El Alma del Vino

Primeurs Bordeaux : La Petite Sibérie 2010 (Côtes du Rousillon).

En el mismo lugar que el vino anteriormente comentado y bajo el mismo manto protector del gran anfitrión Thunevin, caté este otro producto de Hervé Bizeul, la añada 2010 de La Petite Sibérie, un monovarietal de garnacha que cuando sea lanzado al mercado tendrá entre doce y dieciocho meses de barrica de roble, con un precio aproximado que sobrepasará los cien euros por botella. Antes que nada debo manifestar que me parece más un vino de boca, que de nariz, en donde, y a la espera de su comercialización; me resultó poco resultón, más bien incapaz, sin completar casi ninguna de las características que podemos esperar de una garnacha. Color apicotado más bien oscuro, con ribete violáceo. Nariz que resume notas frutales muy breves y que tal vez abunda algo más en madera. Nula presencia de notas florales. Boca que expresa concentración, con un ataque primario de dulzor sugerente, y un recorrido durante el que enseña sus taninos, algo agresivos, sin domar aún. Ganará con tiempo en botella. El grado alcohólico se escenifica con bastante criterio y suavidad, no molesta. En el postgusto encuentro apuntes especiados, aún rudimentarios, sin terminar de hacer. Como viene siendo habitual en los Petite Sibérie, será un gran vino, una añada más que correcta e ideal para guardar uno ó dos años antes de su apertura. Cuando todo se lime y asiente, gozaremos de esta garnacha 2010 del gran Bizeul. Sin duda.

Herramientas del blog



"La comida es la parte material de la alimentación; el vino, la parte espiritual" (Alejandro Dumas).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar