Barzen Eiswein 2004

Vino Barzen Eiswein 2004

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
9,3

Bodega: Weinhaus Barzen
D.O./Zona: Mosel
País: Alemania
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Varietales: Riesling
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Vendímia fria: Se dejan helar los racimos en la misma vid a temperaturas entre –6º y –8ºC, posteriormente se cosechan manualmente con sumo cuidado

Varietales: Riesling

4 Opiniones de Barzen Eiswein

De acuerdo a su página web, Weeinhaus Barzen, es una bodega familiar con 500 años de tradición vinícola. Los vinos proceden de viñedos situados en laderas abruptas, que requieren un cultivo casi exclusivamente manual.
Este caballero alemán de largo nombre (Weinhaus Barzen Reil/Mosel Riesling Eiswein 2004) o de largo nombre por ser alemán, resulta todo un himno. ¿Un himno a qué? Un himno al vino. Un himno a la riesling. Un himno a la región de Mosel. Un himno al eiswein. Un himno al dulzor revestido de la más pura elegancia. Un himno al vino de meditación que es en si una meditación. Un himno al vino de postre que ya es en sí un postre.
Amarillo pálido con destellos dorados. De grandísima finura en nariz, aromas florales, cítricos, melosos, minerales, todo lo cual no hace sino acentuar su complejidad desbordante. Si su estructura aromática combina ya elegante coquetería, en boca no desentona al inundar con su paso fresco y armonioso, mismo que remata con un final largo y señorial.
Cada adjetivo se lo ha ganado a pulso. Además se dice que es un vino que puede mejorar dentro de los siguientes 30 años, alcanzar su punto óptimo y mantenerse así por décadas.
Mejor que muchos sauternes de precios similares (35 a 40 euros) o incluso más elevados. El punto negativo acaso es la botella de 0,5 litros con agujero, pues se termina pronto, más pronto de lo deseado. Sic transit gloria mundi.

Sorprendente este eiswein, lo abrí porque teníamos un postre complicado a base de arandanos y una especie de sopa de toffe caliente y pensé que sería el vino mas adecuado, a pesar del temor de encontrarme con un vino cerradisimo. Pero no!
Amarillo bastante intenso y brillante.
En nariz, nada mas arbirlo y servirlo el vino se encontraba muy expresivo, cargando una buena dosis de hidrocarburos en primer plano. Sorprendente para un vino con solo 4 años. También nos enseña una segunda capa de fruta madura como albaricoques combinada con notas cítricas de cáscara de naranja y pomelo. Las flores hacen su aparición al rato otorgando mas profundiad a la nariz junto con alguna nota mielosa.
En boca es un disfrute. No se que azucar residual tendrá, pero el vino se bebe de maravilla, gran equilibrio con una acidez que le da mucha frescura en boca, equilibrio sería la palabra. Buen final ligeramente amargoso y mineral. No te cansas de él.
Se comportó muy bien con el postre, los arandanos de pantano de Tuija estaban muy ricos, con gran acidez y creo que el vino la aguantó bien (si no la superó).

Amarillo fuerte.
A las 2 h de abierto el aroma es de media intensidad da mosto, citricos finos, un poco de miel con un fondo mineral.
A las 24 horas el aroma ha aumentado de forma notable y está más definido, mandarina, pomelos, piel de naranja, Un poco de fósil.
En boca medio cuerpo, entrado y paso suaves, voluminoso, muy mieloso con recuerdos a fruta blanca de hueso. Postgusto mineral y cítrico. Muy satisfactorio.

En vista, color amarillo claro de brillo exagerado. Cerrado al principio, después cítricos, amielados y mucha fruta madura. Boca de cine, con acidez subida de tono y la dulzura integrada en ella. Largo, muy largo, y con recuerdos de cáscara de naranja confitada y fino mineral

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar