Blog de Álvaro Moreno

En el corazón de Vega Sicilia

Me acerco a la confección de este artículo con el máximo respeto que uno debe guardar a la que sin duda es la bodega más emblemática, con más historia, más conocida dentro y fuera de nuestras fronteras, me refiero por supuesto a Vega Sicilia.

Tuve la gran fortuna de visitar meses atrás las nuevas instalaciones que los actuales propietarios han levantado para, yo no diría modernizar, sino con la finalidad de seguir realzando y perpetuando la dilatada trayectoria en elaboración de vinos de la máxima calidad que hay detrás de esta legendaria bodega.

Me gustaría comenzar haciendo un breve repaso a la historia de Vega Sicilia, desde su origen cuando Eloy Lecanda en 1864 funda la bodega en la finca que su padre, hacendado industrial de origen vasco, compró años atrás al Marqués de Valbuena. En ese año se adquieren sarmientos en Burdeos de las variedades cabernet sauvignon, merlot, malbec y pinot noir, eso si destinadas en un principio a la elaboración de brandy y no de vino. Desde ese momento la bodega ha pasado por varios propietarios entre ellos la familia Herrero, que a su vez alquilo la bodega a la insigne bodega riojana Cosme Palacios, de cuya mano llega a Vega Sicilia una de las personas de mayor transcendencia para el devenir de la casa, el riojano Domingo Garramiola “Txomin”, que es quien realmente da un salto de calidad. Aplicando métodos de elaboración bordoleses y tratando de diseñar vinos de corte clásico riojano con prolongados envejecimientos en madera, se embotellan por primera vez en el año 1915 los primeros Vega Sicilia y Valbuena. A partir de aquí comienza la fama de estos vinos de reconocimiento internacional.

En el 52 la bodega se vuelve a vender a la empresa de semillas Prodes, que incorpora en el 56 como gerente a otra de las figuras claves de la trayectoria de Vega Sicilia, Jesús Anadón, impulsor también años más tarde de la DO Ribera del Duero.

El sucesor de Anadón es una de las personas más respetadas y de mayor calado en el mundo del vino de nuestro país, Mariano García. Nació en la misma bodega cuando su padre Mauro (cuanta simbología hay detrás de este nombre) era encargado de la finca, se incorporó a trabajar para la empresa en el año 68 como ayudante de Anadón y tras la jubilación de este en el 85 toma las riendas de la dirección enológica de la bodega, hasta el año 98 cuando rompe con la dirección de la misma y se centra de lleno en sus proyectos personales con el éxito que todos conocemos.

La etapa actual de Vega Sicilia se inicia en el año 1982 cuando la familia Alvarez adquiere la propiedad de la finca y sin duda lleva a cabo la modernización, internacionalización y consolidación de la bodega, contribuyendo de forma transcendental a ubicar a estos vinos entre los elegidos a nivel mundial. En todo este proceso no solo potencian la casa matriz ubicada en Valbuena de Duero (Valladolid) sino que emprenden un proceso de expansión enológica ampliando el negocio con la creación de nuevas bodegas, primero Alión en la Ribera del Duero, le sigue Tokaj Oremus donde la familia Alvarez, con Pablo Alvarez como principal valedor, se aventura a elaborar en una regiones vinícolas más emblemáticas y con mayor solera del Viejo Continente. En el 2001 nace Pintia, con la intención de elaborar grandes vinos en una región que comenzaba a sonar entre las de mayor potencial para los vinos tintos nacionales, en Toro.

Conocida por todos los aficionados al vino es la noticia que nos sorprendió el pasado año cuando se anunció la creación de una nueva bodega por parte de Vega Sicilia en la Rioja, en este caso en alianza con otra saga de tradición bordolesa, propietaria de varias bodegas y accionista histórico de Chateau Lafite, la familia Rothchild. Siento gran curiosidad por conocer los vinos de esta nueva aventura, los mimbres son inmejorables.

Como decía, todos estos movimientos han llevado a la expansión del negocio vinícola de esta histórica bodega, pero sin olvidar que el verdadero corazón, el origen y el futuro continuista de este mito se sustenta en la finca ubicada en la vega del río Duero, por ello la familia Alvarez, con la contribución fundamental del que actualmente es el director técnico de la bodega Xavier Ausás, emprendieron en los últimos años la renovación y ampliación de todas las instalaciones de la bodega en pos de mejorar si cabe la calidad de los vinos que en ella se elaboran y contribuir a perpetuar la espiritualidad de los mismos.

                                            

El resultado ha sido espectacular, al menos sobre el papel, ya que aun no hemos podido degustar los vinos que saldrán de estas nuevas instalaciones, pero gracias a la visita que pudimos disfrutar estos días de la mano de Xavier Ausás comprobamos que Vega Sicilia también se ha convertido en la bodega de referencia en cuanto a instalaciones se refiere, he visitado muchas bodegas, de grandes y pequeños presupuestos, nacionales e internacionales y sin duda alguna creo hoy por hoy Vega Sicilia se lleva la palma. Quizás le falte el romanticismo de los pequeños elaboradores, pero se compensa con creces con la historia que se respira en su interior.

Xavier tuvo la amabilidad de presentarnos las nuevas instalaciones de la propiedad iniciando la visita por el coqueto jardín de estilo oriental que se ubica a la entrada de la finca, donde han reunido especies arbóreas de gran valor y donde demuestra la sensibilidad y gusto que tiene esta casa.

                                            

La nueva bodega es una gran combinación en la que se han incorporado los últimos avances tecnológicos en lo que elaboración de vinos se refiere, sin descuidar hasta el más mínimo detalle. Se percibe un gran trabajo de estudio, de análisis, de reflexión tratando de conseguir la perfección en cada uno de los procesos que llevan a la consecución de un vino estelar. Desde lo alto de la bodega de elaboración en lo que califican como el puesto de mando se controla de forma milimétrica y computerizada cada grano de uva, que previamente se selecciona en una doble mesa de selección antes de pasar a alguno de los 82 depósitos de fermentación con los que actualmente cuenta la bodega repartidos entre inox para el Valbuena y madera para el Único. Todo ello se combina a la perfección con el lado más romántico y ancestral que se palpa en las salas de barricas de Vega Sicilia, donde el reposo, el sosiego, la tradición que se respira tras esos contundentes muros relatan los estelares vinos que de sus entrañas han surgido como los míticos del 42, 68 o 70.

                                            

La finca de Valbuena de Duero se compone de 1.000 hectáreas de las que casi 230 están plantadas de viñedo. A destacar es el gran esfuerzo que está llevando a cabo la bodega dando muestras de un gran interés por el medio ambiente, con la plantación de 35.000 alcornoques, 140.000 robles que llegarán en los próximos años a la cifra de  1,4 MM. En cuanto a las 230 ha. aproximadas de viñedo que existen en la finca y que producen toda la uva que actualmente se procesa en esta bodega (no se compra nada), se componen de un 80 % de tempranillo y el resto de cabernet sauvignon, merlot y malbec. Como curiosidad la orientación de las viñas es norte, alejada de los cánones habituales de disposición sur. Las zonas más elevadas, las que se extienden de la carretera hacia el monte de pinar son sin duda las mejores, de donde nace la uva con la que se elaborará el “Unico” y Valbuena, mientras que los viñedos que van de la carretera para abajo, que se integran en la vega del rio Duero, se destinan básicamente al Alión.

                                          

Que decir de los vinos de esta insigne bodega, quien no al menos ha odio hablar del Vega Sicilia “Unico” o del Valbuena. Quizás menos se escucha sobre el Reserva Especial, sobre todo de su especial elaboración compuesto por una mezcla de las mejoras cosechas buscando el máximo equilibrio entre añadas. Sin duda se trata de los vinos de mayor relumbrón en el panorama nacional, donde se suelen utilizar como los regalos más venerados que se hacen a aquellas personas defdx especial importancia para uno. Y a nivel internacional ayudan en muchos casos a ubicar a la “piel de toro” en el mapamundi enológico.

Son vinos concentrados, maduros, complejos, equilibrados, con una gran capacidad de guarda. Alejados de toda moda conservan su verdadera identidad. Para mi si por algo destacan es por su elegancia, son capaces de dominar la potencia que propl´+çñorciona el coupage de uvas que los conforman, a base de tiempo, en ausencia de toda urgencia, para extraer esa finura que los convierten en auténticos gentleman en el interior de una copa.

Quizás porque aun no he llegado a la cuarentena o porque mi bolsillo no me permite descorchar con cierta regularidad el vino de referencia de la bodega, el Vega Sicilia “Unico”, el vino que más se adapta a mi paladar es el Valbuena, vino que tengo en el Olimpo de mis favoritos, sin duda en los más alto del podio de los Ribera del Duero. Con una crianza menos prolongada que el “Unico” contiene una mayor concentración y peso de fruta que se aproxima más a mi gusto personal (¡¡actualmente, ojo!!), sin perder ni un ápice de la elegancia que caracteriza a los vinos de la casa, quizás con una mejor complejidad que su hermano mayor arropado de caracteres terciarios.

En definitiva, una fecha para no olvidar el día que pise por primera vez Vega Sicilia, la bodega de las bodegas nacionales. Agradecer desde aquí a Xavier Ausás su hospitalidad, sin ningún lugar a dudas será otra de las personas que pasará a formar parte de la historia de la bodega en letras mayúsculas, creo que la etapa que se está viviendo en el seno de esta legendaria propiedad en estos momentos va a significar un paso más hacia el encumbramiento del mito, pero por poner un pero, y siempre desde la óptica de un simple tragavinos como soy yo, me da cierto temor que tanta búsqueda de la excelencia en que cada mínimo detalle puede llevar a una excesiva perfección de los vinos, perdiéndose el romanticismo de la imperfección y el defecto.

  1. #2

    EuSaenz

    Una bodega que siempre he querido visitar pero hasta ahora no he podido, ya hablaremos a ver si se puede organizar una visita más adelante. Inolvidables momentos pasados con algunos de sus vinos viejos, grandes de España y del mundo.

    Saludos,
    Eugenio.

  2. #3

    Jose Contreras

    Buena crónica que resume la historia de esta afamada bodega y el notable empuje que supuso su adquisición por la familia Alvarez, con Pablo Alvarez a la cabeza del proyecto desde 1982. Yo tengo pediente una visita para poder ver de primera mano esas nuevas instalaciones y espero no demorarla mucho.

  3. #4

    alvaro-sg

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Eugenio,

    es una bodega que además de la tremenda historia que tiene a sus espaldas, la renovación espectacular que han llevado a cabo en los últimos años la convierten sin duda en visita obligatoria.

  4. #5

    alvaro-sg

    en respuesta a Jose Contreras
    Ver mensaje de Jose Contreras

    Muchas gracias Jose por tus palabras, estoy totalmente de acuerdo contigo que la llegada de la familia Alvarez (independientemente de las tiranteces y circunstancias internas) ha contribuido a perpetuar y sin duda a acrecentar el mito de esta histórica bodega. No de dejes de realizar esa visita, merece mucho la pena. Y si te cuadra y ya que te acercas por tierras vallisoletanas, sería genial que te dejaras caer por Segovia, sería para nosotros un verdadero places servirte de anfitriones.

    Un abrazo fuerte.

  5. #6

    Jose Contreras

    en respuesta a alvaro-sg
    Ver mensaje de alvaro-sg

    Eso está hecho. En cuanto me pueda acercar por tu tierra, te doy un toque.

    Un abrazo

  6. #6

    Vicsenabre

    Gracias por esta crónica, siendo tan difícil resumir tanta historia lo has conseguido a la perfección .
    Un saludo.

  7. #7

    alvaro-sg

    en respuesta a Vicsenabre
    Ver mensaje de Vicsenabre

    Mil gracias por tu comentario, no es para tanto ni mucho menos pero se
    agradece de corazón.


Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar