Santiago Ruiz 2012

Vino Santiago Ruiz 2012

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
7,6

Bodega: Santiago Ruiz
D.O./Zona: D.O. Rías Baixas
País: España
Tipo de vino: Blanco
Varietales: Albariño (70%), Loureiro (15%), Caiño Blanco (10%), Treixadura y Godello (5%)
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Macerado a la entrada en bodega, se prensa bajo presión controlada en prensa neumática. Tras la fermentación, se lleva a cabo una crianza sobre lías.

Varietales: Albariño (70%), Loureiro (15%), Caiño Blanco (10%), Treixadura y Godello (5%)

Consumo: Entre 10º y 11º

20 Opiniones de Santiago Ruiz

Color dorado con reflejos dorados. Este albariño tiene una nariz de buena intensidad donde aparecen notas tropicales, pera, un punto de fruta el almíbar, de lichis y flores blancas, jazmín... En boca tiene es fresco, con buena acidez y esos recuerdos de fruta tropical por retronasal y un punto amargoso largo.

Todo empezó cuando Isabel la hija mayor de Santiago dibujó en una servilleta el camino que los invitados a su boda debían seguir, de ahí a llevar la imprenta de tal acertado dibujo en su etiqueta. Continúa la evolución, un vino que demuestra el potencia de la varidad albariño, la docilidad de su acidez que permite una bonita evolución en el tiempo. Aromas de manzana fresca van tornando a manzana madura y toques ahumados, de inicio una pizca de miel que nos proporciona dulzura, unido a los aromas propios de su tipicidad como tilo y espino blanco. En boca sigue agarrándose al final de boca, mostrando su crecimiento, placentero, graso y con buen volumen. Seguimos su evolución.

  • Santiago Ruiz 2012

  • Santiago Ruiz 2012

  • Santiago Ruiz 2012

Amarillo pajizo con algún destello verdoso. Nariz expresiva, bastante intensa, con recuerdos a fruta blanca, matices vegetales, alguna nota vegetal y toques de hierbas aromáticas mediterráneas. En boca tiene, cierto carácter vegetal, buen ataque, con materia pero paso fluido, muy buena acidez y ligeros amargos. Largo y atractivo... Demasiado jovencito.... le vendrá bien algo de botella.

Amarillo pajizo muy pálido , nariz de lácteos y flores blancas, algo de piña. En boca es ligero, sedoso, entrada dulce, acidez muy buena y bien integrada, final con toques amargos y salados. Todo muy suave y muy bien integrado.

Dorado de cierta intensidad, con destellos más oscuros.

Toques de piña madura, herbáceo, dejes cítricos, flores secas de tipo blanco.

Paso de cuerpo medio, untuoso, intenso aunque con registros algo planos. Buena amplitud y ligeros amargos que le dotan de un final interesante. Esos toques marinos, tipo algas le dan un ligero plus. Acidez bien integrada pero sin derroches.

Vino encerrado en una botella de tipo bordelesa y vestido con una original etiqueta por la que que no transcurre el tiempo pese a los años. Correcto corcho.
A la vista se manifiesta de un color amarillo pájizo, limpio, brillante, sencilla lágrima que se desliza por la copa.
En nariz algo de fruta de hueso, blanca y cítricos en una intensidad media.
En boca presente acidez, retorna la fruta de la fase olfativa, correcto, sin más, paso de boca. Con una permanencia en boca de 2,00.
Recordaba este vino de la época de Santiago Ruiz. Hace 25 años visité la bodega y no es este vino de ahora el que conocí y compré en aquel momento. El vino es correcto, pero no tiene nada que ver con el que elaboraban Santiago Ruiz y su hija. Entonces era un vino de sobresaliente.

Vino blanco de la bodega Santiago Ruiz de la D.O. Rías Baixas, con una variedad de uva Albariño (70%), Loureira (15%), Treixadura (10%), Godello (5%), un vino equilibrado, color amarillo pajizo, aromas a fruta blanca, en boca fresca con un toque amargo, cítrico, acidez correcta, un vino armónico postgusto bastante persistente, se deja querer fácilmente, un gran albariño, un vino que durante la comida te pide más, se disfruta fácilmente, calidad/precio bastante correcto, un vino SOSEGADO

Sin duda y para mi gusto personal resulta el mejor Rías Baixas de la Subzona del Rosal.

En mi opinión los vinos de esta subzona de la DO al igual que ocurre con los de la subzona del Ribeira do Ulla resultan claramente más intensos y con unas notas de acidez más marcadas que el resto de Rías Baixas de otras subzonas como la del Salnes, si bien en este caso concreto, creo que han conseguido limitar muy adecuadamente esos efectos.

Nos encontramos ante un vino blanco a base de uva Albariña, Loureiro, Caiño Blanco, Treixadura y Godello de la Adega Santiago Ruiz.

A la vista en Copa nos encontramos un color amarillo pajizo muy intenso con ligeros toques verdosos, en nariz me resulta un vino intenso, con claras notas frutales y ciertos tonos marinos. En boca resulta un vino muy vivo, potente, claro, con una persistencia en boca clara y con una acidez muy limitada.

Ideal para aperitivo y en acompañamiento de Pescados, Mariscos, arroces e incluso y a modo muy personal también lo recomendaría para todo tipo de carnes ya que para mi tiene una intensidad más que lograda a pesar de carecer de crianza.

Aunque este no es su mejor exponente, ni tampoco el peor.

Un pajizo verdoso que en nariz es discreto, con manzana verde, heno y algas, y en boca es ligeramente graso, fresco pero cortito y moderado de carácter.

A la vista se presenta con un amarillo pajizo, con destellos de color verdoso, limpio y brillante y con una buena lágrima.

En la nariz se muestra con una media intensidad, con una mezcla de frutas y por encima del resto detalles de manzana, con otros detalles cítricos, mas detalles herbáceos, y con flores blancas.

Al paso por la boca, resulta con frescor, poca sensación de untuosidad, otra vez los detalles cítricos y una fase final de media longitud.

Me ha parecido un albariño que ha cumplido sin llamarme en demasía la atención. Todo con la porción de atenuación que se le puede aplicar, dado que esta uva no es de mis preferidas en cuanto a los vinos blancos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar