Abreunvinito

Can Ràfols dels Caus, modernidad enterrada en el corazón del Penedés

En pleno Parque Natural del Garraf, en una de las zonas más hermosas de la D.O. Penedés, se levanta la bodega Can Ràfols dels Caus (www.canrafolsdelscaus.com). Saliendo de la AP7 en Vilafranca del Penedés y tomando la N-340 dirección Barcelona, llegas a Avinyonet del Penedés (la señal reza Avinyó Nou), justo en el semáforo que allí te encuentras, te desvías a la derecha por la BV-241, adentrándote en una carretera que cruza el Macizo del Garraf, de esas que hace las delicias de los moteros por sus interminables curvas, en la que a escasos 5 minutos encuentras a la izquierda la impresionante entrada a la bodega.

                                  

   Llegamos pues a la bodega sin conocer nada de la misma, y lo que más nos llamó la atención es que la tradición y la historia que se puede observar a simple vista, se transforma en modernidad y en un ejemplo de saber hacer en todas aquellas estancias que se ubican en el subsuelo.

   La Bodega se levanta sobre la originaria del siglo XVII, que obviamente ha quedado en desuso. Según nos explicaron, la casa se encuentra construida sobre una antigua posada de tiempos del Imperio Romano construida a orillas de una vía romana dirección a Barcino y, aunque nada hemos encontrado para poder verificar este punto, bien es cierto que la Vía Augusta la sitúan los historiadores transcurriendo por las cercanas poblaciones interiores de El Vendrell y Martorell, pasando por Vilafranca del Penedés, por lo que bien podría existir dicha vía en dirección a Barcino –Barcelona-.

   La parte “visible” nos muestra una gran casa, cuidada al detalle por dentro y por fuera, rodeada de olivos, con multitud de plantas aromáticas plantadas en sus accesos, esculturas modernas en perfecta sintonía con la construcción, y adyacente a la misma se encuentra la mencionada antigua bodega, muy pequeña, siendo un recuerdo de los orígenes puesto que no puede utilizarse actualmente. El interior de la casa muestra unas estancias perfectamente cuidadas; evocan la historia que sobre las mismas ha pasado.

                                 

   La mayor sorpresa llega en la parte “invisible” de la bodega. Tras una puerta de dos hojas de piedra maciza, cuyo peso conjunto nos informaron supera las 8 toneladas, y una apertura de la puerta digna de una película de suspense (tras darle al “botoncito”  se abren automáticamente en un lento movimiento de más de un minuto de duración) te encuentras con las estancias excavadas, es allí donde se encuentran la despalilladora, los tanques, las barricas…

                                

   En las paredes se han respetado, voluntaria o involuntariamente dado su tamaño, las grandes rocas que aparecieron en la excavación, lo que añadido a las altas columnas esparcidas por el lugar da la sensación de estar dentro de una catedral y tienes la impresión de ser muy pequeño dentro de algo muy grande, no te quedas indiferente.

                                        

   Llegados a la cata de vinos, realizada en la antigua cocina de la propia casa, pudimos catar hasta seis vinos de la bodega. El particular blanco El Rocallís, de la uva incrocio manzoni (cruce entre Pinot Blanco y Riesling), de los pocos, si no el único que existe en España de esta uva; el monovarietal Sumoll 2010, de la uva Sumoll que sólo se encuentra en esta zona del Penedés; la sorpresa, el Gran Caus Rosado 2013, 100% Merlot, delicioso, una auténtica golosina; el excelente 30 Aniversario Edición Especial de 2006, monovarietal de Cabernet Franc, un potente vino que fue el que más nos gustó; el que podríamos decir que es el típico de la bodega el Gran Caus Reserva 2005, de Cabernet Franc, Merlot y Carbenet Sauvignon; y el más flojo, a nuestro parecer, Terraprima, mezcla de Cabernet Franc, Garnacha y Syrah.

   En conclusión, una grata sorpresa poder visitar esta bodega en un entorno natural excelente. Recomedable.

abreuninito el mejor vino es el que se comparte

  1. #1

    Laura Dasí

    ¡Enhorabuena por artículo! Que maravilla de experiencia, y las fotos son preciosas. He de decir que la primera me ha sorprendido mucho, es como un "aviso" de lo que te puedes encontrar allí dentro.

    Pienso que es bastante complicado saber adaptar lo antiguo con lo moderno y la última tecnología sin alterar la esencia de la Bodega. Y cuando se consigue esa armonía, hay que saber reconocerlo y por lo que visto en el post, puedo decir que esta bodega la tiene.

    De todos los vinos que probaste ¿te llevaste alguno? El inconveniente que veo de algunos de estos vinos, es que usan uvas autóctonas en su mayoría o se están rescatando de su casi desaparición por lo que encontrarlos en el mercado es un poco complicado ¿No?

    Saludos,

    Laura

  2. #2

    AntonioJesus.AkatA

    Una bodega increíble, capaz de transportarte a otro tiempo a través de sus vinos. Gracias por el artículo.

  3. #3

    Abreunvinito

    en respuesta a Laura Dasí
    Ver mensaje de Laura Dasí

    Hola Laura, me alegro haberte transmitido lo que sentimos en la visita, lo mejor es que nos encontramos con la visita casi de casualidad, visitando amigos en la zona vimos la entrada señalizada desde la carretera y no íbamos a dejar escapar la ocasión.

    Y de la bodega nos llevamos un poco de todo para probarlos en compañía, pero si debo destacar alguno, me decanto por el Gran Caus Rosado un color muy bonito y un sabor muy bueno en el que nada se nota el alcohol. Respecto a tintos, pues el 30 Aniversario también excelente, quizás bastante subido de precio (31 euros) aunque al llevarnos varios finalmente hicieron rebaja. Respecto a encontrarlos en el mercado, he comprobado que el rosado sí está por las tiendas web al uso, y los demás he visto alguno.

    Saludos

  4. #4

    Abreunvinito

    en respuesta a AntonioJesus.AkatA
    Ver mensaje de AntonioJesus.AkatA

    Sí, se nota que ponen interés en la elaboración. Nos comentaron que producían 300.000 botellas entre todos sus vinos y la verdad es que espacio para más tienen de sobra. Saludos.

  5. #5

    Laura Dasí

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Es que eso es lo bonito, no lo tienes planeado, lo encuentras y la visitas. Te dejas llevar y al final del recorrido haces la cata y te llevas aquellos vinos que más te han gustado. Llegas a casa y (a mi parecer) te vuelves como un niño pequeño con zapatos nuevos, aparece la ilusión y el "quiero abrirlo ya". Y aunque compres otras botellas después, ese vino te va a recordar a aquella primera vez que pisaste esa Bodega, es una experiencia inolvidable.

    En cuanto a los vinos que me has mencionado, del Gran Craus Rosado he visto que el del 2013 ronda los 13 euros y el del 2012, 12 euros, la única duda que me surge es que no son de crianza entonces el del 2012 ¿Cómo estará?
    Yo estoy empezando en este mundo y los que más me llaman son los blancos y los rosados (los tintos se me resisten). He probado pocos pero de momento el que más me ha gustado es uno gallego, el Bago Amarelo. El último que probé fue Murri Blanco 2012 muy bueno también. De los rosados todavía no he encontrado ninguno que me enamore. Tomo nota del que mencionas.

    ¿Ya has abierto alguno? Ya nos contarás en la ficha de cata :)

    Saludos,

    Laura

  6. #6

    Imperial Vs72

    Buena visita y más que interesante cata; curioso que os pusieran esa rareza del especial 30 Aniversario... veo que fue el que más te gustó además

    Saludos

  7. #7

    Abreunvinito

    en respuesta a Laura Dasí
    Ver mensaje de Laura Dasí

    Te puedo comentar que precisamente nos comentaron en la bodega que el Gran Caus Rosado de 2013 había salido mucho mejor que el 2012 y estaban vendiendo y sacando a catas el 2013. No he probado el 2012 pero el 2013 no dejes de probarlo.

  8. #8

    Abreunvinito

    en respuesta a Imperial Vs72
    Ver mensaje de Imperial Vs72

    Pues la verdad es que cuando vimos que tenían este monovarietal de Cabernet-Franc pedimos probarlo expresamente por preferencia sobre esta uva de algunos de nosotros. Como curiosidad te contaré que nos confesaron que les visitan muchos rusos que se llevan mucho pinot noir y este ni lo prueban porque no les atrae la etiqueta...ellos se lo pierden.

  9. #9

    Laura Dasí

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Tiene muy buena relación calidad-precio por lo que veo...Aún no he encontrado El Rosado, ese que diga "es este" al diferencia de los blancos que ya tengo favoritos. Habrá que seguir indagando.

    Saludos,

    Laura

    P.D. Hasta que lo rusos sepan lo que se están perdiendo...Mientras los disfrutamos nosotros más ;)

  10. #10

    Elvinomasbarato

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Pues el 2014, lo acabo de probar en "Solo Rosados" y es otra maravilla...
    Genial el post, aunque con casi un año de atraso lo leo pero genial

  11. #12

    Karlvin

    en respuesta a Laura Dasí
    Ver mensaje de Laura Dasí

    No creas, precisamente la minoría de todas las variedades que utiliza esta bodega son autóctonas (xarelo, sumoll, garnacha tinta, macabeo, parellada)
    La mayoría son foraneas de la zona (tempranillo, merlot, cabernet franc, cabernet sauvignón, syrah, pinot noir, petit verdot, marselan, riesling, incrozzio manzoni, chenin blanc).

    No son difíciles de conseguir, tienen buena distribución en general, y a una mala siempre puedes contactar con la bodega directamente, sin problema.

  12. #13

    Karlvin

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    En efecto ese rosado de merlot 100% es una pequeña joya, y si, el 2013 está mucho mejor. De hecho, hay que estar atentos a la salida de todos sus vinos de la 2013(vienen muy fuertes), que será paulatina, dada las diferentes elaboraciones (jovenes, crianzas), ya que la filosofía de la bodega es darles mucho reposo en bodega a sus vinos antes de sacarlos al mercado. Por ejemplo en Gran Caus blanco 2012, están sacándolo ahora a la calle, y no tiene nada de crianza, pero es un vino que lo agradece al igual que la gran mayoría del resto de la bodega.
    Los grandes blancos de la casa, La Calma, El Rocallís, el Xarelo Pairal, son vinos que, de añadas como 2006, 2008, 2009, están ahora sublimes, con una expresión varietal y de terruño determinante, o el Caus Lubis del 98, el Parisad 2003, en mi opinión, son vinos que hablan por si solos, de respeto por su identidad, de carácter, con mucha personalidad.

    Veo que has tenido la gran suerte de probar el 30 aniversario, supongo que te refieres al Magnum?

Autor del blog

  • Abreunvinito

    el mejor vino es el que se comparte www.abreunvinito.es @abreunvinito

Envía tu consulta

Banner Destilados

Novedades de Verema

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia:

Rankia: Finanzas, Economía, Bolsa y Banca

Copyright © 2000 - 2017 Verema Interactiva S.L. Aviso legal - Política de cookies - Quienes somos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar