunirse con amigos y descorchar, pero en este caso tuvimos una razón de peso para juntarnos y abrir algunas de las “joyitas” reservadas para eventos especiales, celebrando con armonía y gozo unos de los éxitos recientemente acontecidos.

Los elegidos para acompañarnos en tal bonito día fueron:

Janine Vedel 2013

Un blanco con elegancia y clase de bodega Herrero. Color amarillo verdoso con gran brillo.

Nariz media de gran finura, aromas a esparraguera, hinojo, vegetales como el pimiento verde, lima y un punto especiado.

En boca nos proporciona frescura, muy vertical con una leve untuosidad y un final muy largo.

José María, Juan Miguel y Javier rinden el mejor homenaje posible a su madre.

Domaine Daniel Dugois 2007

De los viñedos del Jura, en el Franco Condado, procedente de dos terroirs bien distintos, uno plantado en 1976 sobre margas rojas cubiertas con piedras de origen dolomítico, el otro datado de 1991 con algunos toques calizos, ambos de la variedad Savagnin (autóctona de la zona). Su crianza biológica le aporta un carácter diferenciador que lo dota de una personalidad única alcanzando un magnifico blanco lleno de tipicidad y complejidad mostrándose franco ante nosotros, pura esencia.

Amarillo dorado intenso, oro viejo muy brillante.

Nariz intensa con aromas a fruta amarilla madura, frutos secos muy marcados, polen, manzanilla y tilo.

Entrada intensa con mucho cuerpo, aldehidicos, buena acidez, alcohol integrado, salino, crema pastelera, manzana asada, calizo y un final largo.

Viña Tondonia Blanco Reserva 1999

Un gran clásico de Rioja que nunca defrauda y brilla con luz propia. Garantía de éxito en cualquier mesa, que sabe mantener la filosofía arraigada de la que sin duda es mucho más que una familia bodeguera.

Amarillo dorado con reflejos oro viejo y brillante.

Nariz intensa con aromas a fruta de hueso desecada, una atractiva pimienta blanca, cera, madera, punta de lápiz.

Boca con poderío, más cuerpo y una entrada intensa, bien estructurado, elegantes notas de barrica y un placentero final largo.

Gratallops 2012

Un priorato del gran Álvaro Palacios que tuvo que mantener el gran nivel demostrado por los tres grandes vinos que le precedieron.

Color rojo cereza y capa media.

Gran finura con nariz media con aromas a frutas en un punto de madurez optimo y especiados sutiles.

Entrada amable, sabroso, elegante y un tanino muy sedoso.

El siguiente fue invadido por el enemigo de los que guardamos botellas para ver su evolución porque se presenta sin avisar en el momento mas inoportuno, el TCA pero como ya no nos pilla de nuevas tiramos de recursos continuando con un vino que este año nos dio grandes alegrías, hablamos de la obra de los gaditanos hermanos Muñoz.

Samsara 2011

Vino Rondeño de la sierra de Málaga, color brillante de rojo picota con un ribete levemente atejado.

Nariz intensa con notas balsámicas, maduras, aceituna negra, proteico y aromas ahumados.

Boca potente, sabrosa y bien estructurada, notas a tostados con un final medio.

Gilera Brut Reserva

Multivarietal de Xarello, Macabeo y Parellada.

Amarillo verdoso de burbuja fina.

Nariz media con aromas vegetales, levadura fresca, en boca resultó algo pesado. Con buen cuerpo, notas a piña y un recorrido con final medio.

Disfrutad del final del verano y aprovechad las vacaciones para seguir probando buenos vinos, sea en el mar o en la montaña o si ya las habéis tomado, seguro que una buena copita os alegra el día a día, siempre por prescripción en buena compañía.

 

 

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar