Bordón Gran Reserva 2008

Vino Bordón Gran Reserva 2008

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
7,0

Bodega: Bodegas Franco-Españolas
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 70%Tempranillo, 20% Graciano y 10% Mazuelo
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Vendimia seleccionada y despalillado. Realiza la fermentación alcohólica y concluida, la desadificación maloláctica el vino pasa a la barrica de roble blanco americano (Ohio y Missouri) nuevo de tostado medio. El vino permanece en barricas durante 30 meses para la añada 2008; su crianza es interrumpida cada seis meses para efectuar el tradicional trasiego de barrica a barrica.

Varietales: 70%Tempranillo, 20% Graciano y 10% Mazuelo

47 Opiniones de Bordón Gran Reserva

Se me había traspapelado esta botella de cata virtual. pido disculpas a Verema y a la bodega, menudo despiste por Dios... En fin, más vale tarde que nunca. Curiosa la leyenda en su etiqueta, confesando y sintiendo orgullo de ser "Un clásico con 125 años de historia". La verdad es que el aspecto de la etiqueta es rompedora, diferente a la clásica etiqueta de Rioja Bordón con fondo rojo y letras blancas... Abrimos la botella y dejamos respirar por espacio de 30 minutos. Servimos a 17°C.

VISUAL: Color rojo picota de capa media-baja con el ribete rosáceo. La verdad, el color se nos antoja demasiado claro para un GVA del 2008, sin duda sorprende. Lágrima escasa, lenta, gruesa y transparente (84).

OLFATIVA: En nariz y a copa parada emana aromas de fruta roja madura (mermelada de fresas). Al agitar el líquido aparecen fragancias herbáceas de estragón, notas de regaliz de palo, especiados de canela y vainilla con algo de pimienta así como recuerdos de rosas marchitas. En la pátina terciaria... pues nos trae apuntes de caja de puros, aromas de cuero curtido y por supuesto una elegante madera (ebanistería fina). De intensidad y complejidad medias, lo cual nos sorprende pues esperas algo más de contundencia en nariz en un GVA de tan solo 11 años (85).

GUSTATIVA: En boca se muestra muy amable. Muuuuuy lácteo (casi en exceso) y de amplitud y acidez media. Los taninos muy puliditos, para beberse ya sin discusión y con poco margen de evolución me parece visto lo visto. Retronasal muy afrutado (coulis de fresa) con apuntes herbáceos de montebajo. Paso por boca sedosito y muy agradable, realmente para consumir ahora. Persistencia de dos minutos y 10 segundos, con un post-gusto especiado y amaderado. La verdad es que descoloca un poco por su evolución tan rápida, me atrevería a decir que incluso en su clímax ya que probablemente mantendrá al menos otros cinco años. Estamos acostumbrados a que los GVA riojanos alcancen su mejor momento en no menos de 20 años en la mayoría de casos, pero éste es obviamente una excepción (87). 

La RCP viendo que se puede conseguir online por unos 18 euros la considero muy buena.

MARIDAJE: Nos lo tomamos en dos ocasiones. La primera acompañando una ensalada de champiñones con unos torreznos de morro de cerdo y la segunda con una tablita de embutidos en donde destacamos una "catalana trufada" y una "butifarra blanca del perol", ambas elaboradas por la charcutería de mi primo Xavi en Terrassa (Casanovas Cansaladers). Brutal el maridaje con la catalana, aromas especiados y fúngicos en total armonía con la sedosidad y las notas amaderadas de nuestro GVA. Gran disfrute amigos.

Salud-os!!

Cata virtual del 20-12-17 realizada con retraso por no estar en condiciones el día correspondiente.

Botella presentada en un bonito estuche de madera, de mucha calidad, muy bonito. Botella elegante, la cápsula sale con bastante facilidad. Corcho largo, de buena calidad, apenas manchado tanto en color como en profundidad.

Amplia etiqueta frontal, añada un texto "Gran Reserva" en letras doradas que destacan poco sobre un fondo de tonos marrones claro y oscuro, asimilando un corte de madera. Contra etiqueta con información sobre coupage y crianza en barrica.

Color picota, capa media, tinta muy poco la copa, lágrima casi inexistente, con el aumento de la temperatura ya empieza a aparecer la lágrima, aunque leve y poco densa.

 

Aromas a fruta roja, del bosque, toques compotados, aún bastante cerrado.

Madera de cedro, a caja de puros...

En boca es sabroso, intenso, taninos muy dulces, levemente astringente, con un punto amargoso muy agradable.

 

 

 

 

Color rojo picota con ribete ya ligeramente anaranjado. Capa baja.

Nariz de intensidad media. A copa parada aparecen notas de tabaco, pimienta negra y algún ligero verdor que no molesta. Si aireamos el vino se intensifica el aroma a tabaco, aparecen los lácteos , notas fúngicas (la combinación de los lácteos con las notas fúngicas me recuerdan al queso “brie”), de tierra húmeda, cuero y balsámicas y unos discretos aromas a fruta roja. Desde luego los terciarios son los absolutos dominadores en nariz.

En boca es aún astringente, con un tanino bastante vivo, paso vertical aunque con cierto volumen y una buena acidez. Final con recuerdos especiados y frutales en retronasal. Persistencia bastante buena.

Yo diría que es un vino que evolucionará positivamente durante unos pocos años. Tiene tanino y acidez suficientes para ello.

visual: Rojo picota limpio y brillante de capa media y lágrima tintada, abundante y amplia

Nariz: Aromas a cuero, hoja de tabaco y ahumados en primer plano, que dejan paso a un fondo balsámico.

Boca: Entrada suave y sedosa, especiado con acidez correcta y final medio.

Presentación algo clasica que no entra entre mis predilecciones pero al final correcta.

V: Rojo picota ligeramnente evolucionado. Capa media y mucha lagrima. Densa y con algo de color. Vino limpio y de corte más bien clasico en cuanto al color.

O: En un primer momento dominan los lacticos posteriormente dan paso a terciarios,regaliz, humos, cuero algo de tabaco y unos secundarios avainillados muy agradables. El alcohol està integrado y no molesta. Aporta aromas de eucaliptus, fruta madura negra y una serie de matices especiados bastante interesantes.La nariz de este vino a mi parecer es lo mas destacado.

G: Paso inicial por boca algo dulce no exento de una acidez correcta. Tanino en su justa medida y bien integrado. Vino agradable recomendable y con un maridaje amplio ya que es un vino bastante redondo.

Visualmente apreciamos un color rubí con mucho brillo, con una capa media.

En cuanto al aspecto olfativo, en un principio no se perciben todos los aromas,hay que dejar que el vino se abra, al airearse y coger temperatura se perciben aromas a madera, especias como la canela o el regaliz, muy agradables y apetecibles.

En boca es dulce, con buen tanino e intenso. Destacan frutas rojas, pimienta, tonos balsámicos. Tonos licorosos que lo harían mejorar con un acompañamiento adecuado.

La presentación carece de atractivo. Si tanto presumen, como rezan las frases en la etiqueta, de su clasicismo, nunca debieron abandonar aquella imagen tan identificativa de Bodegas Franco Españolas. De color cereza brillante de media capa y orilla teja. Aromas a fruta roja madura junto a balsámicos, regaliz, tostados, especias dulces como la canela, también tabaco y otras notas lácteas. En boca muestra un cuerpo medio clásico, deja el paso especiado, con elegancia, de taninos pulidos y suavizados. Con una acidez que le permitirá una buena evolución.

De color rubíy capa media, limpio y brillante. Ribete atejado, y lágrima fluida.

 

En nariz inicialmente muy especiado, notas cuero, tabaco. Se muestra balsámico, y a medida que se va abriendo aparecen más claramente frutas rojas maduras y unos toques lacticos.

 

En boca tiene una entrada amable, acidez marcada, amargor presente y ligeramente astringente. Catado al día siguiente se muestra más redondo.

 

Vino encerrado en una botella bordelesa que está vestida con una renovada y elegante etiqueta que hace un giro a la modernidad en su nuevo diseño. Corcho que la cierra de calidad.

    A la vista un color rojo picota de capa media. Limpio y brillante. Buena, gruesa y lenta lágrima es su deslizamiento por el cáliz de la copa al que tinta muy ligeramente. Ribete rubí y con incipientes notas teja.

     Típica nariz de los vinos riojanos. Buenas frutas rojas en sazón, vainillas y leves cueros. ¡Vamos!, terciarios como tiene que suceder en este tipo de vinos por sus características y edad. Madera de su crianza integrada y un poco en segundo plano. Su potente fruta la situa en esa posición.

    En boca es un vino elegante, equilibrado y con buenas frutas rojas en sazón especialmente. con notas terciarias, es fresco y fino, con volumen. Te llena agradablemente la boca. Está sedoso, es balsámico, con leves notas de pimienta negra y con los taninos domándose. Con notas de tabaco rubio, vainillas y ligeros tostados.

      Mantiene una fresca acidez que invita a beber y que le otorgará algún año más de vida. Muy grato, elegante y fresco paso de boca. Es un vino largo. Me da una permanencia de 2,30 minutos.

 Botella con etiqueta original y con unas frases elocuentes, como “te lo mereces”, “descaradamente clásico”, etc. Bien para empezar, quiere llamar la atención, y lo hace.

Color rubí, con bordes teja que indican su edad. Limpio y brillante, de intensidad media, forma una pequeña lágrima que discurre lentamente sin manchar la copa. 

En nariz muestra notas muy licorosas, entrelazadas con balsámicos, poco rastro de fruta en este primer intento. En cambio, aparecen los tostados por doquier, así como muchos aromas terciarios.

En boca, entra con cierta pesadez, lo noto muy alcohólico, no es un vino para beber a palo seco, necesita compañía. Buena acidez, taninos ligeramente verdosos, cierto amargor, poco o nada goloso. Notas especiadas y siguen los tostados, toques balsámicos, licor y sigo sin encontrar la fruta. Postgusto medio.

No se si descaradamente, pero si que es un clásico Rioja...

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar