Blog de Jordi Melendo

Sabino Fernández Campo, la lealtad y el compromiso


Ayer comenzó la semana con la triste noticia de la muerte de Sabino Fernández Campo, quien durante 16 años fue Jefe de la Casa del Rey, convirtiéndose en una pieza decisiva en la historia de España por su papel la noche del 23-F. A principios de los 90, a raíz de un viaje oficial del Príncipe de Asturias a Chile, se inició mi relación personal con Sabino Fernández Campo, quien en alguna ocasión me recibió en su despacho del Palacio de la Zarzuela, y años más tarde, en 1996, asistió a la presentación en Madrid de mi libro “La sombra de Baco”. Todos los calificativos que se pueden leer estos días en la prensa de hombre muy educado, amable y discreto los pude constatar desde el primer día.

Una vez, charlando en su oficina observé que en una de las pareces había decenas de caricaturas enmarcadas. Poco tiempo más tarde le regalé una caricatura realizada y firmada por el amigo Xavier Cugat, y puede ver que apreció mucho este detalle.

De vez en cuando nos carteábamos y sus cartas, que guardaré con cariño, contenían tal grado de personalización que era imposible que las hubiera escrito un ayudante o secretario.

Creo sinceramente que la historia de España pondrá a Sabino Fernández Campo en el lugar que le corresponde. En unos momentos en que los valores de la lealtad y del compromiso están tan deteriorados, quisiera que estas líneas fueran mi pequeño homenaje a un hombre leal y comprometido. Que en paz descanse.
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar