Domaine Huet Clos du Bourg 1ère Trie Moelleux 1971
Vino Domaine Huet Clos du Bourg 1ère Trie Moelleux 1971
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
Francia
Tipo de Vino:
Blanco
Graduación (vol):
12,00%
Varietales:
100% Chenin botritizada y recogida en la primera selección -la mejor. 6 ha de terrenos de roca calcárea.
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.5
/
98
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
-
ELABORACIÓN
Viticultura biodinámica.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
VER MÁS
Opiniones de Domaine Huet Clos du Bourg 1ère Trie Moelleux
OPINIONES
3

Ambarino claro con reflejos cobrizos y anaranjados. Ligera turbiedad.

Nariz intensa, compleja, encantadora. Comienza con una gama tenue de fruta escarchada, frutas maduras como membrillo, melocotón u orejones, piel de cítricos y un fondo de mineralidad caliza. A parte de esto ofrece esas especiales sensaciones de los grandes vinos maduros, como una gama de ahumados, especias dulces, herbáceos, recuerdos fúngicos –materia orgánica- e incluso balsámicos.

En boca es un auténtico espectáculo. Fresco y rectilíneo como si tuviera 3 años. Una acidez soberbia, brutal. Un paso firme y poderoso, graso y glicérico. Y un final de traca, donde aparecen recuerdos minerales, cítricos y de frutas maduras y escarchadas. Persistencia eterna. Se queda en el paladar y en la memoria.

Un vino de los que se quedan en el recuerdo por dos razones. Primera por su tremenda calidad, por su increíble frescura y su solemne complejidad. Segunda, porque le quedan muchos más años de evolución en botella. No años, más bien decenios. Estos molleaux de Huet son vinos realmente sorprendentes que se encuentran entre los mejores del mundo. Imposible puntuar este vino. Para la galería de inolvidables.

Naranja brillante muy brillante, en nariz se muestra muy abierto desde el principio, tonos de melocoton, membrillo,un elegantísimo toque mineral, y un sinfin de ahumados, especiados y toques balsámicos, una frescura cítrica (hierbaluisa) increible para un vino de esa edad.

En boca glicérico pero sin cansar, y una acidez que te recorre todo el cuerpo, salino en le centro y final más que elegante, sútil e interminable.Para maridarlo......lo mejor nada, sólo el vino.

En definitiva vino de sensaciones, de los que emocionan.

Botella inicialmente bajo sospecha al aparecer aromas extraños en la primera copa. Pero la paciencia y una oportuna decantación obraron el milagro y destaparon un vino de impresión y emoción.
Amarillo intenso con ribete decididamente dorado. Limpio y brillante.
Nariz intensa pero fina y elegante, con gran complejidad: notas florales, fruta amarilla de hueso madura, amielados, sensaciones herbáceas y especiadas -pan de especias alsaciano-, y un hilo de botritys soberbio.
En boca es potente, jugoso, con un nervio para su edad que nos sorprendería si no se tratara de Huet. Magnífico balance azúcar-acidez-alcohol. Paso que sabe jugar con sensaciones de terruño y, a la vez, con otras más etereas. Gran recorrido y una persistencia eterna. Otra joya de Noël Pinguet.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar