Juan Gil monastrell 2010

Vino Juan Gil monastrell 2010

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
8,0
Calidad-precio:
7,6

Bodega: Bodegas Hijos de Juan Gil
D.O./Zona: D.O. Jumilla
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Monastrell
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 4 meses de barrica

Varietales: Monastrell

11 Opiniones de Juan Gil monastrell

Botella muy bonita, un color verde característico
Color intenso con ribete violáceo.
Olor a lo que sale en la etiqueta: flores
Sabor con muy buena acidez y buen regusto, algo licoroso. Primera sensación a fruta madura.

Vino de la DO Jumilla, con caracter Mediterraneo.
Color cereza de capa media/alta.
Aroma a fruta madura, con notas de tierra mojada, alguna hierba mediterranea, y tostado (cafe, tostada de pan)
En boca es goloso, con tanino aterciopelado, frutal, y se repite la sensacion de los tostados, pero no obstruyen la frutalidad del vino. Me ha parecido un poco ardiente y alcoholico, pero rico. Para tomar con comida se sabores fuertes.

Picota con borde cardenalicio, espejo limpio, espejo limpio, capa media-alta. Sin lagrima
Nariz en principi0o de acetico, luego gira y expresa frutas rojas maduras, cafe, ahumados y torefactos.
Paso por boca goloso, redondo, sabor intenso frutal con postgusto largo

Notas florales (violetas). En boca, frutos rojos maduros, cereza, ciruelas.
Bien estructurado, con una acidez bien integrada.

Hace tiempo me tope con otro de los vinos de Juan Gil, y la verdad es que me gustó mucho, me gustó no sólo por el vino en sí, sino porque dentro de un precio comedido habia un buen trabajo y un vino que lo expresaba.
Ahora me he encontrado con este, y me ha convencido por igual.
En nariz, frutal, fresco y agradables aromas de la madera.
En boca buen ataque, aflora la fruta pero con acidez, paso alegre cuerpo medio y postgusto persistente.

Visual: Bonito color rojo cereza, borde rubí.

Olfativa: Buena intensidad, aroma a fruta roja fresca, toque especiado y dulce, al oxigenarlo le aflora algo más de frescura, balsámico y sotobosque, con apuntes de madera, cacao, buena conjunción de aromas, nada destaca, en su evolución apuntes golosos, de mermeladas, azúcar quemado, pero se apaga pronto.

Gustativa: De entrada agradable, sensación dulce, goloso, taninos poco destacables un tanto secantes, ligero, paso agradable, de medio cuerpo y longitud, ligerito de fruta al final, toque amargo y cálido.

Otro buen vino de esta bodega, la verdad que hacen un gran trabajo. En esta ocasión se trata de un vino, con una corta crianza en barrica, solo 4 meses, pero que le aporta lo necesario para que destacarlo en el mercado dentro de su gama

A la vista se presenta joven, con un bonito color rojo cereza y ribetes violaceos de capa media baja y brillante. En nariz muestra una intensidad alta, fresco, entre una mezcla de minerales y frutas rojas, unido a fondo de ligeros toques de barrica y lacteos. En boca es agradable, vivo, equilibrado, goloso, potente con buena persistencia y acidez, facil de beber y taninos marcados pero no desagradables.

Bueno vino para tomar en las temporadas más calurosas del año.

He colgado la cata hace unos dos meses, los datos de la cata son muy similares, pero con la madera mas integrada tanto en las sensaciones en nariz como en el paso por boca. La cata era:

Color picota en grado alto con bordes y ribetes entre violáceos y algo amorronados. Capa alta.
En la nariz se presenta con una intensidad alta, con predominio de fruta madura con detalles acompañantes de la madera.
En boca entra bien con una sensación de plenitud, potente y con la fruta y la madera bien conjuntadas.
Fase final larga.
La pregunta que me hago, ¿es posible en dos meses integrarse? En este caso pues si.

Mejor nota y mejor relación calidad precio.

Color picota en grado alto con bordes y ribetes entre violáceos y algo amorronados. Capa alta.

En la nariz se presenta con una intensidad alta, con predominio de fruta madura con detalles acompañantes de la madera.

En boca entra bien con una sensación de plenitud, potente y con la fruta y la madera bien conjuntadas.

Fase final larga.

Un vino que a pesar de tener poco tiempo de madera, se muestra tanto frutal como con su madera para los que les gusta este tipo de sensaciones.

Buena relación calidad precio.

Color cereza grana con destellos brillantes. Aromas de baja intensidad a frutos negros con notas terrosas. En boca es ligero, aunque glicérico y falto de estructura. Mejor nariz que boca. Un vino de mesa sin pretensiones.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar