El Alma del Vino

Seigneurs de monbazillac 2000.




La apelación de origen Monbazillac se localiza al sur de Bergerac, y tiene cierta fama por circular a rebufo de los aplaudidos y admirados Sauternes. Son blancos dulces fermentados en barrica y construidos en base a la uva Sémillon, complementada con partes adicionales de Sauvignon Blanc y Muscadelle.
La añada de 1999 fue galardonada en el Concurso Mundial de Bruselas con una medalla de oro. Es un vino con botrytis, equilibrado, inferior a los Sauternes medios en cuanto a su punto de dulzor, aunque más que meritorio.
Color amarillo dorado brillante, con esbozos de intensidad cromática. Nariz delicada, que aporta aromas de albaricoque y flores blancas. Boca suave, con un ataque de dulzor débil, nada estridente. En su recorrido se muestra equilibrado, con cierta untuosidad. Persistencia ligera. Postgusto con un toque de piña y cierta condición cítrica madura, antes de caer el telón enseña algunos matices especiados, cercanos a la pimienta.
Su virtud consiste en mostrar equilibrio, aunque su defecto puede ser carecer de cuerpo suficiente al menos en su naturaleza de vino blanco licoroso.
Me quedo a medias. Sobre todo si cometo la torpeza personal de compararlo con un Sauternes al uso.
Vino osado, pero un tanto decepcionante.


"La comida es la parte material de la alimentación; el vino, la parte espiritual" (Alejandro Dumas).
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar