Malditos Camaradas

Voy a beber un vino canario (II) ¡Un extraterrestre en mi copa!

Extraterrestres

C'est incroyable! No es un techno crap, qué va. Tiene su picota, brillo y limpieza, atizamos para liberar aromas y buscamos la persistencia. Lo tenemos todo apuntado.

El ribete chocolateado y la intensidad compleja me sale siempre en este provinciano zonal del Priorato cálido que además según qué dia del año aporta licorizados, torrefactos y gusto por el dátil y tabacos. Muy espeso en boca.

Raro, raro, raro. ...Curioso. Un sorprendente vino riberita o descolonizado según las nuevas radicalidades.

Posiblemente el mejor tinto de ribera (aventuramos) probado este mes, pasada la semana santa que todo lo desKulturaliza. Varietal de mucha peculariedad.

 

Cuando llegas a los almizcles, los especiados y las excelentes maderas el vino te puede resultar impactante, el vino es intenso y con taninos muy maduros (ha costado unos años), la fruta pasa aquí es misteriosa, y si te apercibes del cuero y sus minerales este vino se manifestará exótico y casi extraterrestre. Lo tienes en la copa. Salen minerales o rocas lunáticas y se abre ante los sentidos una gama de impresiones que sorprendería a Tom Wolfe en su prefacio de los desayunos con Kerouac.

 

Lo brutal y hasta lo radical. Yo lo entiendo. Ayer estuve en una tiendecita de vinos con sus estanterias pasadas por la brillantina de floyd y el pachuli del dia, unos taquitos de queso y jamon del paisano y los vasitos de vino que les hemos propuesto para contemporizar el ambiente y dejarse de pijadas y cristales sin demasiado o el justo plomo o siguiendo las normas del primer fabricante de tonterias. La bodega ha pasado de lo colectivo al personalismo. Nos vamos a quedar sin orígenes. Se impone la firma autoritaria, el lider. Han descubierto yacimientos bajos las vides y la nueva era ha comenzado. Llegan los nuevos ilustrados.

 

Hace mas de 10 años elogiábamos ese vino rarísimo de una uva que crecía en los riscos, era exportable por su singularidad y sólo la vendían en el foro capitalino. Hasta llegó a ser adoptada como mascota.

 

Una uva que no es confusa pero extraña, se diría que chocante, casi de zona residencial, es de escasa accesibilidad por lo que solo un espíritu beatnik podria subirse a esos riscos y ponerse a trabajar el viñedo disperso, colgado de peñascos como las cabras.

Hasta diría uvas nacidas del parcelismo administrativo de una DO autóctona y el mismísimo Duero, Durii o Douro. Lo dicho, son llamativas y los vinos resultan extraños en el buen sentido.

Hasta puede ser tempranillo.

Un alienígena.

 

El vino que hemos maridado con este marciano es una negramoll con aromas de fruta negra pasa (higos), clavo y carbón y un fondo amentolado. Se deshace en boca, parece que el color se desgasta y es fresco.

 

Proximamente con la listán negro (Kenobi) una garnacha forera, a medio explotar.

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar