Placeres vinícolas

Etiqueta "Vino tinto": 6 resultados

El Bierzo Según Gancedo

Ya hace tiempo que la periodicidad de mis escritos en este humilde blog se ha ido espaciando mucho. ¿Falta de ganas? ¿Falta de tiempo? ¿La inmediatez de las redes sociales hace que ni escribamos ni leamos textos largos? No lo sé. ¿Son los blogs algo arcaico y condenado a desaparecer como creen muchos? Tampoco lo sé. Es mi intención, al menos de momento, intentar volver a escribir con más frecuencia, pero sólo el tiempo lo dirá.
Hoy quiero compartir tres vinos del Bierzo que me regaló un amigo con el que me une, aparte de ya varios años de relación laboral, una amistad que se ha ido cimentando en intereses comunes, y al que quiero aprovechar para agradecer aquí públicamente su apoyo siempre que le he necesitado. Gracias Salva.
Los vinos en cuestión son elaborados por Gancedo Bodegas y Viñedos. Una bodega familiar situada en Quilós, provincia de León, y que trabajan un total de 19 Ha de viñedo repartidas en 5 fincas, y con una edad de las cepas de entre 60 y 100 años. Viticultura tradicional, artesanal, pero intentando mantener el máximo respeto y la integración con el medio ambiente. Elaboran 6 vinos entre blancos, tintos y rosado, a partir de las variedades Mencía, Godello y Doña Blanca.   Leer más

De Tintos por Zárate

Como ya he comentado alguna vez aquí, la comarca del Salnés ha sido históricamente zona de producción de vinos tintos, siendo los blancos, fundamentalmente de Albariño, relativamente recientes (unos 50 o 60 años). Ahora, algunas bodegas están volviendo sus ojos a esas castas más o menos autóctonas y casi olvidadas por aquellos que buscan la venta de miles de botellas de vino dejando de lado la calidad, la tipicidad y la historia. Así, Loureiro Tinto, Caíño Tinto, Espadeiro y otras, empiezan a resurgir de la mano de algunos apasionados que escuchan de forma habitual "Y si ya vendes bien el albariño, ¿para qué te vas a meter en líos?"
Con la idea en mente de probar algunos de estos tintos, José Luis Louzán y yo pusimos rumbo a una de las bodegas que desde hace algunas añadas empiezan a trabajar bien con estas variedades, y donde además siempre somos bien recibidos y mejor tratados.
También hemos hablado ya aquí de Bodegas Zárate. Una bodega que ha creado parte de la historia de la DO Rías Baixas, y cuya tradición vinícola se remonta a 1707 de la mano de Diego Zárate y Murga,  Primer Marqués de Montesacro por Decreto de Felipe V. Ernesto Zárate fue el fundador de la Fiesta del albariño de Cambados, y después de 7 generaciones, la familia Zárate continúa cuidando los viñedos familiares y elaborando vino.
Actualmente, el encargado de mantener la tradición familiar es Eulogio Pomares, un enófilo convencido de que el vino se hace en la viña. Reducción al mínimo de productos químicos de síntesis, uso de algunos elementos de la biodinámica y mantenimiento de la cubierta natural, son entre otros los responsables de la calidad y diferenciación de los vinos de Zárate.
Hablar con Eulogio es siempre una delicia. Escuchar de boca de quien forma parte por herencia de la historia vinícola de esta región cómo trabajan las viñas, cómo elaboran sus vinos, y qué podemos encontrar en cada copa, es motivo para regresar a Meaño una y otra vez.
Como ya dije, en esta ocasión llevábamos la idea de dejar de lado esas maravillas blancas que elabora, e íbamos directamente a por los tintos. Eulogio nos contó un poco de historia, de como allá por los años 50 las grandes cooperativas dijeron a los agricultores que si querían seguir vendiendo uva, debían arrancar esas cepas tintas y plantar albariño. Nos explicó como y cuando han replantado ellos parte de sus fincas con Loureiro, Caíño y Espadeiro, y como han logrado mantener algunos pequeños viñedos viejos de Caíño y Loureiro que escaparon a la fiebre del albariño.
En Zárate se elaboran ahora 3 tintos monovarietales, Loureiro Tinto, Caíño Tinto y Espadeiro, de los cuales pudimos probar los dos primeros. Zárate Caíño Tinto 2011 se elaboró tras vendimia manual y selección en el mismo viñedo, que tiene una edad media de 60 años. Las uvas se pisaron sin despalillar en un tino de roble abierto, donde tiene lugar la fermentación, para luego hacer una maceración larga de 4 semanas con un pigeage diario. Posteriormente, maloláctica y crianza de 12 meses en barrica de roble francés de tercer año para pasar a ser embotellado sin filtración ni clarificación en febrero de 2013, con una producción de 1250 botellas. El resultado es un vino de bonito color apicotado, de capa media, brillante. Nariz intensa marcada por los aromas de bosque, frutales y de hierba, con notas mentoladas. En boca destaca una acidez viva, un paso muy fluido y una tanicidad algo marcada aún, que a alguno puede echar algo para atrás, pero que junto con la acidez le da una gran personalidad al vino.
El Zárate Loureiro Tinto 2011 inicia su vida de forma parecida, con vendimia manual y selección en viña, con viñedos de una edad media de 60 años. En este caso, las uvas se despalillan y fermentan en una tina de acero inoxidable abierta, y luego se realiza durante 4 semanas un pigeage diario. Maloláctica y crianza de 12 meses en barrica de 500 litros de roble francés, y embotellado sin filtración ni clarificación en febrero de 2013, con una producción de 600 botellas. En copa muestra un color picota brillante, de capa media, muy atractivo. Nariz marcada por las hierbas de monte, laurel, eucalipto y notas frutales. En boca de nuevo una acidez vivísima, buena tanicidad y un paso fresco y alegre, con una muy notable persistencia.
En resumen, dos vinos de marcado carácter atlántico, de disfrute temprano aunque con cierto potencial de mejora en botella, de los que hacen sonreír y beberse una copa tras otra.
Gracias nuevamente a Eulogio y Rebeca por la amabilidad y la simpatía que tienen conmigo cada vez que me acerco a la bodega, y a José Luis Louzán por hacer que tanto esta parte del día, como el resto, conformaran una maravillosa jornada.
 
  Leer más

Tintos También en Verano

"¿Por favor, me puede traer una cubitera para refrescar el vino tinto?" Esta frase sigue rechinando en los oídos de muchos camareros, aunque por suerte cada vez menos. Y es que la vieja sentencia de que el vino tinto debe beberse a temperatura ambiente está muy bien si estamos en una apacible tarde primaveral de las Rías Baixas a unos 16ºC. Pero cuando cambiamos eso por una terraza alicantina en pleno mes de agosto, a 35ºC, el tinto a temperatura ambiente se vuelve un brebaje imbebible.
Ayer, en Bodega Selección de Alicante, realizamos un ejercicio de cata para demostrar como los vinos tintos también pueden beberse y disfrutarse en verano, siempre y cuando tengamos la precaución de servirlo a la temperatura adecuada.
El ejercicio no estuvo basado en lo que sería lo obvio, tintos de maceración carbónica y similares, pensados para servirse a unos 11 - 12ºC y muy adecuados para la época estival, si no que catamos vinos con distintos tiempos de crianza y paso por madera, para ver cómo incluso estos tintos, correctamente atemperados, pueden disfrutarse cuando el calor aprieta. Leer más

Un Tinto de Mar

Eso reza en la etiqueta de este vino, y realmente hace honor a ella.
En la provincia de Pontevedra se elaboraban histórica y tradicionalmente vinos tintos, con variedades propias como la Espadeiro, Brancellao o Sousón. Solían ser vinos de capa muy alta, muy frutales, pero con una acidez muy elevada que desequilibraba el conjunto. Esto, y el boom de los blancos frutales y aromáticos elaborados con Albariño, han hecho que los tintos de las Rías Baixas fuesen prácticamente olvidados durante mucho tiempo.
Algunos productores con cierto grado de locura y tozudez, han decidido embarcarse en la recuperación de estas variedades autóctonas de la zona. Entre ellos, Rodrigo Méndez, de quien ya hemos hablado aquí, y que para los lectores habituales de este blog, y la mayoría de los aficionados, no necesita más presentaciones.   Leer más

Tres Tintos de Clos Dominic

En otras ocasiones hemos hablado aquí de los vinos de Clos Dominic, tanto de su personalísimo blanco como de la añada 2007 del básico Clos Petó. Esta vez le ha tocado el turno a otra añada del mencionado Petó, así como a otros dos vinos de la casa, los Vinyes Altes y Baixes.
La historia de Clos Dominic se inicia allá por 1986, cuando Paco y Dominic compran su primera finca en Porrera. En 1998 adquieren "La Tena", la madre de todo el proyecto vitivinícola de la casa. En el año 2000 deciden dejar de vender uva e iniciar su propia aventura. Bodega de pequeña producción, basada en el cultivo ecológico, usando exclusivamente levaduras indígenas, sin rectificados, clarificados o filtrados, cuyo trabajo y filosofía da como resultado unos vinos, como poco, muy personales.
El básico de la casa es un tinto elaborado con Cabernet, Garnacha y Cariñena, con una crianza de 14 meses en roble francés de segundo año. Clos Petó 2008 (DOCa Priorat, tinto con crianza; 50% Cabernet Sauvignon, 40% Garnacha, 10% Cariñena; Clos Dominic) nos muestra un color granate algo apagado, con ribetes granatosos. Aromas de buena intensidad, licoroso, destacando en primer plano la mineralidad, como de pizarra, sobre un fondo de fruta roja madura y notas especiadas sutiles. En boca es un vino de cuerpo medio, mineral, algo tánico, pero agradable en conjunto. Tras unas 24 horas abierto, se hace más sutil, ganando presencia la fruta y haciéndose el conjunto más delicado y armonioso. Un agradable básico, que marca su origen, y que se bebe bien. Aun así, me gustó algo más el 2007.   Leer más

Rosados y Tintos en La Calle de Baco

Siguiendo en La Calle de Baco, hubo oportunidad de probar algunos rosados muy interesantes, y varios tintos de los que no se puede decir lo mismo. Así como los rosados mostraban una frutosidad y una frescura deliciosa, muchos tintos volvían a ser casi todos lo mismo, maderazos inmisericordes que aplastaban la fruta y sólo la dejaban asomar tímidamente. Aún así, alguna cosa puede mencionarse.
Entre los rosados, destacaría sobre todo estos tres:
- Mo Rosado 2009 (DO Alicante, rosado; Monastrell, Cabernet Sauvignon, Garnacha Tintorera; Sierra Salinas): Rosado pálido muy limpio. Aromas muy ricos de fruta madura y dulzones. En boca muy frutal y suave. Muy rico. Otra de las dos novedades de Sierra Salinas (junto con el blanco) que han gustado mucho.
- Cesilia 2009 (DO Alicante, rosado, 85% Merlot y 15% Monastrell, Heretat de Cesilia): Rosa muy pálido con ribetes grises, muy bonito. Curiosos aromas florales y de frutas rojas frescas. En boca se mostraba muy frutal, con una acidez aún algo viva (acabado de embotellar, según me explicaron), pero muy rico. Un rosado distinto que llamó la atención y gustó.   Leer más

Otros contenidos sobre 'Vino tinto' en Verema

Burbujitas en vino tinto.

Drakeejb. Buenas tardes, Hoy he recibido 4 botellas de vino tinto distintas: Matsu El Recio 2015, Hacienda de Arínzano 2012, Bobal de San Juan de Viñas Viejas 2015 y

Burbujitas en vino tinto.

Drakeejb. Buenas tardes, Hoy he recibido 4 botellas de vino tinto distintas: Matsu El Recio 2015, Hacienda de Arínzano 2012, Bobal de San Juan de Viñas Viejas 2015 y

Burbujitas en vino tinto.

Drakeejb. Buenas tardes, Hoy he recibido 4 botellas de vino tinto distintas: Matsu El Recio 2015, Hacienda de Arínzano 2012, Bobal de San Juan de Viñas Viejas 2015 y

Burbujitas en vino tinto.

Drakeejb. Buenas tardes, Hoy he recibido 4 botellas de vino tinto distintas: Matsu El Recio 2015, Hacienda de Arínzano 2012, Bobal de San Juan de Viñas Viejas 2015 y

Cata de vinos tintos de Portugal Decanta 2019

Gemma Peyro. Luís Ramos Lópes hizo de guía en nuestro pequeño viaje que hicimos por el país luso mientras duró Portugal Decanta 2019. Portugal: tierra de tintos nos acercó a grandes vinos.

Cata de vinos tintos de Portugal Decanta 2019

Gemma Peyro. Luís Ramos Lópes hizo de guía en nuestro pequeño viaje que hicimos por el país luso mientras duró Portugal Decanta 2019. Portugal: tierra de tintos nos acercó a grandes vinos.

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar