Barzen "Edition Alte Reben" Beerenauslese 2011

Vino Barzen "Edition Alte Reben" Beerenauslese 2011

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,2
Calidad-precio:
10,0

Bodega: Weinhaus Barzen
D.O./Zona: Mosel
País: Alemania
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 8,00%
Varietales: 100% Riesling
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Viñas viejas centenarias. Vendimia seleccionada baya a baya.

Varietales: 100% Riesling

3 Opiniones de Barzen "Edition Alte Reben" Beerenauslese

De color dorado intenso y cierta untuosidad.
Nariz de buena intensidad con aromas amielados, de membrillo fresco y dulce de membrillo, que realmente se parecen poco aromáticamente. Y es que este Beerenauslese tiene esas notas de fruta fresca y flores que se mezclan con las notas de compota de manzana, de orejones, pasas sultanas, melón francés, de fruta escarchada e incluso un punto de limón confitado.
En boca es donde encontramos su mayor virtud. Conseguir que una nariz exuberante en un vino dulce es relativamente fácil, pues la evolución ha hecho que asociemos el dulzor con el placer a fin de conseguir el máximo de calorías posibles. Pero al boca es otra cosa, y un exceso de dulzor no siempre es bien recibido. En este caso el equilibrio se percibe desde el primer momento, con una acidez cortante, una especie de navaja que corta el tejido grueso y pesado de las sensaciones amieladas, de cera de abeja, de fruta sobremadura... Esta acidez perfecta equilibra el conjunto, le da sentido y hace que bebamos un verdadero néctar. Además tiene una punto ligeramente amargo que lo dota de seriedad, lo hace mejor vino, dejando una sensación final más fina, untuosa y refrescante.

Me queda alguna botella más, por lo menos dos, y pienso guardarlas y envejecerlas un poco más.

Color dorado intenso con algún tono limón en ribete.
Nariz plena de frutos secos (almendras, uvas pasas, nueces...), cítricos verdes (mandarinas, limones...), minerales y metálicos de conserva. Flores de almendro.
Boca de entrada fresca a la par que untuosa a su paso. Acidez de buen carácter, paso fácil y final fino.

La nariz esconde mucho más, hay que dejarlo expresarse. La espera será buena, tanto en copa como en botella.

Y llegados al final de la cata, nos recibe el "Top One" de la gama. La Cápsula Dorada del Cepas Viejas de Barzen.
Aquí desde luego, uno ya tiene que sentir por donde van decididamente las líneas maestras de este blanco dulce: embriagador, envolvente, contundente en su expresión gustativa. Un vino con una vida larguísima. Tan inversamente proporcional como su producción. Limitadísima.

El color es muy bonito: amarillo dorado en el cristal de la copa.
En la fase olfativa aparecen en primer término unas claras sensaciones de tierra húmeda y hongos que la oxigenación hará desaparecer al tiempo.
Después, las notas de fruta dulce escarchada; de miel, orejones, pasa blanca y algunas cosillas más...fruta blanca de hueso muy dulce.
En boca, obviamente el dominio del dulzor es evidente. Notas almibaradas (melocotón, tal vez albaricoque); zumo de melocotón...Denso, untoso; muy largo y muy persistente al final.
Debo reconocer que es un Riesling creado para impresionar y apasionar. Pero en mi caso, y dado que mi paladar está demasiado acomodado y poco receptivo a los dulces, me quedo con el "Alte Reben" normal, que tampoco es moco de pavo.

Eso sí, "al César lo que es del César", y se reconoce este blanco como un Riesling de culto; para beberlo si uno quiere...o para disfrutarlo en 5, 10 o 15 años.
Nacido para ser eterno en el tiempo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar