Cervezas

Historia de las latas de cerveza ¿Mejor lata o botella?

Historia y evolución de las latas de cerveza

Antiguamente la cerveza únicamente se vendía en botellas retornables que tenían que ser rellenadas, por lo que el alcance de las ventas estaban limitadas a un radio de 50 km, ya que el líquido se deterioraba fácilmente y el precio de traslado y el peso eran elevados.

En el año 1909 ya existían latas para bebidas, pero éstas no eran aptas para las cervezas. Esto se debe a que las latas no soportaban la presión del gas carbonatado y explotaban. Pero en el año 1934 la Compañía Americana de Latas innovó y desarrolló una técnica que consistía en recubrir el interior de la lata, para que ésta no explotase sin que afectara al sabor, al igual que se hacía con los barriles. El cervecero Gottfried krueger se atrevió a experimentar con la primera cerveza enlatada, asumiendo que si la cerveza enlatada no tenía éxito, supondría el quiebre de la empresa.

primera cerveza en lata

La fecha oficial de la primera cerveza enlatada es el 24 de enero de 1935, día en que la cervecera Krueger´s puso a la venta este nuevo formato de cerveza al que todas las cerveceras temían. Supuso un éxito descomunal y al cabo de 6 meses la cervecera Krueger le compraba a la Compañía Americana de Latas un promedio de 180 mil latas diarias, lo cual provocó que otras 37 empresas cerveceras quisieran adoptar también este exitoso formato.

El consumo de cerveza en lata modificó por completo la industria cervecera, que dejó atrás los envases retornables y se sumergió en la desechabilidad, permitiendo ahorrar en costes y pudiendo transportar el producto de una forma más sencilla y con mayor capacidad de almacenaje.

La primera lata de 0,33L era plana por arriba y estaba hecha de un grueso acero, que había que abrir realizando un orificio con un abrelatas.

La lata continuó evolucionando y pasó a tener un "cuello" cerrado con una tapa tipo corona que emulaba a una botella, pero seguían estando fabricadas de hojalata, con una capacidad de 0,33 L y un peso de unos 100gr.

evolución de cerveza en lata

 


Desde esas latas al diseño que utilizamos actualmente pasaron casi 30 años. En el año 1963 Ermal Fraze inventó una tapa con una argolla integrada que permitía rajarla hasta arracarla dejando un orificio por el que salía la cerveza.

Actualmente las latas llevan una anilla integrada, que se queda pegada a ella. Al estar hechas de aluminio, pesan menos de 25 gr y permiten incluso ser recicladas después de su uso.

lata de cerveza con argolla                flecha          lata de cerveza con anilla

El mundo cervecero dispone cada día de avances más asombrosos, como la integración de capas interiores para aislar totalmente al líquido del aluminio y de esta forma proteger su sabor o cápsulas de CO2 que en el momento de abrir la lata se libera para darle un toque de sabor y que parezca recién salido del barril.

¿En lata o en botella?

El calor, la luz y el oxígeno son los tres elementos que pueden alterar el sabor de la cerveza, por ello es importante que tenga un envase que la proteja, aquí os dejamos las ventajas e inconvenientes de cada uno de estos formatos, ¿Cuál prefieres tú?.

  LATA BOTELLA
   LUZ          
  • El respaldo metálico impide el traspaso de los rayos ultravioletas.
  • El cristal permite el paso de los rayos ultravioletas, que genera una reacción química que puede degradar alguno de sus componentes. ( Cuanto más oscuro sea el cristal, mas protege la cerveza)
 SABOR      
  • Se le atribuye el llamado sabor a metal, pero en realidad es olor a metal que se identifica al beber directamente de la lata, por lo que se recomienda echarla en un vaso.
  • Algunas empresas embotellan con azúcar para que realice una segunda fermentación en botella.
 CALOR    
  • Se enfrían más rápido, pero también se calientan antes simplemente cogiéndola con la mano.
  • Cuesta más de enfriar, pero aguanta más tiempo fria.
 OXIGENO 
  • Cerrado herméticamente.
  • Su procedimiento de cerrado conserva mejor el sabor y carbonización de la cerveza.
 CONSERVACIÓN 
  • Más fácil de almacenar y aguanta más tiempo.
  • Frágil y aguanta menos tiempo que la cerveza enlatada.
PRECIO
  • Más barata.
  • Más cara.

 

 

  1. #1

    Abreunvinito

    Es importante lo que comentas de verter la lata en vaso para perder esa sensación metálica al beberla; aparte de que te pierdes la fase visual.
    También recomendable el verter la botella ya que te permite ganar en la espuma inicial y una fase visual completa.
    Saludos

  2. #2

    Alicia Millán

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Totalmente de acuerdo contigo, para mi una de las mejores sensaciones de la cerveza es el primer sorbo, con la sensación y sabor que te deja la espuma, que te abre paso a todo el sabor que viene después. Si bebes de la lata, te pierdes lo mejor!

  3. #3

    Charoj

    No hay día que no me sorprenda con algún dato en estos foros...
    Un saludo y gran resumen para los aprendices como yo.

  4. #4

    Lorensf2000

    Excelente reportaje y bien fundamentado, yo últimamente prefiero latas, vienen mejor conservadas, eso si siempre hay que limpiar la tapa y verter en vaso
    salut

Herramientas del blog


Sitios que sigo


Próximos Eventos Verema

Experiencia Verema Valencia

Viernes 19 y sábado 20 de febrero de 2016.

Anteriores Eventos

Wine Lovers Experience. Gastrónoma 2015

Sábado 14, domingo 15 y lunes 16 de noviembre de 2015

Experiencia Verema Barcelona

Lunes, 9 de noviembre de 2015.

Experiencia Verema Bilbao

Lunes, 26 de octubre de 2015.

Encuentro Foreros Verema Marco de Jerez

Viernes 9, sábado 10 y domingo 11 de octubre de 2015.

Pasión Manchuela

Lunes, 29 de junio de 2015.

Encuentro Foreros Verema Rioja

Viernes 19, sábado 20 y domingo 21 de junio de 2015.

Placer Bobal

Viernes, 12 de junio de 2015.

Experiencia Verema Madrid

Lunes, 25 de mayo de 2015.

Navarra Wine Experience

Lunes, 11 de mayo de 2015.

Experiencia Verema Málaga

Lunes, 27 de abril de 2015.

Experiencia Verema Mallorca

Lunes, 9 de marzo de 2015.

Experiencia Verema Valencia

Viernes 20 y sábado 21 de febrero de 2015.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar