Catacaldos de La Mancha

Verdejo según Javier Sanz Viticultor

Ya de vuelta de nuestros viajes sureños queremos hablaros de la Bodega Javier Sanz Viticultor, situada en La Seca municipio de la provincia de Valladolid donde se concentran el mayor número de viñedos de la DO Rueda.

Es una bodega familiar de viticultores que desde 1863 han estado trabajando en sus viñedos propios y que en 1990 es cuando la cuarta generación se hace al frente de mano de Javier Sanz, cuya filosofía es el respeto a la tradición y un trabajo meticuloso en la viña fusionando los conocimientos del arraigo familiar y las innovaciones de la actualidad.

Sus viñedos repartidos en 104 hectáreas algunos con más de 150 años como su viñedo prefiloxérico Pago de Saltamontes con verdejo como indudable protagonista, por la adaptación del viñedo de dicha variedad autóctona a sus suelos y clima continental.

Os presentamos Javier Sanz  verdejo 2014 y de la colección V: VMalcorta y VDulce de Invierno.

Javier Sanz Verdejo 2014 - 13% Vol.

100% verdejo procedente de un viñedo de más de 40 años con el suelo de cantos rodados y subsuelo arcilloso y su método de cultivo es en espaldera, vendimia mecánica nocturna. La producción son 100.000 botellas

Amarillo verdoso limpio y brillante con algunos reflejos acerados.

Nariz de buena intensidad a manzana, notas florales y jabonosas, lima, reminiscencias vegetales típicas de la variedad como el hinojo y un fondo de cereal y plátano.

En boca es fresco, con buena acidez y una leve untuosidad que le aporta algo de volumen en su paso directo. Toque salino, te hace salivar y te abandona con un leve toque amargo que hace de su recuerdo de media duración.

 

VMalcorta 2014 - 13% Vol.

En la colección V nos encontramos este vino elaborado con la variedad rescatada por esta bodega como es la verdejo malcorta a través de un clon autóctono de la verdejo. Viñedo en espaldera y cuya producción total es de 10.000 botellas.

Amarillo verdoso con un punto de color más que el vino anterior. Más glicérico y de buen brillo.

Nariz no excesivamente intensa pero si muy plena de matices sutiles, la flor blanca es muy elegante, los anisados están bien integrados, la fruta blanca recuerda más a la pera inicialmente e incluso llega a mostrar un toque de flor amarilla.

En boca es fresco, con cierta estructura y un marcado carácter mineral como a tiza. Cítricos maduros, melón en un punto de madurez óptimo, muy sabroso y redondo. Final medio-largo.

 

VDulce de invierno  L14/910 - 10% Vol.

Elaborado con 80% verdejo y un 20% de moscatel mediante vendimia tardía, concretamente en el mes de diciembre vendimian la moscatel, ya que es cuando la uva ha obtenido el máximo de azúcar. A la verdejo le realizan un secado natural, guardándola en un recinto sombrío para que pierda el agua.

Después de este proceso congelan a una temperatura inferior a 4ºC durante 10 días a la uva verdejo, posteriormente la prensan quedando aun congelado el líquido y de esa manera concentran azucares para posteriormente, con el mosto de los tres métodos descritos, secado natural y congelación de la uva para la verdejo y vendimia tardia para la moscatel se realizará el ensamblaje. Finalmente el vino tendrá un paso por barrica de roble francés. La producción de este vino es de 5.000 botellas.

Amarillo ambarino con reflejos oro viejo y mucha capa de color.

Nariz de mucha intensidad a orejones, polen, notas a miel de romero y algo de frutos secos. Con aireación aparecen notas de flores secas, auvadas y un punto de pegamento que en esta medida nos parece muy agradable por su sutileza y por aportar complejidad al conjunto.

Buena acidez en boca que consigue que su melosidad y madurez no resulte pesada en boca. Cítricos muy maduros, miel y melón en almíbar. Notas complejas como de inicio de botrytis que lo hacen muy largo, complejo y agradable.

En definitiva tres productos excelentes que nos devuelven la confianza en una variedad que se encuentra en estado crítico por mirar más cuestiones política que de franqueza y elaboración respetuosa, menos mal que todavía existen unos cuantos que respetan a la señora verdejo.

  1. #1

    José Gabaldón

    Muy buenos vinos si señor, ese dulce de invierno lo caté en un Espai Verema y es dificil de olvidar, me gustó muchísimo, ahora veo que han cambiado de botella, antes no era así, me gusta más este formato.
    Un saludo.

  2. #2

    Jorditec

    Catamos esos vinos (y otros más de Javier Sanz) en una cena-cata que organizaron en el restaurante "La cuina" aquí en Ontinyent, y la verdad es que me dejaron muy gratamente sorprendido. Da gusto ver como luce el potencial de la verdejo (una uva que llegó a ser casi mi favorita, y que cayó en un ligero olvido por mi parte, al comprobar los estragos que se estaban haciendo en connivencia de organismos oficiales)

    Fue un renacer de ilusión en ella y un despertar pasiones apagadas en mi. Enhorabuena a Javier y su equipo.

  3. #3

    Vidadillo

    Me llama la atención entre otras cosas que sólo tenga 10%alc. el Dulce de Invierno. ¿No debería ser superior por la concentración de azúcares de la moscatel? Desde luego DEBO probarlo, me llama mucho la atención por su originalidad y el trabajo hasta conseguirlo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar