Malditos Camaradas

Desmaridajes, circunstancias con buenas sensaciones.

Agosto 2013   Color hay. Una noche con buena garnacha y los restos del sueño te levantan con el sol pegandote en el rostro. Solo una rama de almendras tiernas todavia entre los rayos y tu cara intenta ponerse a bien con el entorno. Un fresco pre-highnoon recupera los sabores del buen vino. Nada sosfisticado. Tiene la frutilla todos los alicientes para seguir viviendo, esperando la hora del nuevo envine y sacar provecho al placer de hacerlo.

 

 

 Es verdad, comentaba con un trasegador, que más bien parece una garnacha nueva al viejo estilo, menos esteparia, más lindando con la brisa mediterranea, los toques de fondos boscosos mas mentolados, el dulce del barriqueo y la medida que pone en justo balance cuerpo y tolerancia.

 

 

 

Las bayas aquí no aparecen. Pero unos trocitos de atun de supermercado. Las proteinas de pescado blanco (surimi) en AOVE, ajito en lascas transparentes, una Puta la madre cacheada y tosta de pan al Phillips 2 velocidades te deja el cuerpo muy a gusto. Todo en su justa proporción.

 

Sugerencias

Un dia feliz. El manojito de frutillos fenomenal para desayuno, un pizco de auslese, culín que queda y listo hasta el medio dia.

 

Del vino seguir diciendo que es muy fina toda su expresión en el paladar, estructura tánica, textura mineral y un final que me parece anisado, muy elegante.

 

En otro momento tambien entró muy bien con el lomito de conejo de supermercado.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar