Ochoa crianza 2009

Vino Ochoa crianza 2009

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
7,9
Calidad-precio:
7,9

Bodega: Bodegas Ochoa
D.O./Zona: D.O. Navarra
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Varietales: Tempranillo
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Varietales: Tempranillo

66 Opiniones de Ochoa crianza

Aromas de media intendidad, destacando una fruta rojo poco madura, esta sensacion de falta de madurez se acentua con aromas verdes, no molestan pero descolocan en esta tempranillo.Por suerte acompañan las notas de crianza, con tostados de madera y vainillas.

En boca en primera instancia se nota una astringencia que espera suavizarse en botella, de nuevo fruta roja, alguna pincelada de balsamicos y retronasal agradable

Disfruté mucho de la cata de este Tempranillo Crianza de Ochoa.
La visual nos daba un rojo cereza evolucionado, que decía ser un 2009 o por ahí. Glicérico.
Nariz potente, con fuerte presencia de maderas, y al poco de abrirse daba tostados y torrefactos. Un punto balsámico asimismo.
En la boca había algo más de desequilibrio, ya que resultaba muy especiado. La madera había prestado mucho al vino, y éste ofrecía pimientas de todo tipo y una larga permanencia.
Pense que llevaba algo de garnacha hasta el final.

Visual: bonito color rojo picota de capa alta
Olfativa : fruta roja y negra , tostados , chocolate, notas balsámicas, notas herbáceas
Gustativa: paso medio, frescor , algo rugoso , buen retronasal
creo que ganará con algo de botella

Visual:
Buen corcho aunque me dejó partículas en suspensión.
Granate. Lágrima abundante. Capa media-profunda. Denso.

Olfativa:
Fruta roja no muy madura, licoroso, algo de bollería, vainilla y/o canela. Con el tiempo tiende a fruta más madura, notas de piel, y va desapareciendo el alcohol.

Gustativa:
Fresco, astringente, licoroso. Un poco verde. Mejorará en botella.

En nariz es expresivo desde el principio, muestra sus armas poco a poco por que evoluciona y cambia de cara. El primer toque es a fruta madura, confitura de frutos negros, da paso a un elegante aspecto tostado, caramelo de café blando, fondo balsámico, especies dulces y tierra húmeda. Resurge de nuevo la fruta en este caso en licor. Conforme evoluciona despliega un delicado toque ahumado y medicinal.

En boca es más fresco de lo que presagiaba en nariz, es puro placer, es frutal, carnoso, cierta cremosidad especiada de fruta golosa, entra con dulzor dejando espacio a un elegante amargo, que pronuncia y ensalza el equilibrio entre la madera y la fruta. No es muy largo pero no le resta personalidad, es más diría que invita al trago y a quedarte con el. Dejándolo en la copa, gana en complejidad, mascas el café, el azúcar quemado y por que no decirlo alguna sensación fresca y mentolada. El alcohol me parece que esta muy bien integrado y la acidez bien medida, el tanino no es rugoso, aunque vaticina futuro. Se mueve muy bien con la comida. Termina con una buena textura, muy grato, diría que reconfortante.

Color cereza oscuro con borde granate.
Aromas de mediana intensidad a frutos rojos con buena maduración, flores, frutos negros, vegetales prsentes y toques de maderas.
En boca es fresco y frutal, el paso de boca con buen equilibrio y estructura, los taninos suaves, el retronasal bastante bien, cierta complejidad, el final es largo y sobre todo tiene buena persistencia.
Un vino que esta bastante bien por los 7-10 € que cuesta.

Sorpresa en la cata ciega de verema:

Capa alta, rojo picota casi rubí, ribete morado brillante. Lagrima media. Herbáceo de inicio con matices afrutados (máxima confusión), que se estabiliza tras la segunda copa. Taninos equilibrados, acidez muy marcada.

Un vino que nos sorprende, más aun si sabemos la uva, puesto que esperamos un resultado distinto. Vino moderno, eléctrico al inicio, y equilibrado al final. Muy buena idea.

El precio aproximado es de 8.00-10.00€ (muy competitivo) "según se comenta por el entorno". Me recordó (por concepto de vino) a esos últimos descubrimientos de 94-Parker por 10€.....

PD: qué divertido puede ser una cata ciega, y como se aprende...

Mi primera impresión al metérmelo en nariz fue de un rioja, un crianza tipo, aunque luegos las sensaciones golosas me fueron a pensar en un coupage con garnacha.. ERRORRRR..
Cada día me gustan más las catas a ciegas, te das cuenta de lo poco que sabes jajaajj
Vamos con la cata.
Cereza con ribete granatoso capa media.
Nariz de media intensidad, ligeros cueros que desaparecen rápidamente,frutaas rojas maduras y licorosas, pastelería, vainillas tras oxigenación aparecen café y tostados.. no veo los balsámicos lo que si que aprecié son ligeras aristas alcohólicas.
En boca tiene un paso ligero pero con mucha carga frutal, tanino secante, creo que le falta botella para limar ese pequeño verdor, el vino va bien de acidez aunque lo veo un poco corto en recorrido.

Con alta capa, granate, guinda, limpio. El frescor o verdor que tiene confunde mucho, con notas de fruta roja que salía más bien al final, con barrica muy integrada, francesa y algo americano.
Pensaba que podía tener cabernet, merlot y alguna más, que al final resultaba ser la tempranillo al 100%.
Al principio se notaba mucho la astringencia, pero ahora está mucho mejor, ligero, buena retronasal a frutos rojos, acidez presente, marcada, y los taninos ya terminados.
Para salir al mercado ya
Me ha sorprendido el vino, por su espíritu cambiante y ligero

Pues eso, que de cabernet sauvignon nada de nada, aunque a muchos nos lo pareciera.
Cereza de capa alta con ribete granate. Brillante y de lagrima fluida que colorea bastante la copa.
Nariz intensa, láctea al principio, balsámica y avainillada después de agitar.
Afrutada y golosa potente fase gustativa. Baja acidez, taninos integrados, untuoso, glicérico, bastante largo y con un final algo astringente.
Me gustó bastante y su RCP también.
Acompañó muy bien a un buen solomillo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar