Noticias del Vino

Castro y González nos presenta Fusión 2016: Ibérico y Champagne Taittinger de la mano

Los productos ibéricos naturales Castro y González, una empresa dedicada al cerdo ibérico desde 1910, encontraron una de sus máximas expresiones el pasado lunes en Valencia al combinarse con el famoso champagne francés Taittinger en una comida maridada celebrada en el restaurante Sucede, poseedor de una estrella Michelín.

Pensado para los paladares más inquietos que buscan un producto único, los productos ibéricos lograron su máxima expresión con las burbujas Taittinger, de cuya espectacular gama los comensales degustaron seis ejemplares.

 

 

Productos gourmet y champagne de lujo

Castro y González es un claro referente en el mundo de los productos más selectos.
Capitaneado desde Guijuelo (Salamanca) por una familia con una dilatada trayectoria que ya va por la cuarta generación, presentó en Valencia su nuevo producto gourmet: un jamón ibérico único que nace de la fusión de dos climas: el salmantino y el de la Sierra de Huelva.

El jamón se sala y cura durante doce meses en el clima frío y seco de Guijuelo, a más de 1.100 metros de altitud, y una vez que ha aprehendido todo el sabor de la dehesa, se traslada a la Sierra de Huelva, donde permanece 24 meses más. La influencia del Atlántico hace que el producto evolucione hacia una mayor elegancia, profundidad y adquiera texturas más complejas.

La empresa familiar también elabora lomo, salchichón, chorizo y algunos cortes de carne, como una excepcional presa ibérica, que participaron también en la comida maridada con Tattinger.

Productos ibéricos Castro y González

 

De principio a final

El servicio comenzó con un cocktail en el que sirvió jamón fusión 2016 al corte, lomo de bellota 100% ibérico, salchichón de bellota 100% y mini burgers de presa de bellota, todo ello acompañado de Taittinger Brut.

En la mesa el menú abrió con un carpaccio de presa ibérica, encurtidos y helado de ajoblanco acompañado por el Taittinger Prestige Rose.

Carpaccio Ibérico con Taittinger Prestige

 

La Raya a la beurre noir fue el plato perfecto para acompañar al Taittinger Les Folies de la
Marquetterie, un ensamblaje compuesto por un 45% de Chardonnay y un 55% de Pinot Noir
procedente exclusivamente de las uvas del viñedo francés de Folies que domina el Castillo de la Marquetterie, cuna de la familia Taittinger.

 

Blanc de blancs, preludio y noctámbulo

Tras la raya, el secreto de presa ibérica acompañado de emulsión de trufa y tuétano de brócoli se degustó con una joyade Taittinger: el Comtes de Champagne Blanc de Blancs 2007, un excepcional blanc de blancs que solo se elabora en añadas excepcionales.

El toque dulce llegó con el postre, Naranja, Mistela y Azafrán con Taittinger Prelude en la copa, mientras Taittinger Nocturne cerró la comida: un champagne seco elaborado con un 40% de Chardonnay y un 60% de Pinot Noir y Pinot Meunier.


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar