Vino Juan Gil monastrell 2010: Otro buen ejemplo de Juan Gil.


Hace tiempo me tope con otro de los vinos de Juan Gil, y la verdad es que me gustó mucho, me gustó no sólo por el vino en sí, sino porque dentro de un precio comedido habia un buen trabajo y un vino que lo expresaba.
Ahora me he encontrado con este, y me ha convencido por igual.
En nariz, frutal, fresco y agradables aromas de la madera.
En boca buen ataque, aflora la fruta pero con acidez, paso alegre cuerpo medio y postgusto persistente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar