Opiniones de Blanc d'Enguera
OPINIONES
5

Circunstancias casuales hacen que dos días seguidos tenga la ocasión de probar el mismo vino con lo que las sensaciones aún estaban en la memoria (y en los apuntes).

Un vino blanco con un color subido que lo destaca, una buena nariz en la que destacaría un poco más a los cítricos, como lima, también manzana verde; en boca da sensciones de elegancia y complejidad junto a frescura y buen cuerpo.

Un vino bien conseguido con un coupage complejo de uvas pero que ha conseguido sacar lo bueno de todas.

Color amarillo dorado, limpio, brillante, buena lágrima.
En nariz y con buena intensidad hay fruta blanca y fruta tropical, flores del campo, sensación cítrica pero hacia dulce, cierta complejidad.
En boca es agradable, ligero pero con cuerpo, fruta blanca madura, acidez interesante, algo de madera,. Persistencia correcta.

Un vino con muchos matices.

Tiene una entrada en nariz potente, muy expresiva. Hay azahar, rosas, notas balsámicas, hierba buena, un ligero toque tostado, mango maduro, fruta de carácter tropical.

En boca el tacto es graso, sale la madera y la fruta muy madura junto a notas muy declaradas de caramelo toffee. El dulzor y la acidez están equilibradas. Para disfrutarlo ya, pues se nota en él un ligero decaimiento, abocado, rasgo mediterráneo, cálido.

De color amarillo pajizo con algún reflejo verdoso.
Suave aroma a frutas verdes con toques florales.
Se trata de un vino fresco, ligero y de corto recorrido en boca. De los que se beben fácilmente, muy elegante.

La etiqueta no dice a priori ni mú. No recuerdo otra más simple. Tan sólo nombre y añada junto a la letra cursiva y símbolo cuadrado característicos de la bodega. Sin embargo el resultado es elegante.

Amarillo dorado muy brillante con glicerinosa lágrima.

Aroma de buena intensidad y perfume, flor de pétalo graso como la margarita blanca, fruta amarilla tipo níspero junto a otra de tipo tropical, chirimoya. Le acompañan notas finas y elegantes de hierbas de tocador, lavanda, lima... fondo cítrico medido, limpio.

En boca se muestra igualmente elegante, paso graso, amable, con la vainilla de la madera y el tacto liso del hueso de la fruta madura apuntada con anterioridad, buenísima acidez y amargura final que se instala en los laterales de la lengua convirtiendo su postgusto en largo.

Me ha gustado mucho una vez más. Lo probé en la feria de vinos y alimentos de nuestra comunidad y ya le vi este perfil. Ahora, de forma más reposada, descubro un complejo blanco con frescura y fragancia, muy completo y equilibrado.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar