Martelo 2014

Vino Martelo 2014

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,9
Calidad-precio:
8,2

Bodega: Torre de Oña
D.O./Zona: Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 95% Tempranillo y 5% Mazuelo, Garnacha e incluso Viura, representando el coupage tradicional en la propia viña
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Las uvas se recolectaron en cajas de 20 kg y, en bodega, permanecieron en plataformas refrigeradas hasta alcanzar los 4ºC. Tras su despalillado y estrujado, se encubaron durante 9 días a una temperatura inferior a 10ºC, realizando una maceración prefermentativa en frío que resaltó las características de la uva. Tras la fermentación alcohólica, el 100% completó la fermentación maloláctica durante 96 días en barrica de roble americano y francés nuevo, con batonnage semanal. Su crianza fue de 24 meses en barricas de roble americano (80%) y francés (20%) con cuatro trasiegas por el método tradicional. Se embotelló en julio de 2017.

Varietales: 95% Tempranillo y 5% Mazuelo, Garnacha e incluso Viura, representando el coupage tradicional en la propia viña

9 Opiniones de Martelo

De color rubí con ribete granatoso, limpio y brillante.

En nariz buen equilibrio, frutillos del bosque, notas especiadas, tostados, ahumados y recuerdos minerales.

En boca tiene buen ataque, muy buena integración de la crianza, buen peso, estructurado y largo. 

 

Pues eso, que iba a comprar la añada 2012 y cogiendo una botella, no me fijé que era la 2014 y me di cuenta al descorcharlo... Pero hay que decir que es un vino potente, con chicha y que la botella le va a sentar de maravilla.

En nariz, me dieron unas notas vegetales y de fruta con un punto crujiente aún que me hiceron sospechar. Entonces, miré la etiqueta y me dije "si es que hay que mirar bien...". Seguimos husmeando en la copa y encontramos flores, maderas finas, especias picantes, matorral, suave fruta en licor, tierra húmeda, notas minerales y de regaliz, cacao negro, suave vainilla, clavo, laurel, mina de lápiz, ahumados... Bufff, es intensa, potente y larga.

La boca tiene un tanino un pelín áspero con una astringencia marcada (no es una exageración, pero se nota). La fruta esta madura, con ese punto verde y de madera que se unen al tanino y le dan ese toque "verde". Especias picantes, finas y cremosas notas lácteas y de vainilla que sirven de contrapunto y le dan un toque muy agradable. La mineralidad se va abriendo paso, junto con las notas de matorral, ahumados, ese terruño y flores, cacao, clavo, notas licorosas dulces y una excelente acidez. Tiene una estructura buenísima, que hará que se redondee en botella y gane muchos enteros.

Es un vinazo, que está ya bueno, pero es que puede dar mucho más de sí.

NOTA DE CATA:

  • Vista: De color cereza oscuro y ribete granate, limpio y brillante, de capa media-alta y lágrima densa.
  • Nariz: Más sutil que intenso, franco, fino, equilibrado, con armonía entre fruta y aromas de la crianza. La fruta (roja y negra) es muy madura y la acompañan recuerdos cremosos, lácticos, cacao, café y balsámicos.
  • Boca: Desde el primer contacto se muestra rico y sabroso, con amplitud y estructura, con la fuerza justa para dar consistencia noble a su paso, la fruta aún presente, taninos redondos, estupenda acidez y con final agradable y de buena largura.

En resumen, Martelo es un vino de Rioja especial, diferente de los elaborados en la bodega Rioja Alta; lo que se aprecia ya en su perfil aromático, influenciado por la participación en su crianza del roble francés; pero sobre todo en sus sensaciones en boca, donde se manifiesta noble, sabroso, de buena intensidad pero sin arrogancia y muy fresco.

  • Copa y etiqueta

Color rojo cereza picota de capa media-alta, ribete granatoso, brillante. 

Nariz de buena intensidad, fruta roja madura y fruta del bosque, especias dulces, notas herbáceas acompañadas por sutil floralidad sobre un fondo de suave cedro. 

En boca es fresco, sabroso, fruta roja, taninos dulces, especiado, final de recuerdos herbáceos con presencia de balsámicos con buena persistencia. 

Capa media, densa lágrima, matiz granate, tinta muy ligeramente la copa.

Nariz de intensidad media, notas de cereza, café licor, balsámicos, cítricos dulces, fruta madura y frescura al tiempo. Torrefactos y caja de puros.

En boca destaca por su sabor y amplitud, frescura a raudales, complejidad, entrada suave y paso medio-largo con final largo

Garnet, medium to full bodied, long slow legs, showing a touch of age?

Quite soft on the nose, soft red and black berry fruits, fresh with nice notes of coffee cream.

So much more in the mouth though. Very full, nice fruit with black chocolate, coffee cream, seductive, round, and a long satisfying finish. 

Rojo granate de capa media-alta y lágrimas tan finas como densas.

Le damos tiempo, se muestra concentrado y de un aspecto frutal maduro, compota y mermelada de arándanos, moras y endrinas. Tramado con las especias dulces y picantes junto a un café licoroso. 

En boca es fresco, sorprende dentro del marco del dulzor y de la fruta licorosa. Saboreas el café, el punto torrefacto, paso sedoso con un tanino tierno que además gracias también a una acidez explosiva y jugosa lo hace facil de beber y de entender. Sin embargo es un vino con evolución, se torna sereno y grande, largo y placentero, incluso marca el terruño y la autenticidad. 

De color rojo granate con destellos rubí.

Nariz de buena intensidad tras aireación, fruta negra, especias dulces, tostados y recuerdos florales. También sensaciones balsámicas.

En boca tiene buena entrada, amplio, estructurado, buena acidez, taninos vivos bien pulidos, elegante en un paso de buen equilibrio y final persistente. Retrogusto de frutas y especias.

Muy rico.

En la segunda añada de este nuevo vino su enólogo, Julio Sáenz, va afinando esta nueva apuesta de Torre de Oña por transformar este Martelo en un gran referente de la Rioja Alavesa.

A la vista se muestra con un atractivo color rojo rubí con tonalidades granate, capa medio-alta, limpio y brillante. En nariz es bastante complejo si bien domina la carga frutal -cereza, arándanos, frutillos del bosque- entremezclada con las notas especiadas típicas de la crianza en barrica de roble -vainilla, clavo, café, chocolate negro-, un punto floral -violetas- y bastante balsámico. En boca mi sensación es que esta añada gana en estrucutura a la 2012 anterior, si bien el paso ya es bastante amable y sin astrigencias, con los taninos bastante pulidos y un punto de frescura final muy agradable. Largo y con un postgusto especiado. Muy bueno.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar