Blog de Álvaro Moreno

El valle del Ródano. Marche aus Vins.

 

Por fortuna hemos comenzado el 2011 con la misma tendencia con la que rematamos el 2010, viajando, con buenos amigos y grandes vinos en la copa. En esta ocasión cumplimos el viejo deseo de acudir al “Marche aus Vins” que anualmente se celebra en el corazón de la Cote Rotie en Ampuis. Habíamos leído en varias ocasiones las grandes vivencias disfrutadas por los chicos de elmundovino.com  en esta peculiar feria y nuestros buenos amigos Eduardo García (Mauro) y Cesar Colas (Leda) nos pusieron definitivamente los dientes largos al contarnos su experiencia por aquellas tierras el pasado año. Lo cierto es que en mi caso particular ya había visitado buena parte del Valle Rodano en el año 2009 aprovechando un periodo vacacional por la Provenza, sobre todo la zona sur y quizás menos afamada en lo que al vino se refiere, aunque también me deje caer por el pago quizás más afamado de toda la región el Hermitage.

Comenzamos a diseñar la escapada a finales de año planteándonos dos objetivos, el primero por supuesto acudir a la renombrada feria y en segundo lugar aprovechar para visitar las distintas subregiones que conforman el Valle del Ródano y conocer insitu a algunos de los grandes productores de fama internacional. En esta ocasión además de los habituales tragavinos que solemos movernos por los rincones enológicos de la vieja Europa, se apuntaron al viaje 4 polizones Jose María Tapia, gran aficionado y quizás el que más exprimió esta escapada, Oscar Calle propietario y jefe de cocina de Venta Magullo, así como dos grandes gallegos Juan Carlos Rivas, distribuidor de vinos y Xose Luis Sebio, enólogo de Coto de Gomariz (del que pronto hablaré en este humilde cuaderno).

El día 21 de enero acudimos a la inauguración del Marche aus Vins, se celebra en el polideportivo del pequeño pueblo de Ampuis, una iniciativa genial con 83 ediciones a sus espaldas. En este evento se dan cita durante 4 días 60 productores de la zona los cuales ubican sus stands en el pequeño pabellón, dan a catar las últimas añadas de los vinos que elaboran y en algunos casos llegan a vender en esos 4 días la práctica totalidad de la producción anual de la bodega. A la feria acuden aficionados no solo de todas las regiones del país vecino sino enamorados del vino llegados de distintas latitudes del planeta. Me parece una iniciativa genial, de la que se deberían hacer eco los productores españoles y propiciar la realización de eventos de este tipo (más en los tiempos que corren) que les permitan además de dar a conocer sus vinos, vender una buena parte de su producción directamente al consumidor final.

Allí pudimos catar cientos de vinos de toda la región norte del Rodano, ya que aunque la feria se celebra en la Cote Rotie la mayoría de los productores elaboran vinos de Condrieu, Saint Joseph, Hermitage, Crozes, Cornas e incluso Saint Peray. ¿¿Que descubrí personalmente?? Que los blancos del Rodano no me emocionan, vinos elaborados con viognier, rousanne y marsanne, aromáticos, con volumen en boca, pero faltos de acidez lo que los hace faltos de frescura, algo pesados y lógicamente con pocas posibilidades de envejecimiento. Esta es una región de tintos y ahí si podemos encontrar algunos buenos vinos, eso si tengo que decir que en ningún caso toque el cielo, también es cierto que de forma general en la feria se comercializan las últimas añadas que las bodegas sacan al mercado y por tanto no se encuentran en su máximo esplendor.

De los 20 o 25 productores que cate sus vinos tengo que destacar (a pesar de que mi libreta de anotaciones no regreso conmigo a casa y por tanto todo lo que comento de este viaje lo hago de memoria)  a Alain Vogue, uno de los clásicos productores de Cornas que me emociono con su Les Vignes Vignes 2008. Me gusto mucho Ogier, en la práctica totalidad de sus elaboraciones, vinos de una gran finura sin apenas defectos (sobre todo sin los típicos aromas de cuadras que se encuentran en una gran cantidad de los vinos de esta zona). Billon viticultor que además de trabajar para Guigal (el más grande y artífice de la eclosión de la Cote Rotie) elabora en su humilde bodega grandes y afamadas syrah. Clusel Roch joven bodega, fue uno de los primeros vinos que probamos y me quede con su recuerdo. Cheze con sus Saint Joseph y Condrieu a precios no disparatados nos alegraron el final de tarde.

 

El remate a la feria fue una merienda improvisada que preparamos los bandarras de turno en el hall del pabellón, resguardándonos del frío polar que nos acompaño durante todo el viaje, y que consistió en una selección de manjares que también se vendía a las puertas de feria. Diferentes artesanos de la zona ubican sus puestos a la entrada del polideportivo y ofrecen sus elaboraciones, lo que permite hacer un necesario y reconfortante paréntesis entre tanto vinazo. A destacar la cerveza artesana Ninkasi, que nos convenció de tal manera en sus diferentes elaboraciones que nos acompañaron a lo largo de todo el viaje para refrescarnos los almuerzos.

Así transcurrió la primera jornada de un viaje que quedará grabado en nuestras retinas y que se completó con 8 visitas a grandes templos de la enología francesa de las que daré cumplida información en los siguientes posts.

  1. #1

    EuSaenz

    Feria histórica y de gran tradición en Francia. Afortunados sois de haber podido disfrutarla. ¿Qué tal las añadas 08/09/10 en la zona?

    Saludos,
    Eugenio.

  2. #2

    alvaro-sg

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Muy buenas Eugenio, como bien reza la descripción de mi blog, siendo un tragavinos como soy no me gusta añadir comentarios excesivamente técnicos en mis post que puedan sentar cátedra, pero ya que me preguntas, te doy mi modesta opinión de mis impresiones. La añada 2008, según todos los productores con los que contactamos o visitamos esos días fue muy complicada, después de varias añadas de gran nivel como las 2005, 2006 y 2007, en la 2008 yo encontré diferencias importantes entre unos productores y otros, yo diría que en general se vendimió con maduración muy diferentes entre parcelas, mostrando una syrah más vegetal muy distinta, si cabe, a la que estamos acostumbrado por esta latitudes. Me gustaron los Cornas de esa añada más que los Cote Rotie, aunque suele pasar siempre. Las añadas 2009 y 2010 (que catamos en proceso de elaboración en varias bodegas) sin embargo tienen una pinta tremenda, como ocurre en gran parte de las regiones vitivinícolas mundiales que voy cantando y leyendo, es más yo me mojaría incluso más por la añada 2010. Así vamos a tener que ir ahorrando para llenar nuestras bodegas cuando salgan estos vinos al mercado.

    Eugenio, una feria para que un grande como tú ponga en su agenda para próxima temporadas, totalmente recomendable y mira que yo cada vez soy menos “feriante”.

  3. #3

    EuSaenz

    en respuesta a alvaro-sg
    Ver mensaje de alvaro-sg

    OK, bien explicado. El problema de estos vinos es que necesitan tiempo, tiempo, tiempo, pero anotado queda, cuando vaya probando te diré...

    Me encantaría ir alguna vez, siempre he escuchado a Luis Gutiérrez hablar maravillas de esta feria..

    Saludos,
    Eugenio.

  4. #4

    _Guillermo_

    en respuesta a alvaro-sg
    Ver mensaje de alvaro-sg

    Precisamente tengo yo alguna botella de blanco del Ródano sur, de Cairanne, elaborado con esas uvas que dices y otras 3 más: Clairette, Bourboulenc, y Grenache blanc, del 2008.¿por qué comentas lo de faltos de acidez? ¿con que zona me compararías esos del Ródano?

    Saludos.

  5. #5

    alvaro-sg

    en respuesta a _Guillermo_
    Ver mensaje de _Guillermo_

    Discúlpame Guillermo, he estado unos días en Barcelona por trabajo y ocio y acabo de ver tu comentario. Comento que los blancos del Rodano son faltos de acidez por mi propia experiencia personal, que dicho sea de paso no es para sentar catedra, despues de catar muchos vinos de esta región pocos me han emocionado, y para mi en la mayoría de los casos estaban faltos de frescura. Me gustan los vinos que pequen de acidez más que se queden cortos. Además en el caso de viognier es un variedad que suele dar vinos muy aromáticos, con elevado alcohol, con volumen en boca, elegantes pero faltos de acidez, lo que provocan que normalmente sean vinos para consumo temprano, salvo grandes excepciones como algunos Hermitage.

    Cairanne, es uno de esos pequeños municipios de sur del Rodano que formando parte de la denominación Cotes du Rhone Villages pueden poner añadir el nombre del pueblo a esta larga coletilla. Es un pequeño pueblo que yo visite en junio de 2009 como algunos otros (de bella estampa algunos de ellos) como Seguret, Rasteau, Gigondas Vacqueyras, muy cercanos a Chateauneuf, donde la mayoría de los vinos son tintos, los blancos apenas representan un 2 o 3 % de la producción. Es una región con clima mediterráneo, con muchos días de sol a lo largo del año. Teniendo en cuenta estas premisas podrás comprender que no sea la mejor zona para hacer grandes blancos a diferencia de otras regiones más septentrionales como el Mosela o Borgoña, cuna de los grandes blancos del mundo.

    Me he enrollado un poco, no se si abre contestado un poco a tus cuestiones.

    Un fuerte abrazo.



Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar