Zárate Balado 2010

Vino Zárate Balado 2010

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,8
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Eulogio Pomares Zárate e Hijos
D.O./Zona: D.O. Rías Baixas
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 12,50%
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Las uvas se despalillaron y maceraron posteriormente en frío a temperatura controlada. El mosto fermentó en depósitos de acero inoxidable y permanece sobre lías gruesas durante 3 meses. Tras su trasiego, se crió en los mismos depósitos sobre las lías finas durante 6 meses.

Consumo: Temperatura de servicio de 9 a 11 ºC. Recomendamos decantar.

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2011 - 2015.

2 Opiniones de Zárate Balado

Este vino que es la versión gallega de un Clos (Balado, es Vallado en gallego). De color amarillo dorado, presenta en nariz una nariz más profunda que voluminosa, con notas de piedra mojada, toques de piel de cítrico, un apunte de laurel y un toque floral en el fondo. En boca tiene buen ataque, con ligeros amargos, muy bien de acidez, mineral y bien perfilado.

Este vino pertenece a la D.O. Rias Baixas Subzona Salnés. Esta subzona es para mí “la autentica” la de toda la vida, la que huye de esos vinos con aromas a lichi, maracuyá, plátano… sí muy comerciales, pero mi idea del Albariño es un vino que te evoca ese próximo Océano Atlántico, esa hermosa Ría vecina. Pero para gustos colores y para escoger, las flores.

Este vino Zárate Balado 100% albariño se elabora con las uvas plantadas con cepas de pié franco en 1950 en una pequeña parcela de Sisán (Ribadumia). Balado en gallego significa muro de piedra, porque así está la parcela, cercada por un muro de granito. La producción de este año fue de 2.660 exclusivas unidades que se embotellaron en las navidades del 2011.

Preciosa botella de color ámbar y grueso vidrio vestida con una minimalista etiqueta, muy elegante en su conjunto. Volumen Alcohólico 13,60%

Visual: Color amarillo pajizo, brillante y limpio. Abundante lágrima que recorre con delicadeza las paredes de la copa.

Nariz: Un vino bastante diferente, sorprendente en cata a ciegas podría confundir con facilidad por ese toque mineral, pero que con el paso del tiempo descubre su alma del Salnés con esas notas a flores blancas, notas cítricas, frutales y también vegetales y pasteleras.

Boca: Entrada untuosa, amplia, muy elegante. Con una presente acidez y con un puntito de carbónico. Notas frescas de frutas cítricas, manzana y pera verde, sutil salinidad y complejas notas minerales le da un carácter impresionante. Su paso por boca es largo como la Playa de la Lanzada con marea baja de luna llena. Un vino que evolucionará positivamente en botella durante los 5 a 10 próximos años.

Para tomar con arroces potentes, con guisos marineros o con platos de pescados grasos pero no compartirlo con marisco crudo o cocido. Un vinazo por un precio de 19-21€, muy buena RCP.

Aunque no soy mucho de guías y menos de gurús, la revista Wine Advocate del amado/odiado Robert Parker le ha dado recientemente 93 puntos, la máxima puntuación recibida por un vino de esta Denominación de Origen.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar