Blog de Verema.com

Viña Pomal (Bodegas Bilbaínas) Cata histórica dentro de la Experiencia Verema Madrid 2014

Memorable cata horizontal y vertical

Enmarcada en la Experiencia Verema Madrid 2014, algunos de nosotros fuimos los afortunados que pudimos disfrutar de una cata histórica en dos direcciones de esta ejemplar bodega riojana:

Horizontal: 

5 soberbios vinos procedentes de la añada 2010:

Cata historica Bodegas Bilbainas Experiencia Verema Madrid 2014 Alejandro Lopez enologo Jose Luis Contreras socio co-fundador Verema.com

 

Vertical:

Dos joyas intemporales:

Y como aperitivo:

*****

Bodegas Bilbainas: un poco de historia

De la mano de Alejandro López, enólogo de la bodega y con José Luis Contreras de maestro de ceremonias, iniciamos un viaje al pasado que se inicia con el estreno del siglo XX. 

La historia esta bodega data del año 1901, año de su fundación. Ya entonces mostró su vocación innovadora siendo la primera bodega riojana en etiquetar su vino y la décima según el registro oficial de bodegas.

Bodegas Bilbaínas monovariatal graciano 2010 Experiencia Verema Madrid 2014

Otro de sus rasgos diferenciadores desde sus inicios fue su decidida apuesta por el mercado exterior, de hecho, Alejandro López nos muestra la imagen del primer Viña Pomal con destino el Reino Unido y de nombre Castle Pomal Vintage 1904.

Su compromiso con sus principios se ha mantenido inalterable a lo largo de estos más de 100 años de historia en los que ha luchado contra viento y marea por mantener su coherencia como lo hizo al negarse a arrancar las cepas variedades blancas como la viura y la malvasía cuando la mayoría de las bodegas lo hicieron en los años 80.

 

Coherencia: nuevos proyectos

Esta coherencia le ha empujado a mantener viva la llama de la innovación lanzándose a elaborar una nueva gama de vinos mono-varietales en el año 2007. Este proyecto se nutre de diferentes experimentos que únicamente ven la luz cuando alcanzan los altos niveles de calidad exigidos por la bodega, con producciones muy limitadas y en añadas muy específicas.

Cata historica Viña Pomal Experiencia Verema Madrid 2014

El resultado, una línea de vinos con acusada personalidad y muy expresivos de la variedad con la que han sido elaborados y la tierra de la que provienen. Cataríamos dos de ellos que aún no han sido comercializados pero que ya demuestran lo que van a ser capaces de dar en un futuro nada lejano.

Y ya no os entretengo más con historias y pasamos a lo que a todos nos importa:

La cata

Empezamos con un vino blanco procedente de una finca ubicada al límite de La Rioja, junto al Ebro, donde elclima es muy atlántico y el tipo de suelo arenoso. La viura y la malvasía con las que se elabora este vino proviene de viñas que sobrevivieron al arranque masivo que sufrieron los viñedos de uva blanca en La Rioja en la década de los 80:

Vino Viña Pomal Blanco 2013

  • Bodegas Bilbaínas 
    Cata histórica Viña Pomal Ambiente
  • D.O. Ca. Rioja
  • Tipo de vino y elaboración: Vino blanco fermentado en barrica y con crianza.
  • Varietales: Viura y malvasía

Es de color blanco pajizo muy pálido y brillante.

En nariz despliega notas grasas de su elaboración y crianza que sin embargo no estorban ni impiden que circule una fresca brisa aromática con protagonismo de la hierbabuena. La fruta está gratamente presente en aromas limpios de albaricoque carnoso.

En boca destaca una conseguidísima armonía de buenas sensaciones grasas y una excelente acidez. Hay frescor cítrico y un final amargoso que le aporta complejidad y largura.

Tiene vocación de permanencia y me encantará recatarlo en un año para confirmar sensaciones.

*****

Los siguientes cinco vinos correspondieron a la añada 2010 que catamos en primicia porque están todavía envejeciendo en botella:

Viña Pomal Reserva 2010

  • Bodegas Bilbaínas 
  • D.O. Ca. Rioja
  • Tipo de vino: vino tinto con crianza
  • Varietales: 100% tempranillo
  • Observaciones: Saldrá al mercado en un año aproximadamente tras haber envejecido 18 meses en barrica de roble americano y un posterior afinamiento en botella de 2,5 años.

Cata histórica Viña Pomal Selección 2010 Experiencia Verema Madrid

Es de un color rojo picota granatoso muy intenso, tupido y concentrado.

El primer contacto en nariz es oscuro, con pimienta negra, ramas de árbol, humedad... Con más tiempo surgen unas alegres notas florales de violetas, brisa balsámica y regaliz negro.

En boca tiene un ataque suave, redondeado, y un paso ligero. Sabe a especias dulces y picantes: canela, clavo, pimienta negra, chispas de blanca... pero sin tapar la fruta que siempre está allí al igual que un tanino presente pero no impertinente. 

Vino fácil y complejo a la vez que creo, tiene larga vida por delante.

Viña Pomal Gran Reserva 2010

  • Bodegas Bilbaínas 
  • D.O. Ca. Rioja
  • Tipo de vino: Vino tinto con crianza
  • Varietales: 90% tempranillo y 10% graciano

Tiene una gran densidad cromática, todavía granatosa pero desvelando tonalidades más rojizas.

Saluda en nariz con laca de uñas y tímido barniz que con ayuda del oxígeno se convierten en intenso aroma a pino.

En boca destaca un tanino dulce, carnosa fruta compotada y una excelente acidez y frescura. Con una media hora de aireación aumenta su relieve y se incrementa el volumen, la dulzura se compensa y se muestra elegante y estructurado.  

Muy bueno y con gran potencial.

 

Cata histórica Viña Pomal Experiencia Verema Madrid

 

*****

Los dos vinos siguientes pertenecen a su proyecto de monovarietales:

Viña Pomal Garnacha 2010

  • Bodegas Bilbaínas 
  • D.O. Ca. Rioja
  • Tipo de vino: Vino tinto con crianza
  • Varietales: 100% garnacha
  • Elaboración: La garnacha es una uva de difícil cultivo en la zona en la que se encuentra Bodegas Bilbaínas. Este factor fue determinante para que a la hora de decidirse a elaborar un vino de esta variedad se escogiera la fruta de 2 viticultores muy seleccionados, uno ubicado en la Rioja Baja y el otro en la Rioja Alavesa.  
  • Semi-crianza: Este vino además cuenta con la particularidad de ser el fruto de dos procedencias diferentes, una que ha pasado por madera y otra que no.

Su tono es más parduzco que sus predecesores con tonalidad tendiente hacia el violáceo.

En nariz los aromas son concentrados y de la naturaleza: fruta roja, madera de árbol y ligeras resinas, con un punto alcohólico medio encubierto. Más tarde despuntarían notas de especias como la pimienta negra y el clavo.

En boca el ataque es potente con un tanino algo agresivo, secante, que se domará durante el tiempo que le queda de reposo en botella hasta su comercialización. Por lo demás es un vino muy agradable de beber con la frescura de la variedad y su rica fruta roja fresca.

Viña Pomal Graciano 2010

  • Bodegas Bilbaínas 
  • D.O. Ca. Rioja
  • Tipo de vino Vino tinto con crianza
  • Varietales: 100% graciano
  • Elaboración: La graciano es una variedad de ciclo largo y de difícil viticultura lo que obliga a que, para que el vino alcance el nivel de calidad exigida por Bodegas Bilbaínas. sólo se elabore con la fruta de las mejores añadas que es mimada en depósitos pequeños. Este vino saldrá al mercado en el año 2015 y es la primera añada que se elabora desde el 2007.

Visualmente tiene gran intensidad cromática con una tonalidad muy oscura de rojo picota violáceo.

En nariz destacan notas sápidas con recuerdos a aceitunas, ligeros cueros, monte bajo mediterráneo y pimienta blanca. 

La entrada en boca es suave pero marcando su personalidad. Fresco, frutal de bayas rojas, largo, ligero y franco. Muy bueno y con buena proyección de futuro.

Viña Pomal Alto de la Caseta 2010 

  • Bodegas Bilbaínas 
  • D.O. Ca. Rioja
  • Tipo de vino: Vino tinto con crianza
  • Varietales: 100% tempranillo
  • Elaboración: Procede de cepas viejas que se encuentran en una elevación del terreno, en un meandro del río Ebro, conocido como El Alto de la Caseta. El suelo es pedregoso, cuaternario, difícil para la viña que acaba sintiéndose estresada. Este vino sólo se elabora en las mejores añadas, cuando el viñedo sufre y la producción se limita a 1500 botellas. 
  • Crianza: Se somete a un envejecimiento de 22 meses en barrica de roble francés nueva para posteriormente pasar 2 años y medio en botella.

Al igual que con el Viña Pomal Graciano, visualmente tiene gran intensidad cromática con una tonalidad muy oscura de rojo picota violáceo.

Aromáticamente es alta montaña: pino intenso, campos de violetas. La fruta es negra y yace sobre un lecho mineral.

En boca la entrada es suave, con un sabor frutal realmente delicioso. Tiene un gran cuerpo sin menoscabo de la frescura que le aporta una excelente y controlada acidez. De estructura musculosa y excelente permanencia tras su paso, es una maravilla de vino, simplemente fabuloso y lo mejor de todo, mejorará.

****

Cata histórica Viña Pomal Grandes_Reservas_1994_1978 Experiencia Verema Madrid

Sus majestades: los viejunos

Siempre que me encuentro ante este tipo de vinos siento que tengo tantos décimos de lotería como vinos delante para catar. No soy en principio fan acérrima del vino viejo pero de vez en cuando, alguno de ellos me roba el corazón como ocurrió durante esta cata:

Viña Pomal Gran Reserva 1994

  • Bodegas Bilbaínas 
  • D.O. Ca. Rioja
  • Tipo de vino: Vino tinto con crianza
  • Varietales: 85% tempranillo y 15% graciano y mazuelo

Color muy evolucionado que recuerda casi a un VORS.

La nariz es evocadora de tiempos pasados, desván, humedad, barnices... caramelo líquido de postres caseros, aceituna negra sobre el mantel.

En boca es amplio, voluminoso, de tacto sedoso pero voluntad permanente. Sabor a frutos secos con el final dulce de la fruta pasa.

Viña Pomal Gran Reserva 1978

  • Bodegas Bilbaínas 
  • D.O. Ca. Rioja
  • Tipo de vino: Vino tinto con crianza
  • Varietales: 90% tempranillo y 10% graciano

Precioso color evolucionado casi rozando el naranja.

En nariz la fruta es muy dulce: orejones, fruta escarchada y pinceladas de caramelo. Con mayor movimiento aparece la fragancia del jazmín y unas notas especiadas. Muy elegante y deliciosa.

En boca es intenso y ligero, con elegantes tostados y tacto pulido. Sápido y largo, mantiene una sorprendente acidez y se despide con recuerdos a brandy. Una auténtica maravilla y un miilagro del paso del tiempo.

Cata histórica Viña Pomal Grandes_Reservas_1994_1978 Experiencia Verema Madrid

Y de esta manera tan elegante se puso fina a una experiencia en la que yo al menos aprendí mucho sobre una bodega con una historia que impone pero que no se duerme en glorias pasadas y que vibra al ritmo de lo que ocurre aquí y ahora, sin dejar de rendir tributo a las joyas intemporales que el paso de los años ha cubierto de sabiduría  y excelencia.

*****

Como guinda del pastel os dejamos la entrevista que el equipo de Contenidos de Verema efectuó a Alejandro López tras la cata en la que ahondó en la importancia del contacto directo entre bodega-enólogo-consumidor final.

 

  1. #2

    Mara Funes

    en respuesta a Compartir Mesa
    Ver mensaje de Compartir Mesa

    Gracias a ti Javier.

    Para mí es un honor además de un placer que tú con tu nivel me felicites :D

  2. #3

    JaviValencia

    Sencillamente espectacular. Enhorabuena por tan elegante post ;-)

  3. #4

    RayQ

    Gracias Mara
    me encanta los vinos antiguas de este bodega y los nuevos no en estan nada mal, buen rcp.

  4. #6

    Mara Funes

    en respuesta a RayQ
    Ver mensaje de RayQ

    Pues yo reconozco mi desconocimiento previo, como acabo de admitir en un hilo del foro también he pecado de prejuicios en esto del vino y los tenía en contra de los riojas clásicos.

    Menos mal que los he superado y gracias a ello he descubierto joyas como el Viña Pomal Gran Reserva 1978 que me pareció maravilloso.

    Los nuevos son muy interesantes pero en esa franja tienen competidores que les llevan mucha ventaja como los Eguren, los Artadi, los vinos de Abel Mendoza, de Miguel Ángel de Gregorio, etc.

  5. #7

    Santi Albert

    Muy buen artículo Mara, fiel reflejo de lo que pudisteis vivir allí. Casi me da la sensación de poder probar los vinos.
    Me llama la atención un par de cosas. Primero, por qué en los años 80 se decidió arrancar todas las cepas de Viura y Malvasía en La Rioja, por qué algunas bodegas como Bilbainas se negaron, y por qué ahora, en estos últimos 10 años (al menos que yo recuerde), han vuelto los blancos riojanos, sobre todo los Viura. Me llama la atención esa contradicción.
    Segundo, esa evolución de la Tempranillo en los Riojas, acompañada de variedades minoritarias y antes poco utilizadas como la Mazuelo y la Graciano, ¿cómo se comporta el vino con este tipo de coupages a lo largo de los años? ¿Un monovarietal de Graciano sería capaz de evolucionar sin la Tempranillo?
    Un saludo!

  6. #8

    Mara Funes

    en respuesta a Santi Albert
    Ver mensaje de Santi Albert

    Se suele pensar que sólo en La Mancha los viticultores piensan en el rendimiento a corto plazo pero en La Rioja también hay una industria que se mueve más por producción que por calidad. Esta industria decidió en los años ochenta que obtendrían mejores resultados si elaboraran tan sólo vino tinto, es exactamente la misma industria que decidió que la garnacha tampoco era rentable ¿te acuerdas?

    Gracias a Dios quedan bodegueros como Bodegas Bilbaínas -entre muchos otros- que se negaron a abandonar la tradición del blanco riojano.

    ¿Por qué los demás han vuelto ahora? Pues en mi opinión la respuesta es la misma a la de porqué ahora elaboran monovarietales de garnacha, se ha puesto de moda, gracias a que gente joven e inquieta se han preguntado porqué se ha abandonado el cultivo de sus abuelos y sus bisabuelos, recuperando tradiciones ancestrales pero con los conocimientos modernos.

    Hasta donde llegan mis limitados conocimientos en cuanto al envejecimiento del vino, la mazuelo y la graciano no son uvas que por sí solas tengan potencial de envejecimiento pero aportan finura y color a los grandes reservas, por eso se añaden en porcentajes minoritarios. No obstante esto es lo que dicta la tradición y ahora se están llevando a cabo muchos experimentos con estas uvas minoritarias así que cualquier día nos encontramos con la presentación de un vino de guarda elaborado con graciano...

    Es lo que tiene este mundo, que no para, y que por favor no deje de hacerlo :-)

  7. #9

    Jose Contreras

    Mara, muy buen artículo que resume fielmente lo vivido durante la cata, reconociendo el mérito de Alejandro López que la dirigió de una forma magistral.

    Respecto a las añadas antiguas, he de reconocer que me enamoró la 78, que encontré mucho más viva y expresiva que la 94, a pesar de ser de sus 16 añitos de diferencia.

    Y respecto a los vinos de la añada 2010, que me parecieron muy buenos en general, he de destacar que me gustaron especialmente el Graciano y, sobre todo, El Alto de la Caseta del que pienso que se va hablar mucho y bien en un futuro muy inmediato.

  8. #10

    Santi Albert

    en respuesta a Mara Funes
    Ver mensaje de Mara Funes

    Muchas gracias Mara. Supongo que hace unos años se darían cuenta de que el vino riojano tenía que evolucionar o mejor dicho, recuperar lo que se venía haciendo desde siempre. Lo de la Garnacha especialmente es sorprendente, una variedad que durante mucho tiempo ha sido la más plantada en España (y creo que aún lo sigue siendo), y que únicamente servía para grandes producciones y vinos mediocres (o eso decían, nunca llegué a probarlos). Un poco de mimos y bien tratada, vemos como da vinos espectaculares, y cada vez más, en más zonas de España fuera de sus orígenes, como es este caso de La Rioja.

    La utilización de Mazuelo y Graciano para vinos de guarda, para mí es símbolo de diferenciación, en unos vinos tradicionalmente de Tempranillo y que siempre han sido catalogados como esos Riojas de siempre. Ójala hubiese podido probar esos 1994 y 1978 para ver la diferencia :)

    Un saludo!

  9. #12

    Mara Funes

    en respuesta a Jose Contreras
    Ver mensaje de Jose Contreras

    Estoy contigo en cuanto a las añadas antiguas, yo también me quedo con el 78. El tiempo y sus efectos es el gran misterio del vino y su gran atractivo. Y volvemos a coincidir con el Alto de la Caseta, pedazo de vino!

    Gracias Jose :-)

  10. #13

    Mara Funes

    en respuesta a Santi Albert
    Ver mensaje de Santi Albert

    Como decía en el artículo, a partir de cierta edad los vinos son una auténtica lotería y en este caso el boleto ganador lo llevaba el de 1978. Yo que no soy muy de viejecitos quedé totalmente enamorada.

    El 1994 es un buen vino pero le faltaba la chispa de magia que tenía su padre ;-)

  11. #14

    Elmesias

    Enhorabuena por el post, Mara!
    Refleja a la perfección lo vivido esa mañana.
    Todos coincidimos en que el 78 estaba bastante mejor que el 94, y en que el Alto de la Caseta es un pedazo de vino. Pero yo tambien destacaría (igual que Jose) el Graciano, creo que también dará que hablar.

    P.D: Un placer haberte acompañado en esta cata ;)

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar