bloG-M

La lamprea me chistó

Aurelio_Gómez-Miranda_bloG-M_Lamprea

Bajamos a Valencia a pasar la mañana del sábado haciendo gestiones varias. Siempre me ha hecho gracia eso de “bajamos”, parece que viniéramos de la montaña a pasar unos días a las planicies bañadas por el mar… cuando en realidad veníamos de una urbanización a 14 km del centro de la ciudad, a pasar un rato. Gestiones varias decía, bueno esas las debían hacer los demás componentes de la family, yo no, así que yo aproveché para “asuntos propios”, compré un poco de vinito, unos picantillos… y me tomé un vinacho esperando que acabaran las susodichas gestiones varias. ¡Anda! Mira, si me he topado de bruces con La Barra de Rías Gallegas, un lugar en el que nunca he estado desde que le añadieron lo de “La Barra de”. Sí que había estado en Rías Gallegas. Pos venga, paaaaaaaaaaa dentro.

¡Oño qué bien! 5 blancos, 5, por copas en la barra. Y uno de ellos uno que me encanta: San Clodio, añada 2014 en este caso. ¡Venga! Y ponme una gilda hombre. Oye, y esa empanada que tiene tan buena cara… ¿de qué es? De zorza y queso de cabra. ¡Marchando una!

Aurelio_Gómez-Miranda_bloG-M_La_Lamprea_me_chistó_La_Barra_de_Rías_Gallegas

Y ahí que estaba yo tan ricamente en mi medio ambiente natural, las barras de España. Me fijé en la gran transformación que había experimentado el local. De tratarse una sala propia de un elegantón gallego-marisquería al uso, a un espacio abierto, moderno e informal en el que han conseguido de algún modo que, además de ese aire desenfadado, se transmita que “aquí hay calidad, aquí vas a comer bien”. Apetitosos platos pintados con tiza en pizarras… Oye, que rica esta empanada, la gilda bien, y la treixadura de escándalo.

En esto que llegan unos señores y preguntan en la barra que si hay mesa y que si hay lamprea. Sí a las dos cosas. ¡Clinnnnnn! (Chssss, chsssss, lamprea, sonó muy bajito en lo más profundo de mi superyó) ¿Lamprea he oído? Y mi yo, que no sabía aún dónde cenar, pidió mesa para esa noche. Noooop. Completo. Argggg. ¿Y para comer ahora, en media hora? Sin problemas. Reeeeeeserva para cuatro.

Así que llamé a la family, se vinieron cuando terminaron sus gestiones varias, y a comer. Lamprea… mmmmmm… qué interesante. La de años que hace que no la como, de hecho sólo la había probado dos veces en mi vida. Un bocado extremadamente difícil, controvertido, recordaba. De esos que no dejan a nadie indiferente. De esos que de cada 100 personas les repele a 95, solo a 5 les gusta, de los que a 4 les enloquece.

Aurelio_Gómez-Miranda_bloG-M_La_Lamprea_me_chistó_Entrantes

La carta, basada en la gastronomía gallega, es comedida, pero es que no había una sólo referencia que no me atrajera. Así que, venga, primeros al centro y segundos compartiendo. Vale a lo primero, me dijo mi familia, pero si te pides de segundo lamprea la vas a compartir con tu tía, con nosotras desde luego ni lo sueñes. Pos nada, egoistonas, me comeré yo solito la lamprea.

  • Empanada de bonito
  • Ensaladilla rusa
  • Vieira a la gallega
  • Pulpo a la gallega
  • Mollejas de ternera con patatas
  • Lamprea estilo Arbo
  • Filloas, salsa de naranja y helado

Muy bien los entrantes, sin concesiones a la galería. Pedaaaazo de empanada, extraordinaria, con una untuosa humedad externa que hacía enloquecer. La ensaladilla, la vieira el pulpo y las mollejas, bien también oiga, bien de veras.

Y llegó la lamprea, que me había chistado ya en la barra. Era nuestro momento, el momento de la verdá. Allá que apareció, misteriosa y sinuosa en el plato, retorcida, en esa salsa oscura sangrante, acompañada de un flancito de arroz jazmín.

Aurelio_Gómez-Miranda_bloG-M_Lamprea_Arbo

Voy a por ti, muñeca. Hace ya años que no te como. Ñam, toma primer bocado. Ooooooooooooooostrás, qué paaaaaaaaaasa. Qué es esto. No recordaba yo esta intensidad, este exceso, esta… ¿Me está provocando repulsión? ¡Uffffffffff! ¡Brrrrrus!

Miraba yo mientras intentaba pasar ese primer bocado la merluza a la gallega de una de mis hijas, el entrecot de vacuno a la plancha de la otra, el san jacobo de rape y panceta celta de mi mujer... y pensaba… ¿Que no me habré equivocado? ¡A ver si no me voy a terminar esto! Toda la vida yo dando lecciones de que hay probar y comer de todo… ¡A ver si me voy a dejar un plato sin tocar ahora, a mis años!

Telúrico, primitivo, salvaje, férrico, sanguíneo, profundo, visceral, canibalesco… ¡Diosssssssss! Me costó pasar los primeros bocados, fui eligiendo la parte más magra, limpia y blanquecina de la lamprea, y aun así… Pero me fui viniendo arriba a partir del cuarto bocado y aquello terminó en un festín. Disfrutando del plato con morbo, recreándome en cada bocado, mezclando al final ese arroz con esa salsa hematológica, con esa textura indescriptible y ese saborrrrrrrrrrrrrrrazo…

Recordé yo a varios amigos de la Peña Los Restauranteros que tuvieron dificultades para terminarse una albacora en el Encuentro de Alcoy… Les sacas esto, y salen por patas. XXXD 

Para beber, continué con lo que había comenzado en la barra y pedimos una botellita de San Clodio 2014, un apasionante coupage de variedades autóctonas gallegas en el que manda la treixadura, a un precio de escándalo (16€). Solamente por ser obra del mismo que creó "Amanece que no es poco" (José Luis Cuerda) ya merecería un respeto, pero es que encima está de muerte.

Servicio correcto, rápido, silencioso.

Me he propuesto tener al menos una cita anual con la lamprea, así que nos veremos por aquí. Creo que es el único lugar de Valencia que la tiene, y además la cocinan de escándalo, al estilo Arbo, que no deja de ser un civet, con su propia sangre como protagonista estelar de la salsa.

Aurelio_Gómez-Miranda_bloG-M_Lamprea_Collage

Lamprea (Petromyzon marinus) es un pescado anguiliforme que carece de esqueleto óseo y mandíbula. De piel lisa, mide alrededor de 1 m y llega a pesar 2,5 kg. Hábitat diverso pero siempre en profundidades entre 200 y 400 m. Los adultos son parásitos, viviendo adheridos a peces y mamíferos de los que se alimenta, produciendo una sustancia anticoagulante para evitar que la sangre de su anfitrión se engrumezca. Se trata de un pez prehistórico que no ha evolucionado apenas en 500 millones de años. Al igual que el salmón, vive en el mar y se reproduce en el río, en contraposición a la anguila que tiene un ciclo reproductor inverso. Alcanza los ríos desde el mar, subiéndolos, para reproducirse y luego morir. Fuente principal: Pescaderías Coruñesas.

 

Copyright © Aurelio Gómez-Miranda del Río

 

  1. G-M.

    en respuesta a manubcn
    Ver mensaje de manubcn
  2. G-M.

    en respuesta a Otilio Haro
    Ver mensaje de Otilio Haro
  3. Creixell

    Querido veremero, me has recordado la primera impresión que me produjo este plato cuando lo comí por primera vez ... Fue, bajo el auspicio de un gran amigo portugués que vive en Faro ( Algrave, Portugal), y nos llevó a un local cuya especialidad era esa. La presentación de tu lamprea era la misma que tomamos, aunque con guarnición de patatas fritas. Pero a mí me hablaron de elaboración con vino tinto y no mentaron nada de sagre... Jeje. Lo recuerdo exquisito !!! . Aunque el tono oscuro té sobrecoge un poco. En casa somos de comer y probar. Paco ya la había tomado por Galicia, pero yo lo, pero como me gusta mucho la anguila (de cualquier forma) pues no tuve reparos en probarla. Además nuestro amigo, comedor y sabio, quería obsequiarnos y siempre hemos acertado con él!!
    En fin, cuando vuelva a Valencu, me acordaré de tu post . Como siempre muchas gracias veremero, da gusto leerte y con propuestas suculentas y muchas veces divertidas... CARPE DIEM!!!
    Salut

  4. G-M.

    en respuesta a Creixell
    Ver mensaje de Creixell

    Jaja, si vino tiento lleva, sí, pero también sangre, muuuuucha sangre....

    Te debieron de hacer como a los chiquillos, omitirlo para que no te repeliera... Qué bueno!!!

    Me alegro mucho de que lo pases bien leyendo mis post.

    Abrazos


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar