Blog de Verema.com

El Corcho, el gran amigo o enemigo del vino

¿Cómo afecta el corcho al vino?

El corcho, puede ser un gran aliado del vino o bien todo lo contrario, ya que si es de calidad (como en la mayoría de los casos), obtendremos el vino en perfectas condiciones si se ha guardado y conservado adecuadamente, de lo contrario, si no se respeta ninguna de las condiciones, un mal corcho y un mal trato al vino, éste seguramente se haya echado a perder.

corcho manchado vino mal estadoUna buena práctica es observar el corcho cuando abrimos la botella de vino. Si vemos que el color del corcho es distinto en la zona de contacto con el vino, es normal, ya que el tiempo y los pigmentos del propio vino tiñen esa zona del corcho. Si por el contrario observamos que la zona manchada no solo es la de contacto, sino que también está manchado el resto del tapón, es más que probable que haya habido alguna fuga de vino, lo que va asociado con una merma en el contenido de la botella. En este caso es probable que también el oxígeno haya llegado al vino y lo haya oxidado. Por eso cuando un tapón se encuentra en mal estado hay que probar el vino para comprobar que no presenta defectos.

Es importante oler el corcho por la parte central, no el extremo que ha estado en contacto al vino, y comprobar si huele a vino y no presenta ningún olor extraño. Uno de los problemas más importantes hoy en día es el del olor a corcho como defecto del vino. Es un olor más de humedad, de caja de galletas mojada o corcho.

 

Olor a corcho o TCA

Es el defecto del llamado TCA (Tricloranonisol, que se libera por la presencia de un hongo que se puede encontrar en los tapones de corcho).  Actualmente el mayor quebradero de cabeza para los bodegueros y enólogos que, pese a tomar todas las medidas posibles en la lucha contra el TCA, es imposible de erradicar. 

El tamaño y la calidad del corcho influye en la conservación del vino

El tamaño del corcho del vino influye notablemente en su evolución, ya que dependiendo del mismo podrá tener mayor o menor guarda el vino que tengamos entre manos.

Del mismo modo, la calidad del corcho también va a influir en su capacidad de guarda. Un corcho de buena calidad va a permitir que el paso del tiempo no haga mella en el tapón y, por ende, en el contenido de la botella. Corchos de menor calidad, incluso de aglomerado, serán aceptables para vinos de consumo rápido.

Tipos de tapones de corcho para el vino

Estas son las medidas básicas que se suelen utilizar:

-         El que más se utiliza para vinos jóvenes es el de 24-26mm de diámetro, con 38mm de longitud,  debido a su corta vida, son vinos que normalmente se deben consumir en menos de dos años.

-         Para vinos con periodo de guarda de 10 años, tendrán un corcho de 44-45mm de longitud.

-         Vinos con una vida de 18-20 años, se  utilizarán corchos de 49mm.

-         Vinos de más de 20 años, los corchos serán de 54mm.

El corcho que se utilice para cerrar la botella irá acorde al vino que contenga, siendo vinos más jóvenes los que tengan corchos más cortos, y vinos más añejos, gran crianza tendrán corchos más largos.

Beneficios de un corcho natural

Por un lado el corcho es un producto natural y ecológico que se obtiene del alcornoque sin producirle daños. El uso de otros tapones sintéticos no nos asegura una larga guarda, o al menos no tenemos vinos que abiertos 20, 30 o 50 años después de ser embotellados con tapones sintéticos, sigan vivos. El corcho nos ha demostrado que es posible mantener las cualidades de un vino durante varias décadas y por tanto es de momento la mejor opción para el vino de guarda.

 

  1. #1

    Mar Galvan

    Se acaba de demostrar que el corcho es el mejor aliado de cualquier vino, cava.

    Ver articulo https://www.verema.com/blog/vitisvinifera/973562-tapon-corcho-2000-anos-recuperado-fondo-marino.

    Estoy actualmente en el mundo de corcho ampliando mis conocimientos, el TCA no solo proviene del corcho, en una bodega pueda haber mas de un contaminante que influyen negativamente a la hora de embotellar, determinando esa contaminación y trasmitirla al vino. Pueden existir focos aislados, o también una partida de corchos en mal estado. independientemente no solo existe el TCA, hay muchos mas contaminantes negativos que influyen en el vino.

    Exactamente un vino viejo no necesita 54 cm para conservarse, he podido catar algunos vinos viejos, en especial un Marques Riscal de 1948 y el estilo de su corcho es de 26mm de diámetro.

    Cuando una bodega quiere embotellar un crianza para largo tiempo, lo primero que efectúa es enviar el tipo de botella a instituto especializado en corcho, aquí se analizara la botella, la presión, el tipo de corcho que se necesita y se enviará ese estudio a la bodega, a partir de todo esto comienza la elaboración de ese corcho que siempre será natural y no necesariamente de mas mm.

    El aglomerado se utiliza exclusivamente para CAVA, y no de corta duración, como indicas, elaborar un tapón de aglomerado para un cava es complicado, y su sistema de evaluación, en extremadamente exhaustivo. Ya que en el se conservarán los cavas, con presión y muchos de ellos, de larga crianza, lo que diferencia un corcho aglomerado, son sus discos los que diferencia los diferentes tapones de cava y espumosos.

    Mar Galván

  2. #3

    Francescf

    en respuesta a Mar Galvan
    Ver mensaje de Mar Galvan

    Sólo un inciso: el tapón para un vino viejo no tiene 54 cm. de longitud, sino 54 mm. ;-)

    Un abrazo :-)

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar