Guímaro 2015
Vino Guímaro 2015
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
13,00%
Varietales:
85% mencía, 15% brancellao, sousón, caiño, merenzao, mouratón y garnacha
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.53
/
93
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,6
Opiniones de Guímaro
OPINIONES
6

A la vista tiene color rojo frambuesa con capa media.
La nariz en inicio es muy golosa, con notas de caramelo de feria y sirope de fresa. Con oxigenación aparece un punto salino, pulpa de uva blanca y pinceladas lácteas sobre un fondo sutilmente ahumado.
En boca destaca la fruta roja en un conjunto rico y sabroso, con buena acidez, persistencia media y amplitud.

De color picota, ribete violáceo, limpio y brillante.

Tardó en abrirse, pero cuando lo hizo aparecieron notas de flores secas, fruta negra golosa como moras negras, notas lácticas y fondo balsámico.

En boca es amplio, con buena acidez, fresco y goloso, fruta roja acida como la frambuesa, fresas y fruta negra como bayas y moras, notas de violetas, mineralidad con notas de granito y pizarra, notas ahumadas y un amargor final muy interesante que junto a la frescura aportada por la acidez invita a dar otro trago.

Un vino muy agradable y con una gran RCP, para repetir.

El vino Guímaro 2015 tiene color rojo picota ligeramente rosado, no muy tupido.
En un principio es como un caramelo de solano, con su fruta golosa y sus lácteos. Gana mucho con aireación y temperatura apareciendo uva blanca de mesa, un punto salino y fruta negra compotada.
En boca tiene mucha fruta roja, es amplio y tiene buena acidez. Es franco y directo, joven, fresco y rico, y mantiene cierta persistencia.

Visual:

Picota con ribete violáceo. Limpio y brillante.

Olfativa:

En primer instante salen lácteos, caramelo duro y sirope de fresa. Mueves la copa y sale fruta roja, uva de mesa, vegetal y la fruta va pasando a negra madura. Bastante goloso.

Gustativa:

En boca es fresco, metálico y tiene muchos frutillos rojos. Poca acidez y sin persistencia. Se deja en copa y a los 30 minutos se muestra más sutil y placentero. Ya es otra cosa...

Hay en la copa una rica fruta roja bien madura y golosa, recuerda a un caramelo de cerezas , todo sin empalagos. Hay frescura en el entorno y un fondo ahumado amable, se sienten el raspón lignificado, moras, el vino va girando y cambia hacia un fondo más seco y serio, con estructura se diferencia del dulzor inicial, ganando en entidad frutal negra.

En boca entra con amabilidad y gratitud, es fresco, entra y sale, marca y calienta, al inicio parece de un cierto paso ligero pero va llenando poco a poco la boca de contenido frutal, donde ahora se aprecia la ciruela negra además de las percibidas en nariz, toque herbal fresco y rica acidez. Conforme le das tiempo el vino crece en la boca la llena y se saborea es jugoso y tierno. Un poco más de tiempo no le vendrá mal.

Color rojo picota con ribete violáceo.
La nariz tiene un aire goloso de fruta negra madura, moras muy presentes, recuerdos lácteos y fondo mineral de pizarras.
En boca tiene buena entrada, buena acidez, tanino maduro, con paso elegante, estructurado y de cuerpo medio. Final de buena longitud cargado de mineralidad.
Para repetir muchas veces.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar